Liberty 750×184

Autech Zagato: Unión Fallida Entre Nissan y el Carrocero Italiano

Zagato es especialista en diseños geniales y frecuentemente polémicos. Sin embargo en el caso del Autech Zagato existe el consenso de que fue algo posiblemente mejorable...

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

FOTOS AUTECH STELVIO ZAGATO: MENDEL’S GARAGE

Este 2019 Zagato cumple 100 años. Y la verdad, a veces uno se pregunta cómo ha podido hacerlo. No nos interpretes mal, pero si hay un carrocero especialista en moverse sobre el filo de la navaja es éste. Por ejemplo, su trabajo con Lancia y Aston Martin es más que notable. ¿Quién puede decir algo en contra del DB4 GT Zagato, sus Flaminia o incluso el muy escaso Hyena? Sin embargo ha firmado varios Ferrari que podríamos definir como “café para muy cafeteros”.

Aquella máxima de “prefiero que hablen de mí aunque sea mal” es la que parece haber guiado a Zagato. Y ojo, esto no es malo. ¿Por qué? Pues porque la excentricidad y la valentía también son elementos valiosos. Cualquier diseño de Zagato resuena décadas después de su lanzamiento. Tanto los buenos como los no tan buenos. De hecho, necesitada de este sentido del espectáculo Nissan recurrió al carrocero italiano a mediados de los 80.

Bueno, para ser más concretos fue Autech. Una subsidiaria fundada en 1986 para la creación de series especiales. Al frente de la misma estaba Sinichiro Sakurai; ni más ni menos que el padre de los Nissan Skyline. Aliados con Zagato para el diseño de su primera creación todo pintaba bastante bien. Sin embargo… Lo que iba a ser un seductor deportivo se convirtió en lo que hoy en día es una deliciosa rareza. Hablamos del Autech Zagato Stelvio AZ1 de 1989.

AUTECH – ZAGATO. LA HISTORIA DE UNA DECEPCIÓN

Justo el año en que Nissan fundó Autech presentó la segunda generación del Leopard. Concebido como uno de los topes de gama de la marca, este modelo estuvo en activo hasta 1999 a través de cuatro evoluciones. Una de sus variantes fue la de un GT de lujo con motores de gran potencia. Sin embargo el Leopard seguía adoleciendo de las carencias niponas en el ámbito del diseño. La mecánica era muy buena pero… El coche no entraba por la vista.

Con la idea de solventar esto, Autech y Zagato firmaron en mayo de 1987 un pacto para la producción de varios modelos. Sobre la plataforma del Leopard vendría un primer GT, a partir del cual Nissan haría toda una saga de series exclusivas con la Z ensamblada en su lateral. A juzgar por los diseños futuristas de Zagato en los 80 la idea no era mala. Sin embargo el carrocero italiano no tuvo su mejor momento, y de hecho es como para pensar que estaba vacilando a los japoneses.

En primer lugar porque las líneas del Stelvio son una mala y descarada copia de las del Aston Martin V8 Zagato de 1986. Quizá el diseñador pensara que los de Autech no leían revistas de coches. Y lo segundo porque cuando los directivos de Nissan dieron una segunda oportunidad a Zagato la respuesta fue de recochineo: el Gavia. Un Stelvio con el frontal suavizado y unos tapacubos más convencionales. Tras eso Sinichiro Sakurai pensó que ya había aguantado bastante.

ESTÉTICA POLÉMICA. MECÁNICA PODEROSA

Del Autech Stelvio Zagato sólo llegaron a fabricarse poco más de 100 unidades. Aparte de su diseño el precio tampoco ayudaba a mejorar las ventas. Costaba más que su coetáneo Honda NSX. Nuestro protagonista fue una locura ochentera bastante desubicada, pero a modo de descargo hay algo sobre lo cual sí merece la pena hablar positivamente.

Su V6 de 3 litros era una personalización del motor VG30DET. Un 24 válvulas al que se le aplicó un doble turbo para llegar hasta los en torno 300CV. Esa potencia se enviaba al eje trasero a través de una caja de cambios normalmente automática. Uniendo esto a su interior apacible y civilizado el Autech Stelvio Zagato parecía un GT perfecto para grandes viajes pero… Ya viste que la idea no cuajó.

Ver unidades en venta es muy extraño, más aún si es fuera de Japón. Sin embargo en ebay hemos encontrado una en aparente buen estado de conservación. Eso sí, el tiempo está demostrando que no sólo el diseño sino también los acabados fueron algo chapuceros por parte de Zagato. Aún así hay cosas en este coche que nos fascinan. ¿Has visto esos tapacubos? ¿Y qué dices de lo sumamente raro que es? Quizá el tiempo le esté otorgando un cierto encanto, ¿no crees?

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Goggomobil Dart: Una Deliciosa Variante Australiana

Post siguiente:

Alfa Romeo GTA Recreation: Un proyecto "made in Spain"