ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Exposiciones»Muestra Pegaso En Autoworld Bruselas: Rescatando Memoria

Muestra Pegaso En Autoworld Bruselas: Rescatando Memoria

Incluso entre los aficionados españoles muchas veces existe la sorpresa al descubrir cómo Pegaso desarrolló en los 50 uno de los GT más tremendos de la época. Por ello muestras como la que el museo belga Autoworld ofrece estos días son necesarias a fin de rescatar la memoria de una marca llena de historias asombrosas. ¡Y tampoco se olvida de los camiones!

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

FOTOS EXPOSICIÓN “FORGOTTEN BRAND PEGASO“: RR.SS AUTOWORLD BRUSELAS

Aunque a día de hoy pueda parecer surrealista, Bruselas perteneció a los territorios de la Monarquía Hispana durante unos dos siglos; hasta que en 1713 -y en virtud al Tratado de Utrech- ésta pasaba a manos austriacas a la par que los británicos adquirían el estratégico peñón de Gibraltar. No obstante, la presencia de la administración española nunca fue plato de buen gusto para el comerciante pueblo belga; tan dificultosa fue la obstinada y suicida posesión de aquellos territorios hostiles que la expresión “poner una pica en Flandes” se acuñó como sinónimo de una hazaña lograda aún contra toda probabilidad.

Pues bien, siglos más tarde parece que uno de los hitos industriales de nuestro país ha conseguido “poner una pica en Flandes” logrando el reconocimiento de uno de los principales museos de la automoción europea. Hablamos de la exposición “Forgotten Brand Pegaso” organizada en el museo Autoworld de Bruselas con una selección de bólidos Z-102 de la marca española. Gracias a la buena disposición de los propietarios y al tesón y trabajo de Mario Laguna, es posible recrearse con esta muestra de la marca del caballo alado que durará hasta el próximo 9 de diciembre de este 2018.

Con hasta 13 ejemplares de Pegaso Z-102 -una reunión nada desdeñable teniendo en cuenta que sólo se conservan alrededor de 75- y un mítico camión modelo Comet esta exposición temporal rescata para el público la memoria de una marca que, aunque de primeras se asocia a la fabricación de vehículos industriales, también fue capaz de construir uno de los GT más vigorosos de los 50 gracias al empuje y conocimiento de Wifredo Ricart. Quizá una cosa fuese de la mano de la otra, al constituir la aventura de los pegasines la mejor escuela para enseñar procedimientos de precisión a los operarios que construían los camiones y autobuses.

pegaso expo autoworld bruselas

Y todo esto en el marco de una impresionante sala de exposiciones ubicada en uno de los puntos clave de la capital belga -el Parque del Cincuentenario- junto al Museo de Bellas Artes, el de la Aviación y el del Ejército. Vamos a recorrer lo que Autoworld ha preparado para celebrar la historia de esta “marca olvidada”

ALGUNOS DE LOS PEGASO Z-102 MÁS ICÓNICOS

Si hay un coche que puede hacer las delicias de todos aquellos periodistas y aficionados con gusto por las rarezas y el rebuscar entre archivos las andanzas y modificaciones de cada número de chasis, ése es el Pegaso Z-102. El deportivo español acumula casi tantas versiones estéticas y mecánicas como ejemplares fabricados. Seguir la pista a muchas de sus unidades es todo un reto para genealogistas del motor en el que juegas con el despiste producido por modelos que pasaron de ser coupé a cabriolet, cambiado su color original o recibido sustanciales modificaciones, entre otras variaciones.

Trece Pegasos juntos no resultan para nada repetitivos, pues poco se parecen exteriormente una versión cabrio carrozada por Serra con el coupé vestido por la propia ENASA. En esta muestra destaca especialmente el Thrill diseñado por la milanesa Touring; colocado en un lugar aparte para ser admirado en redondo por el visitante, la historia de esta futurista unidad es una de las más apasionantes de todos los Z-102, ya que fue ideada por ENASA para ser precisamente un automóvil de exposición, pergeñado para brillar en los grandes salones internacionales.

Aparte del Thrill, la muestra Pegaso Z-102 de Autoworld cuenta con un Spider Pedralbes; para nosotros una de las mejores cualidades de esta muestra, ya que nos recuerda el intento que el propio Ricart liderase por hacer del Z-102 un GT con tanto éxito entre los compradores más pudientes como en los circuitos del momento. También llaman bastante la atención la unidad coupé pintada en tonos rosáceos llegada desde el museo francés de Mulhouse, así como un Z-102 ENASA verde y uno de los cabrios firmado por Serra, precisamente el prototipo de Pegaso Z-103/4 custodiado por Iveco que tuvimos la oportunidad de probar hace unos años.

LA MUESTRA NO OLVIDA LOS CAMIONES

De todos modos, y por fascinante que sea la génesis de ese deportivo inesperado que sigue siendo el Z-102, lo cierto es que si algo caracteriza a Pegaso son sus camiones. Tan unidos están al imaginario popular de nuestro país que uno no entiende el desarrollo económico de los 50 y 60 sin ellos, por no hablar de que quién más y quién menos tiene alguna historia o anécdota en la que un Pegaso anda de por medio. Por todo ello la incorporación a la muestra de un modelo Comet en perfecto estado es, al menos para nosotros, un gran acierto.

Y es que si bien el Z-102 es una de esas rarezas con las que todo aficionado a los clásicos se queda maravillado… La verdad es que el motor es para vivirlo más que para contemplarlo y en eso un vehículo industrial como este Comet es imbatible, con su seis cilindros en línea de 6550 cc y hasta 135CV para portar cargas que podían pesar incluso 13.000 kilos.

Pegaso y sus camiones son tan excepcionales que hasta cuentan con canción propia… ¿Podrá escucharse en la exposición Forgotten Brand Pegaso que estará abierta hasta el próximo día 9 de diciembre en el museo Autoworld de Bruselas? 😉

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Petrolicious en España: Mini Me-Pre

Post siguiente:

Basic but nice: 1989 Alfa Romeo 33Ti