Liberty 750×184

Suma y sigue: MotorLand Classic Festival y AutoClassic



En las extensas instalaciones del circuito Motorland Aragón, a 6 km de Alcañiz, se celebraron desde el 24 al 26 de octubre diversas actividades.

Entre ellas, el 21º Salón Autoclassic y el 5º Motorland Classic Festival. Y además de variadas exposiciones, un rallye de regularidad, así como carreras de vehículos clásicos sobre las pistas asfaltadas y de tierra.

Después de veinte ediciones del salón AutoClassic de Alcañiz, este año tocaba mudanza. Así, en lugar del tradicional pabellón de exposiciones de la capital bajoaragonesa, el certamen reunió, según la organización, a 18.000 personas dentro del moderno circuito Motorland Aragón.

Motorland Classic Festival 2014
Vista del paddock, con la carpa de AutoClassic al fondo (Cedida por la organización)

Para ello, la organización dispuso de los 40.000 metros cuadrados del paddock, donde había espacio holgado para todos. E incluso, una pista de autos de choque y castillos hinchables para el público juvenil e infantil.

Mientras los ochenta pilotos de las European Classic Series salían al circuito en las distintas mangas, llegaban los primeros visitantes del viernes al aparcamiento exterior, gratuito y con 7.000 plazas.

Asimismo, quienes acudían con su vehículo de colección tenían paso libre al paddock. De hecho, pasear para ir contemplando clásicos sería todo un placer en la mañana del domingo.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Paddock de clásicos

Ya se veían clásicos cerca de la carpa habilitada por la organización. Y también los stands exteriores de algunos de los 81 expositores y de los clubs, entre ellos la Asociación Aragonesa de Amigos del 600 que cumplía 20 años.

Sin necesidad de pasar por taquilla, los aficionados y gente que asistía por primera vez podían ver los clásicos BMW M exhibidos, o los Ford Mustang que festejaban el 50º aniversario del famoso modelo.

Según se avanzaba por el paddock, nos topábamos con la exposición dedicada a los autos americanos de los años ’50 y ’60. Situados en los boxes libres, los voluptuosos Chevrolet y Cadillac tenían poder de atracción para el público.

Al mismo tiempo, tomaban la salida los participantes en el Rallye de Regularidad Motorland Classic Festival. Organizado por el Classic Motorclub del Bages, duró dos días y contó con 41 equipos inscritos.

Entretanto, iban llegando al paddock más vehículos entrados en años, para deleite de los entusiastas que se desplazaban por la zona.

En cambio, la mayor acumulación de gente se producía en la carpa de AutoClassic. Tanto los aficionados en búsqueda de recambios y accesorios, como familias que iban de sorpresa en sorpresa y compraban un llavero de su marca preferida.

Liberty Seguros 710×88
 

A la venta en AutoClassic

En este recinto había también algunos vehículos en venta. Por ejemplo, un poco habitual Mini 850 de 1962, fabricado en Inglaterra y por el que su dueño pedía 8.500 €.

Y cómo no, motos clásicas restauradas junto a otras más antiguas, bastante enteras pero cubiertas de óxido.

A su vez, en unas carpas exteriores y en diez boxes tenían reservado su espacio los vendedores de autos clásicos y antiguos. Entre ellos, dos Ford T fabricados respectivamente en 1916 y 1924, uno de carrocería roadster y el otro tipo Tudor.

En conjunto, una treintena de coches, incluido un soberbio Rolls-Royce Corniche. Pero también un Renault 4/4 y un Volkswagen Escarabajo como modelos más asequibles, o un reluciente Citroën DS 19 de 1966 en el stand de Cars 1247.

Sin embargo, las ventas estuvieron a favor de los “youngtimers”, con cambio de propietario en un Porsche 944 Turbo de 1985, un Mercury Cougar de 1980 y un Volkswagen Golf Cabriolet de 1984.

En esta misma línea, causaban sensación un Lancia Thema Ferrari y una réplica de AC Cobra. Y quien desease uno de los escasos Alpine A-110 1400 que se conservan, tenía en el stand de Importauto un ejemplar de 1977 de buena presencia.

Motorland Classic Festival 2014
Motorland Classic Parade, tradicional desfile de clásicos por el circuito

Guadalope, en el recuerdo

El público también se movió dentro del edificio central de MotorLand Aragón, donde estaban las exposiciones dedicadas a las bicicletas antiguas de carreras, las Superbikes o las autorradios de época.

El domingo al mediodía tuvo lugar la Motorland Classic Parade. En ella, más de cien vehículos recorrieron el circuito a velocidad reducida, en un acto que resultó divertido para los participantes a juzgar por sus caras de felicidad.

Finalmente, esa misma tarde se celebró la rememoración del antiguo circuito urbano de Guadalope. Un acto en recuerdo de aquellos años y que pone de manifiesto la intensa afición al motor que desde entonces distingue a la ciudad de Alcañiz.

*Noticia elaborada mediante nota de prensa

 

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Motores petardeantes: London-Brighton 2014

Post siguiente:

31º Auto Moto d´Epoca de Padua