AutoRacing Cabecera 1
Retromovil 2018 Cabecera 1
Inicio»Noticias»Concentraciones»Lobos con Piel de Cordero: 14 Mercedes W124 500E en una Urbanización de Madrid

Lobos con Piel de Cordero: 14 Mercedes W124 500E en una Urbanización de Madrid

El pasado 22 de abril se reunieron en Madrid 14 ejemplares del Mercedes 500E W124, una de las cimas en la trayectoria de Mercedes gracias a su colaboración con Porsche. Sin lugar a dudas, un modelo interesante que se presenta como un “youngtimer” muy atractivo...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

Encontrar un punto de equilibrio entre la deportividad y el comfort no suele ser fácil; al final, las más de las veces, esto termina produciendo modelos que están pisando de forma difusa dos orillas diferentes. Sin embargo el Mercedes 500E W124 dio en el clavo con las proporciones adecuadas para esta mezcla. La fórmula es sencilla: combinar toda la calidad y clasicismo de una berlina Mercedes con un corazón desarrollado junto a Porsche.

mercedes 500E W124 Porsche concentración Madrid
Uno de los 14 Mercedes junto al símbolo de Porsche. Fruto de la colaboración entre las dos casas alemanas…

Y ahí no queda la cosa, porque además de representar a la perfección el ideal de “berlina deportiva” el 500E W124 fue el coche que lanzó a Mercedes hacia la década de los 90. Y es que, aunque sus modelos se habían ganado una fama de indestructibilidad sintetizada en el lema “el coche del millón de kilómetros”… La marca de la estrella aún necesitaba un ejemplar de referencia que además tuviera un punto de chispa y alarde tecnológico.

Hay que reconocer que ya lo habían intentado justo antes; la aparición en 1988 del 300E 5.6 AMG “Hummer fue una primera intentona seria de la mano del preparador deportivo de Mercedes. Sin embargo el modelo no terminó de cuajar; Mercedes invirtió una enorme cantidad de dinero en desarrollarlo…

Y recuperó muy poco debido a una mala planificación comercial.

A pesar de esto, Mercedes no tiró la toalla -menos aún tras ver la contundente aparición del BMW M5- y decidió seguir dando la batalla en el segmento de las berlinas deportivas. El resultado fue la aparición en 1990 del 500E W124, una maravilla perfectamente equilibrada en todos sus aspectos donde la calidad de Mercedes se da la mano con el brío de una Porsche que realizó en su fábrica buena parte del montaje de las 10.479 unidades.

10.479 unidades fabricadas durante sus 6 años en producción y que hoy en día lo consolidan como uno de los “youngtimers” -o clásicos recientes- más deseados gracias a su rareza, perfecta conservación y estupendas prestaciones. Por todo ello no es de extrañar que acumule cada vez más entusiastas en el mundo del clásico, como los 14 propietarios reunidos el pasado 22 de abril en uno de los concesionarios Porsche de Madrid.

Mercedes W124 500E: Los detalles lo delatan

La reunión se produjo en una tranquila urbanización al oeste de Madrid. Un área residencial donde este coche no te llamaría mucho la atención… A menos que seas un poco observador. Y es que, aunque de lejos el 500E W124 parece una berlina más cualquiera con cierta capacidad de observación va a encontrar detalles que lo delatan al acercarse: desde un paso de ruedas más ancho para albergar unas llantas de 16 pulgadas hasta el inconfundible sonido bronco de su motor.

Un atmosférico desarrollado a partir del bloque del 500SL pero que recompone en aluminio muchas partes de su estructura para conseguir una mayor ligereza, siendo capaz de entregar 326CV a 5600rpm gracias a sus ocho cilindros y 4975cc. Una verdadera bestia a capaz de lanzar el coche hasta los 260 km/h, proporcionando una marcha alegre con rapidez de respuesta.

Con estos datos, e M119 V8 DOCH es el corazón idóneo para el 500E W124; gracias a él es capaz de devorar kilómetros en un hábitat tan natural para una berlina como es la autopista, pero también de jugar con alegría y rapidez de respuesta en una carretera revirada. Y es que, a pesar de que este coche pesa unos 1700 kilos y carece de controles electrónicos más que el ABS para los frenos y el ASR para la tracción, su comportamiento deportivo es de lo más divertido y seguro.

No en vano… La prensa del momento lo calificó como un “lobo con piel de cordero”. Acertaron. Acertaron porque pocos coches han sido capaces de fusionar tan bien el lujo y la más potente deportividad bajo la piel de una berlina que, aunque se conduce con gran facilidad, posee un V8 que exhala ronco como una bestia cuando le das gas. Fíjate cómo se conduce con él…

UN YOUNGTIMER INTERESANTE

Reuniones como la de este pasado 22 de abril no hacen más que confirmar que, en torno a este modelo, se va consolidando una red de aficionados que ayudan a su creciente valoración. Lanzado a comienzos de los 90, el 500E W124 ya es un clásico reciente que se cotiza en el mercado de segunda mano dentro de un ramillete muy variado: hemos visto desde unidades ofrecidas por 10.000 euros hasta algunas por 28.000.

Ya sabes, todo depende del estado del libro de revisiones, el mantenimiento que haya tenido y las piezas originales con las que siga contando… Sea como sea, lo cierto es que este modelo es una pieza muy tentadora para todos aquellos que quieran conducir lo que muchos llamaron “el coche perfecto”: una prodigiosa mezcla de comportamiento, potencia, calidad y diseño salida del mano a mano entre dos fabricantes alemanes de alta gama.

No en vano fue el coche escogido para su día a día por mitos del pilotaje como Walter Röhrl, Alain Prost, Michael Schumacher o… Un Mr. Bean, que aparca su mítico Mini para reconocer su pasión por el 500E W124 (y por el McLaren F1).

Post anterior:

Festival Seat en el Jarama, ¿Qué tal fue?

Post siguiente:

No te lo pierdas: V Bimestral IYLC