Banner Sergio Romagosa 750

Auto Retro Cabecera 1
Retromovil Cabecera 3

A falta de un club propiamente dicho formado por los dueños de un Ferrari 250 GTO (se reunen cada 5 años), seguramente el club de propietarios de autos más exclusivos del mundo sea el del McLaren F1. El McLaren F1 Owners Club – Richard Mille fue creado en el año 2012 por el antiguo piloto oficial de McLaren Ray Bellm como punto de encuentro entre sus propietarios. Se trataba de animarlos a socializar en entornos de lujo y a conducir sus superdeportivos en carreteras de ensueño.

Considerado como uno de los mejores automóviles de la Historia, el McLaren F1 (1992-1998) fue obra del genio de Gordon Murray, uno de los ingenieros más prolíficos y polivalentes que ha dado el automovilismo. Inicialmente concebido como un coche de calle, llegó a ganar Le Mans en 1995 en su versión preparada contra bólidos que habían sido diseñados ex profeso para las 24 Horas.

Gracias a su motor atmosférico V12 BMW de 6 litros y 627 CV, y a su ligereza y aerodinámica, se convirtió en el automóvil de producción más veloz del mundo; en 1998 elevó el listón del récord hasta los 386 Km/h que tan sólo han podido ser superados a día de hoy por el Bugatti Veyron. Original e inteligente, es una verdadera joya de la técnica.

McLaren F1: 25 Aniversario en Burdeos

Con motivo del 25º aniversario de la presentación del McLaren F1 en el Sporting Club de Mónaco el 28 de mayo de 1992, víspera del Gran Premio del principado, y gracias al fabricante de relojes de lujo Richard Mille, el club celebró en los alrededores de Burdeos un evento por todo lo alto.

Nada menos que 22 unidades de McLaren F1 (entre ellas varias unidades de GTR y Long Tail), más 15 ejemplares de McLaren P1 (con un Gtr de calle y 3 unidades de P1 LM) y de una docena de Special Series (720, 675, 570) se dieron cita en el hotel Les Sources de Caudalie que sirvió como base de operaciones. 52 coches valorados en alrededor de 400 millones de euros.

Entre los modelos desplazados podemos destacar algunas unidades con un interés especial:

Modelos de calle

  • #006 llegado desde Barheim de la que sea posiblemente la mejor colección de superdeportivos del mundo (sin contar la del Sultán de Brunei)
  • #007, unidad que pertenece a Simon Kidston que solo participó el primer día del evento.
  • #018, una de los pocos F1 de calle con especificaciones GTR llegado desde Nueva Zelanda
  • #046, una de las unidades con más millas recorridas en la que tuve el honor de ser copiloto durante un día entero.
  • #061, perteneció al actor Rowan Atkinson. Fue el vehículo con la reparación más cara pagada por un seguro en la historia de Reino Unido (Atkinson lo hizo papilla). Su nuevo dueño aprovechó asimismo el evento para traerse un P1 LM acompañado por el famoso youtuber Mr. JWW
  • #075, la última unidad de calle fabricada que pertenece a uno de los propietarios de Mclaren, el mismísimo Mansour Ojjeh.

Modelos de carreras

  • #05R, pintado y que quedó en 13º posición en las 24 horas Le Mans de 1995.
  • #06R, con los colores de los grandes almacenes Harrod’s que estuvo a punto de ganar las 24 horas de Le Mans de 1995.
  • #13R, con librea de Lark cuyo propietario también llevó un P1 GTR con la misma decoración.
  • #15R y #22R versión cola larga. Ambos pertenecen a la colección Rofgo (la colección privada que reune practicamente todos los coches de carreras patrocinados por Gulf). Finalmente ninguno de los dos participo en las rutas. Su dueño lo hizo en la unidad de calle #064.
  • #21R, vendido en una subasta en Estados Unidos por más de 5 Millones de Dolares en 2014, su propietario también utilizó un Mclaren P1 con carroceria cromada.
  • #28R, el último “cola larga” fabricado con decoración de Gulf y Davidoff.

Como curiosidad, participó en el evento la unidad McLaren P1 LM #XP1 (el prototipo de los 5 vendidos a clientes), que acababa de batir el record de Nürburgring dejando el registro para coches de calle en 6 minutos y 43 segundos. Además, el Rolls Royce Swaptail presentado solo un par de días antes en el Hotel Villa d’Este estuvo en el parking del nuestro durante todo el evento. ¿Se os ocurre una mejor forma de estrenar un coche hecho a medida que recorriendo los poco más de 1.000 kilómetros que separan el Lago di Como de Burdeos?

Gordon Murray, presente

Durante tres inolvidables jornadas la comitiva de McLaren pudo disfrutar de maravillosos paisajes por carreteras secundarias. Además, disfrutó también de la famosa gastronomía francesa y de su vino; y es que visitó bodega tras bodega: Château Cheval Blanc, Château d’Yquem, Château Montrose, Château Cos d’Estornel, Château d’Alesme, haciendo la última parada en el Domaine du Château des Vigiers, en el corazón de la Dordoña.

Los coches también tuvieron buenos cuidados: la propia McLaren y Lanzante, (la misma empresa que preparó los F1 GTR para competición y que ahora se encarga de adaptar los P1 GTR y LM para hacerlos aptos para circular por la calle) trasladaron a una legión de mecánicos y limpiadores que dejaban a punto los coches antes y después de recorrer las rutas de más de 250 kilómetros al día.

La fiesta que puso el broche de oro al aniversario se celebró en el Château Smith Haut Lafitte, a pocos metros del hotel, y sirvió para homenajear a dos de los artífices de la creación de un automóvil tan icónico que estuvieron presentes durante todo el evento: Mansour Ojjeh y Gordon Murray.

En definitiva, fue un evento irrepetible. No solo por poder vivirlo desde el interior de un F1, sino por la bonita experiencia de conocer a propietarios y auténticos fanáticos del modelo. Algunos venidos desde lugares tan distantes como Finlandia o Estados Unidos.

Espero no tener que esperar otros 25 años para tener una experiencia similar… 😉

Post anterior:

Felino en Catawiki: Jaguar XK 150 3.8 S

Post siguiente:

¿Conoces el Golf Bieber? Subastan éste