Auto Retro 2018 Portada
Retromovil Portada 2
Inicio»Artículos»Pruebas»Mercedes Pagoda: En Vídeo

Mercedes Pagoda: En Vídeo

Gracias a STS hemos tenido la oportunidad de probar un Mercedes Pagoda durante casi 1.000 kilómetros. Os contamos nuestras sensaciones en el Vídeo de debajo...

Sergio Romagosa SL 1140×100 2

VÍDEO: MANAGE MOTOR Y KUKFILMS / TEXTO Y FOTO: JAVIER ROMAGOSA

¿Qué os hemos traído hoy? Se trata de un Mercedes 250 SL, uno de los SL de segunda generación conocidos como Pagoda por la forma de su techo duro. Nos lo ha dejado la empresa madrileña de alquiler STS, que tiene una flota de clásicos a la que ya iremos echando el guente. A principios de los años 60, Mercedes deseaba juntar las dos líneas deportivas de producto de los 50, correspondientes a Los 300SL y lo 190SL., en un solo producto, y así nació esta belleza apadrinada por los mejores ingenieros y diseñadores alemanes de su tiempo.

El diseño tan alucinante que veís en pantalla es obra de Paul Bracq, quien no necesita presentación, pero también de Friedrich Geiger, padre del 540K. Lo que hay debajo de la carrocería corresponde en su mayoría al ingeniero-piloto Rudolf Uhlenhaut, que jugó un papel fundamental en la historia de las flechas plateadas de los años 30 y 50. Otros ingenieros ilustres que tomaron parte en el desarrollo del Pagoda fueron Fritz Nallinger, introductor de la suspensión independiente y los famosos diésel de Mercedes, y Béla Bárenyi, pionero de la seguridad pasiva aplicada al automóvil.

alquiler coche clasico

Mercedes Pagoda: ¿Digno sucesor del 300SL?

Aun con este pedigrí, cuándo el Pagoda fue presentado en Ginebra en 1963, no se le consideró como un deportivo si no más bien un lujoso y bastante bonito GT descapotable. Con cambio automático o dirección asistida, entre otras opciones más propias de un coche con tintes deportivos pero no de un deportivo en esencia, tuvo acérrimos detractores en aquellos aficionados que esperaban un nuevo alas de gaviota en vez de un 190 SL potenciado.

En realidad bebe de ambos, combinando la legendaria garra y tecnología del primero con la comodidad del segundo. Y como pude comprobar tras pasar casi 1,000 kilometros al volante, y al menos a mi entender, es un deportivo en toda regla. Como suele decirse, podemos entender las siglas SL como Sport Ligero o como Super Lujoso, y en este caso ambas cosas de combinan al 50/5o.

rutas carreteras coche clasico
En carretera, el Pagoda se siente grande, bajo, pesado y poderoso

Un Mercedes SL equilibrado y polivalente

La nueva generación de Mercedes SL tenía además y sobre todo que ser más civilizada y predecible. Para ello, la casa de Stuttgart se centró en la mejora del eje trasero. el talón de aquiles del alas de Gaviota, el cual lo hacía nervioso y sobrevirador.

El resultado es el que conduje, un coche noble y neutro en extremo, cuya arquitectura no favorece ni el sobre ni el subviraje. Se siente bajo, grande, poderoso y pesado, pero si no eres brusco ni le obligas a tranferencias de pesos radicales, puede ser muy rápido. Hace falta un conductor experimentado para llevarlo al límite, y en un uso en carretera hay un amplio margen de seguridad, incluso si entramos despistados en las curvas. Por otro lado, frena realmente bien. En definitiva, tiene un gran chasis, muy bien equilibrado.

rutas carreteras coche clasico
El 250SL es un precioso GT deportivo alemán

El Mercedes Pagoda en marcha

Una vez que te haces con una dirección algo imprecisa y poco comunicativa, con un volante grande como el timón de un barco o de un taxi antiguo, según se mire, el Pagoda va exactamente por donde le dices con una estabilidad pasmosa. Sujeta bien el volante y baila con él; con gracia, con delicadeza, con decisión, y verás como sacas a relucir lo que conserva de su ilustre ancestro. Esto no es un 190SL gordote.

El sonido forma parte de su encanto. Procede del seis cilindros en línea M180 con árbol de levas en cabeza que motorizaba a las berlinas de gama media de marca, afinado para la tarea con válvulas más grandes, una mayor relación de compresión y la vanguardista inyección mecánica Bosch. El Pagoda tuvo tres motores de entre 150 y 170 CV, con cilindradas de 2,3, 2,5 y 2,8; este 250 SL monta la mecánica 2,8 que proporciona el par y la potencia que el modelo debería haber tenido desde el primer momento.

Empuja en todo el arco de revoluciones pero lo bueno viene al traspasar las 4,000. Es entonces cuando un sonido agudo e imponente te deja claro en qué vas montado. En realidad, esta melodía, gracias al carácter alegre de la mecánica y a un cambio de marchas relativamente corto, y también impreciso y con un embrague duro, todo hay que decirlo, es lo que nos invita continuamente a dar gas y dejarle respirar.

Si sencillamente quieres pasear es también una delicia, sobre todo sentado en los sofás que lleva por asientos; eso sí, es posible que entonces te parezca un poco tanque, al estilo de algunos de sus rivales de la época pero con más garra, como es el caso de los Citroën DS Chapron o los Lancia Flaminio Convertible. Prueba de que este Mercedes se encontraba un poco entre dos mundos es que también miraba de tú a tú a los Porsche 356 y a los Alfa Romeo 2600 Spider, pero lamentablemente no a los Jaguar E.

Este Mercedes aúna la comodidad del 190 SL y la tecnología y garra de los 300 SL

Un GT Deportivo Alemán

La calidad de la ingeniería y de la construcción es incuestionable -esto es un Mercedes-, junto con el detallismo de su diseño. Todo en el Pagoda, salvo el mando de luces o la palanca de cambios, algo retrasada, es funcional y además aporta un toque de estilo. Cada elemento existe en su justa medida: las líneas rectas, las curvas, los cromados, la madera de verdad, los colores… Diseño francés pero casi italiano, atemporal, junto con ingeniería germana. Una combinación ganadora.

Es decir, que aunque la conducción exige fisicamente sobre todo a la hora de sacarle su jugo, el Mercedes Pagoda lo tiene casi todo: Calidad, carácter, atractivo, maneras, potencia, comodidad, fiabilidad… Es un GT deportivo alemán en toda regla.

¿Quieres más? Lee la crónica de la ruta que hicimos con este descapotable pinchando aquí.

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

Sergio Romagosa, S.L. 260×300

Post anterior:

Adelantados a su Tiempo: 'Freaks' a 2, 3 Y 4 Ruedas

Post siguiente:

Fallece Paco Costas