Liberty 750×184

Película de Amelia Island

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Desde sus dos últimas ediciones Justin Lapriore viene realizando una pequeña película resumen del Concurso de Elegancia de la Isla de Amelia, celebrado en Florida. En mi opinión, la del año pasado no fue gran cosa, aunque mostrara la mayor caravana de Ferrari 250 GTO’s que he visto en mi vida; pero la de éste sí que merece la pena. Sin ser impresionante, se deja ver bien, mientras nos va enseñando Ford GT40’s y Porsche 911’s a tutiplén (con motivo de sus respectivos aniversarios), Lamborghinis, Ferraris, Duesenbergs o Chevrolet Corvette’s. También sale alguna que otra moto, aunque de una manera testimonial.

Es el tipo de «material» que desde hace casi veinte años puede encontrarse en el probablemente sea, junto con el certamen de Pebble Beach (California), el mejor concurso de elegancia de Estados Unidos. Se celebra los segundos fines de semana de marzo y, según sus organizadores, se trata de un evento sin ánimo de lucro con una importante vocación social, ya que destina parte de lo recaudado a diversas organizaciones de caridad. Respecto a su programa, aunque la actividad principal sea reunir y «juzgar» a 300 de los mejores coches de la Historia, también acoge charlas y seminarios, subastas, automobilia y moda de época.

Desde luego, si vivís cerca o tenéis la suerte de viajar a Florida en las fechas señaladas, es algo para no perderse. ¿Cuánto valdrá la entrada a una de las mejores exposiciones al aire libre de vehículos antiguos del mundo? El lunes lo preguntaré sin falta.

Por último, una pequeña nota con sabor nacional: El ganador de la edición de este año en la clase de automóviles deportivos y gran turismo de 1958 a 1962 fue una berlineta Pegaso Z-103 carrozada por Touring (Foto: Rashba.com)
Por último, una escueta nota con sabor nacional: El ganador de la edición de este año en la clase de automóviles
deportivos y gran turismo de 1958 a 1962 fue una berlineta Pegaso Z-103 carrozada por Touring (Foto: Rashba.com)
 

Valora esta noticia y ¡Comenta!

Catawiki 750

3 Comentarios

  1. May 4, 2013 en 16:36 — Responder

    Peeble Beach tiene algo más de solera que Amelia Island, pero ya sabemos de antemano como son este tipo de eventos al otro lado del charco: muy «americanos»

    Restauraciones tan perfectas que rozan incluso la pérdida de la propia originalidad, artificialidad en la organización del evento en sí, americanos de pro con bellas damas en pamelas incrustadas, y todo muy «Charity Event»…

    Yo prefiero Villa d’Este. Más bucólico, más retro, mucho más «italian style»
    Y la localización (Lago de Como) no tiene nada que envidiar a esos artificiales campos de golf.

    Un saludo.

    • Javier Romagosa
      May 4, 2013 en 19:14 — Responder

      Muy buenas pavofrío. En primer lugar, es un placer leerte por estos lares.

      Es interesante lo que dices acerca de la originalidad: verlos tan «nuevos» da un poco de grima, y uno se pregunta si no se habrán pasado con la pulidora. Sin embargo, en un concurso a lo que más importancia debe darse es a la fidelidad a la originalidad del vehículo…

      ¿Fallan los americanos en esto? No lo creo, aunque como bien dices puede ser que por poco.

      Sea como sea, en lo que sí estoy completamente de acuerdo contigo es en que la ambientación del Lago de Como les queda mucho mejor a estas joyas que la isla.

  2. Antonio Silva
    May 7, 2013 en 8:42 — Responder

    Me gusta bastante el planteamiento del Amelia, el Europeo de Villa del Este , tiene más sabor «Clasico»…

    Pero a los americanos no hay que decirles nada en pro de la originalidad, ellos conservan sus monturas , cuando pueden en estado original, y si no les hacen trabajos de restauración, increibles. Ciertamente son de tal calidad que con frecuencia son mejores que recien fabricadas. Pero no nos engañemos, en Europa pasa lo mismo, solo hace falta darse una vuelta por Essen ó Paris, y ver esos Horch restaurados mejor que nuevos , ó esos Pagodas ó SL totalmente reconstruidos y «mejorados».

    El Amelia, creo que junto con Hersey, Peble Beach, Villa del Este y Essen, son lugares de obligado peregrinaje, si el tiempo y la economia te lo permiten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Carácter Español

Post siguiente:

Reportaje TVE: Historias en el retrovisor