«Nada se vende en España»

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

Así es como contestó un vendedor cuándo le pregunté por qué su deseable clásico con un magnífico precio llevaba a la venta desde diciembre. Sin embargo, después de una primera visita, cuando arreglamos una nueva cita para terminar de tomar la decisión (una señal de compra bastante prometedora), no se presentó. Pensé que probablemente se trataba de un malentendido e insistí, consiguiendo finalmente adquirir el coche unos días después. Llevaba buscando un clásico aproximadamente dos semanas, y tras haberlo intentado en repetidas ocasiones, os diré que esto ha sido lo más cerca que he estado de participar en un proceso de compra-venta fluido.

Había un rarísimo Lombardi en Navarra. Como la otra vez el precio era atractivo, y las fotos que me enviaron por Whatsapp tenían buena pinta. El historial del coche era impecable: pertenecía a la misma familia desde hacía 27 años, tenía la documentación en regla y había sido restaurado y después, sencillamente, aparcado hasta el día de hoy. Por lo tanto, un viaje para conocer la región y seguramente comprarlo merecía la pena, así que mi mujer y yo nos pusimos en marcha.

Cuando llegamos y me encontré con el vendedor me contó que Franco había escogido a su padre para reparar los Rolls-Royce oficiales, y que este a su vez había comprado el Lombardi para su madre, que no tenía carnet de conducir y que nunca pudo disfrutarlo. Y esa era la razón por la que había estado hibernando tantos años. Sonaba fantásticamente: un exótico y raro GT italiano con la sencilla mecánica del Fiat 850; una bella durmiente necesitada de una profunda puesta a punto, pero nada más. ¿Qué podía salir mal?

En la foto de cabecera podéis ver el Lombardi de frente; aquí su retaguardia (Por John Lloyd)
En la foto de cabecera podéis ver al Lombardi de frente; aquí su retaguardia (Por John Lloyd)

Después de ver el coche no compré; no tenía problema con el precio, pero no se correspondía con la descripción que habían hecho de él. Necesitaba una restauración en toda regla: las puertas estaban caídas como consecuencia de corrosión en los pilares A. Por otro lado, tenía diversos golpes de aparcamiento, por lo que no había sido restaurado y aparcado como quien dice al día siguiente; en realidad, el sugerente Lombardi había sido mal reparado, dañado de nuevo y solo después aparcado.

El interior estaba completo, si bien el tapizado del techo se había venido abajo y le daba una apariencia terrible… En definitiva, yo no quise meterme en un proyecto de restauración, por lo que todos habíamos perdido el tiempo. Unos más que otros, ya que a mí, comprador, el fin de semana me salió por alrededor de 300 euros entre combustible y alojamiento. En fin, al menos puedo decir que Navarra, en líneas generales, merece la pena.

El Francés

Vamos con el tercer asalto. Se trata de un raro Alfa-Romeo de los años noventa que intenté comprar el año pasado pero que en un principio tuve que dejar correr porque el vendedor decidió que el precio que había fijado era demasiado bajo y quería repensarlo (¡!). Aun si aceptamos la excusa, la macchina siguió anunciada por el mismo importe durante meses sin que nadie volviera nunca a contestar el teléfono. Finalmente, el anuncio desapareció y yo me rendí.

Alfa-Romeo 155 Q4, con motor de Lancia Delta Integrale (Por Serge77 y Christian Bier)
Alfa-Romeo 155 Q4, con motor de Lancia Delta Integrale (Por Serge77 y Christian Bier)

Hace diez días que ha vuelto al mercado, anunciado por 100 euros más que la última vez. Tenía que pensarse el precio, sí señor. Y esta vez el anuncio incluía una descripción tan fantástica que hemos de ser honestos y decir que el vendedor no tenía ni idea de lo que se traía entre manos: Esta no era la versión de chasis corto de la berlina, y desde luego no estaba hecha de aluminio; en realidad, la descripción del coche era incorrecta en prácticamente su totalidad. Respecto a las fotos, se trataba de las mismas del año pasado, mejores de lo normal pero insuficientes y a menor tamaño del necesario para poder saber si mi interés estaba del todo justificado.

