Retromovil Cabecera 3
ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Cine»Ford Contra Ferrari en las 24 Horas de Le Mans: Próximamente, Película

Ford Contra Ferrari en las 24 Horas de Le Mans: Próximamente, Película

La historia del deporte del automóvil tiene rivalidades de cine. Y al fin una de las más afamadas parece que va a ser llevada a la gran pantalla: Estamos hablando del asalto de Ford a los cielos de Le Mans durante los 60...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

La calurosa noche africana contempló en 1974 uno de los mayores combates de la historia: contra todo pronóstico, el en horas bajas Muhammad Alí disputaba el Título Mundial de los Pesos Pesados a un joven y demoledor George Foreman. Aquel “Rumble in the Jungle” alzó hasta los altares de la épica la leyenda de un Alí tocado por la mano de la inspiración. Contra todo pronóstico, contra toda logica, “The Greatest” imponía nuevamente su ley en el ring.

A Eddy Merckx lo llamaban “El Caníbal”. Cuando se encontraba fuerte atacaba, cuando estaba cansado pocos eran los que osaban atacarlo. Sus piernas eran tan implacables como su desmedida sed de victoria. No pasaba ni una. Sin embargo todo esto no achantó a un osado moreno de Cuenca. Luis Ocaña lo atacó sistemáticamente en las montañas hasta experimentar una terrible caída. Merckx se había sentido realmente intimidado, y aunque ganó lo hizo sabiendo que su victoria era más producto de la suerte que de su fuerza.

Y así… Podríamos seguir con muchas más historias. Historias de rivalidades al límite donde, cuales Moby Dick y Capitán Ahab, multitud de equipos y deportistas se han dejado la piel en enfrentamientos insospechados donde el orgullo y la venganza movieron inmensos engranajes de técnica y estrategia. Si de esto hay un ejemplo en el mundo de las carreras de resistencia ése es el pulso que una despechada Ford echó a la serenísima Ferrari en 1966. Dentro de poco podremos verlo en el cine…

DE COPLAS, ABOGADOS Y MOTORES A UNA PELÍCULA

La verdad es que lo ocurrido entre Ford y Ferrari a mediados de los 60 parece la típica historia de amor despechado capaz de inspirar alguna de esas tonadillas populares tan castizas como desgarradoras. Sí, de esas que siempre acaban con navajas, sangre y polvo en el ruedo. Muy lorquiano. Y es que al fin y al cabo Ford intentó hacerse con el control de Ferrari durante los 60; para camelar a Enzo Ferrari -seguimos con la jerga castiza- el gigante americano contaba con no pocas razones financieras.

El día del cortejo final fue en Maranello, cuando Henry Ford II se presentó rodeado de un séquito personal de abogados con la intención de adquirir el orgullo de los italianos. Aparentemente todo iba bien, pero hubo una clausula que enfureció sobremanera a “Il Commendatore”, haciendo que éste le diera calabazas al que a partir de ahora pasaría a ser su denostado amante.

La clausula en concreto contemplaba que la división deportiva de Ferrari caería bajo el completo control de una Ford deseosa de entrar por la puerta grande en el mundo de las carreras europeas. De vuelta a casa, vapuleado y rechazado, el orgulloso americano juró ganar a Ferrari en uno de sus grandes baluartes: las 24 Horas de Le Mans. Y además hacerlo de una forma apabullante. Así, con el despecho por bandera y gracias a su filial británica, nacía el arma de la venganza: el Ford GT40.

Teniendo en cuenta que Ferrari llevaba desde 1960 ganando indiscutiblemente seis ediciones de la prueba… El reto no era nada fácil. Sin embargo, y a base de un apabullante equipo técnico y humano pagado “a la americana” -con mucho talonario de por medio-, y a la pericia de los ingenieros de Lola, Ford llevó en 1966 a los tres primeros puestos de las 24 Horas de Le Mans sus tres GT40 participantes, reinando en el trazado francés durante las tres siguientes ocasiones y apartando de la prueba a una Scudería Ferrari que nunca más la ha vuelto a ganar. Un drama coplero que ni en las tabernas de Triana se recuerda…

FERRARI, FORD Y LE MANS: EL DRAMA ESTÁ SERVIDO

Como ves, esta historia tiene todo lo necesario para que un buen guionista se emplee a fondo en lo que promete convertirse en una gran película. De hecho -y si todo va bien- esto ocurrirá en el 2020 cuando al fin se estrene un film que dentro de muy poco empezará a rodarse poniendo en celuloide estos ingredientes. No en vano la idea viene circulando por Hollywood desde que en el 2013 la Warner compró los derechos del libro Go Like Hell: Ford, Ferrari and their Battle for Speed and Glory at Le Mans a fin de llevar esta lucha de titanes a la gran pantalla.

Finalmente el libro va a inspirar una serie de la que aún no se ha revelado la productora, mientras que de la dirección de la película se está ocupando James Mangold, uno de esos directores que realizan sin perder la dignidad taquillazos de acción como Logan y de vez en cuando te dan una alegrías como el biopic de Johnny Cash Walk the Line.

Por fortuna el papel de Carrol Shelby será intepretado finalmente por Matt Damon, y no por el histríonico Tom Cruise. En suma, pinta bien. Al menos tiene material para un excelente guión y escenas llenas de acción al volante con la posibilidad de envolver al espectador en un seductor y enloquecido sonido de motores al galope. Y eso… ¡Eso ya es mucho para los que somos unos amantes de la gasolina!

PD1: hasta el 2020 puedes calmar la espera viendo -o volviendo a ver- la bien conseguida Rush, donde la rivalidad entre Niki Lauda y James Hunt alimenta una entretenida cinta con estupendas escenas de pilotaje, excelente ambientación y otra buena actuación del hispano-alemán Daniel Brühl.

PD2: si al igual que con los coches, en el cine te va lo clásico… Nunca dejaremos de recomendarte Le Mans de Steve McQueen. Una de esas películas donde el resultado es tan interesante como el proceso. Un vibrante metraje -por muchos incomprendido e infravalorado- del encantador y singular señor que dentro y fuera de las películas era Steve McQueen.

Catawiki 750
Post anterior:

Seis Maseratis Cargados De Historia

Post siguiente:

Barn Find: Fiat Balilla Berlinetta Aerodinámica