Liberty 750×184

Lotus Elan +2, atornillado al asfalto

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

¿Aburguesamiento?

Muchos fueron los meses, incluso años que estuvo escudriñando el mercado; finalmente vio una oportunidad en Ginebra, Suiza, a un precio razonable para el magnífico estado que tenía, y es que los Suizos en general cuidan bastante de sus clásicos. El coche había sido mimado por un coleccionista y lo seguiría siendo en su retiro Español por otro aficionado. Así las cosas, se lo trajo rodando hasta casa…

Partiendo de la base original de dos plazas, el modelo fue evolucionado hasta el punto de crearse versiones con techo rígido o con Hard Top. El cuadro de mandos se hizo más lujoso, siendo ya de madera y con guantera desde 1964; dos años después se alumbró la versión SE, más exclusiva, con propulsor de 116 CV y servo-asistencia para los 4 frenos de disco, entre otros.

Pronto, Lotus escucha a los pilotos con niños y crea el +2. Para ello alarga el Elan inicial 500 mm, quedando ahora la longitud total del vehículo en 4,29 m frente a los 3,68 del dos plazas. De esta forma se consigue aumentar la habitabilidad, incluso hasta el punto de introducir dos asientos traseros que por cierto son mas amplios que por ejemplo los de un 911. El pequeño de la casa inglesa se convierte así en un genuino 2+2.

En general, del Elan se fabricaron cerca de 15.000 unidades. Del +2 no se sabe a ciencia cierta cuantas se produjeron, pero diversas fuentes afirman que fueron unas 5.000; esta cifra incluye varias series especiales, siendo la más mítica la JPS -John Player Special- con mecánica de 130 CV y colores especiales negro con techo y líneas laterales doradas, una variante con la que se conmemoraron las 50 primeras victorias de Lotus en Grandes Premios.

Los Elan se continuarán evolucionando hasta 1974, año en que cesa oficialmente la producción. Así, nuestra unidad de 1973 cuenta con aditamentos tales como caja de cambios de 5 velocidades, elevalunas eléctricos o motor potenciado hasta los 130 CV.

Placeres revirados, y gallegos

Los que me conocen saben que es más frecuente verme en los pruebas de regularidad como navegante, y esta no es una excepción: Participamos en el Rally Rías Baixas en la categoría sin instrumentos de medida. Susurros al volante y yo navegando, aunque en algún tramo de enlace tomo el relevo a mi compañero. Los rallies gallegos son realmente entretenidos, muy complicados para los navegantes pero terriblemente divertidos para los conductores, que llevan sus monturas por sinuosas y retorcidas carreteras.

En este tipo de carreteras se puso de manifiesto la gran rigidez de nuestro chasis, a la vez que la depurada amortiguación que nos permitió continuar avanzando en zonas de muy baja adherencia. El trazado incluía una sorpresa, un tramo de dos vueltas en un circuito, que por supuesto fueron aprovechadas por Susurros para exprimir al inglés y demostrarme lo sencillo que es llevarlo al máximo, marcándose incluso unas exquisitas cruzadas en varias curvas.

Simplemente diré que se conduce de libro… Solo tienes que frenar para no pasarte de largo y luego modular la derrapada con el pedal derecho y el volante, acurrucado en un interior racing y con ese rugido espectacular del motor entre las 4-6.500 Rpm.

Prueba Lotus Elan +2

Una opípara cena, con los mejores mariscos gallegos fue el colofón de este rally, mientras el Lotus descansaba expuesto en el parque cerrado. Como no podía ser de otra forma, quedamos campeones de nuestra categoría (¡!)… pero sobre todo disfrutamos de lo lindo de una excepcional montura.

Todo lo narrado ocurrió hace un par de años; hoy lo rememoro con «Susurros» mientras nos tomamos unas cocacolas con el Elan de fondo. Mi hijo, que nos ha acompañado en el asiento trasero, juega en unos columpios cercanos. Sin duda es un coche que tendría en mi garaje; de hecho, se que mi amigo lleva una temporada planteándose venderlo…

Para mí es un coche que está al nivel de prestaciones de un buen 911 Pre73, pero su precio, de momento, se mantiene mas bajo, mucho más bajo, muchiiiisimo mas bajo que el de su colega alemán. Es una cosa que no termino de entender, porque es tan exclusivo o mas que el Porsche y además más barato de mantener… Saquen ustedes sus conclusiones, mi hijo a sus 4 años ya las ha sacado: “Papa comprate el Lotus”.

 

Catawiki 750

1 Comentario

  1. Dic 5, 2014 en 17:05 — Responder

    Da ganas de buscar uno y comprarlo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Auto Retro Barcelona 2014

Post siguiente:

Colección Baillon, ¿El Descubrimiento del Siglo?