Al menos esta vez cogió el teléfono, siendo posible acordar una cita para verlo la semana que viene, ya que se iba de puente. Me puse de nuevo en contacto con el vendedor el lunes y el miércoles, y por fin me dijo que al día siguiente me lo enseñaría…

Entonces hizo su entrada en escena el francés. Todo el mundo sabe que una de las actividades predilectas de los franceses en las primeras fases de la copa del mundo de fútbol es sumergirse en Milanuncios.com por si acaso aparece un raro Alfa-Romeo anunciado a 1.600 kilómetros de distancia. Obviamente este francés va a dejar una señal con plena confianza en su nuevo amigo ibérico, y todos estaremos de acuerdo en que lo único honorable que puede hacer este es venderle el coche, pasando olímpicamente del tipo que lleva diez días (o un año) detrás suyo y que además, casualidades de la vida, vive en el mismo pueblo.

Quizá, y tan solo quizá, ese francés no existe; y es posible que el coche, en realidad, no esté a la venta. O puede que yo sea un idiota, porque así es como me he sentido tratado en mis tres últimos intentos de compra de coches clásicos, aun presentándome como una persona seria e informada. ¿De qué nos extrañamos entonces si “nada se vende en España”?

*Traducción de Javier Romagosa

Lee este artículo en inglés →

 

Catawiki 750

1 Comentario

  1. Javier Romagosa
    Jun 30, 2014 en 13:12 — Responder

    Martin, estoy de acuerdo contigo en que es difícil comprar en España. Quizá, más que difícil, ineficiente, nos gastamos más de lo que deberíamos en encontrar el coche de nuestros sueños.

    Más que hablar de casos de malas prácticas como el del Alfa 155, voy aprovechar tu artículo para enumerar los puntos a los que creo que hay que prestar atención cuando ponemos un anuncio de venta, sobre todo en internet.

    1- Incluyamos unas buenas fotos del coche. Si no vemos bien lo que hay anunciado es difícil que nos interese, sobre todo si el precio está por encima de la media. Si podemos ver el coche desde el PC, ¿por qué acudir sin estar seguros a verlo en persona? Seamos realistas, no debemos seguir anunciando coches con unas fotos incompletas, pequeñas o de calidad baja, porque necesitamos estar seguros de que merecerá la pena el posterior desplazamiento, sobre todo si hay que ir lejos.

    2- Descripción: Hagamos un mínimo esfuerzo a la hora de describir el coche. Marca y modelo correctos, kilometraje, si duerme o no en garaje, mantenimiento, documentación. Y a poder ser, aunque sea ya mucho pedir, tipo de uso y lista de problemas a resolver. En mi opinión, se trata de hacer un trato honesto, no de sacarle todo el dinero que podamos. O por lo menos de hacerlo de una manera sincera. Salvo casos excepcionales, las personas que desconozcan el coche deberían abstenerse de venderlo.

    3- No inflemos brutalmente los precios para luego aceptar una rebaja en igual medida. Seamos realistas, si vendemos por 6000 y un comprador nos ofrece 3000 sin justificación alguna, nos está haciendo perder el tiempo. Pero anunciarlo por 9000 no va a mejorar las cosas, porque necesitamos que el teléfono suene. Yo creo que parte de los precios disparatados que vemos hoy en día vienen por aquí… Y hay que evitarlo. Sí a los precios negociables, pero justificadamente y sin intentar tomar el pelo a la otra parte.

    4- Y ya por último, pensemos bien el precio, no sea que nos quedemos cortos. Queda muy mal decir que tienes que repensarlo al alza o que otro comprador te ha ofrecido más dinero por el coche. Pongamos un precio de partida y no aceptemos ni pidamos más, porque no es serio y es, de nuevo, una pérdida de tiempo para el comprador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

National Classic Tour, el norte está en racha

Post siguiente:

"Nothing sells in Spain"