Liberty 750×184

Lancia Hyena: El Delta de Zagato

Este derivado del Lancia Delta HF Integrale salió de los talleres de Zagato tras el empeño por el proyecto de un importador holandés...



FOTOS LANCIA HYENA: RM SOTHEBY’S

Producido desde 1988 hasta 1993, el Lancia Delta HF Integrale apenas necesita presentación. De hecho, lo que mejor habla del mismo son los datos. Concretamente los relacionados con el Campeonato Mundial de Rallyes, donde cosechó cinco títulos mundiales de constructores y 35 victorias. Una leyenda de los tramos con una estética marcada por las líneas maestras de Giorgetto Giugiaro. Y es que el mítico diseñador fue el artífice del semblante geométrico con el que nació la primera generación del Lancia Delta.

Un diseño de lo más ochentero, más aún si tenemos en cuenta que nació en Italia, donde aquellos años el diseño de automóviles parecía estar hecho a escuadra y cartabón. Pasando los años, el Delta fue ganando una presencia más musculosa, especialmente con los pasos de rueda ensanchados en las versiones HF Integrale. Sin embargo, siempre conservó esa geometría de líneas rectas ideada por Giugaro. Todo hasta el cambio ideado por Zagato en 1992. Eso sí, un cambio de tirada corta, ya que del Lancia Hyena sólo se llegaron a producir 24 unidades.

lancia hyena

De hecho, ésta que ves es precisamente la última, siendo una de las tan sólo tres con 300CV. Una potencia que hace de él un Lancia Hyena muy especial, lo que se suma a haber sido el coche personal del creador del proyecto, Paul Koot. Obsesionado con la producción de un coupé basado en el Lancia Delta HF Integrale, este importador holandés nunca consiguió convencer de ello al grupo FIAT. No obstante, su creación quedó como uno de los derivados del Lancia Delta más interesantes.

UNA IDEA DE PAUL KOOT QUE NO CUAJÓ EN FIAT

Sin haber estado nunca a sueldo de una gran empresa automovilística, Max Hoffman llegó a ser uno de los personajes más influyentes en el desembarco del motor europeo en América. Dotado de un gran instinto para leer las tendencias del mercado, de su cabeza salieron ideas como la del Mercedes 300SL, el BMW 507 o el Porsche Speedster. Todos ellos vehículos con reconocibles veleidades deportivas, los cuales fascinaron a un mercado norteamericano ávido de exóticos europeos con brío y nervio. No obstante, lo curioso de todo esto es que Max Hoffman era, sencillamente, un importador de automóviles, muy bien conectado eso sí.

Paul Koot, a finales de los 80 estaba al mando de la importación de modelos Lancia al mercado holandés. Fascinado con el comportamiento del Lancia Delta HF Integrale, nuestro hombre de negocios acudió a FIAT con una idea: la fabricación en serie de un coupé basado en la plataforma y mecánica del modelo. Algo así como un giro de tuerca en la historia del Delta, ofreciendo una versión distintiva con peso aligerado y líneas más adaptadas a la vecina década de los 90. Desgraciadamente, la idea no fue vista con buenos ojos por FIAT -propietaria de Lancia desde 1972-, lo cual no fue óbice para que Paul Koot se desanimase. Así, se puso manos a la obra con lo que sería el Lancia Hyena.

lancia hyena

Lejos de darse por vencido, nuestro íntrépido holandés recurrió a Zagato. Con experiencia en proyectos de tirada corta, el carrocero milanés inmediatamente dijo sí a la idea, preveyendo la venta de unas 500 unidades del Lancia Hyena. De hecho, tan rápido se tiraron a la piscina que confiaron plenamente en poder comprar a fábrica los chasis y la mecánica. Algo que, finalmente, no fue posible debido a la nula colaboración de FIAT para la nueva aventura. Así las cosas sólo quedaba una solucion: la fabricación de cada Lancia Hyena exigiría el sacrificio de un Lancia Delta HF Integrale Evoluzione.

lancia hyena

LANCIA HYENA, O EL SACRIFICIO DE UN DELTONA

Lo exigido para tener un Lancia Hyena fue muy similar a lo que ahora estamos viendo con el New Stratos, el cual exige el sacrificio de un Ferrari F430 para su creación en Manifattura Automobili Torino. Comparaciones aparte, lo cierto es que pocas personas estaban dispuestas a llevar a Zagato un Lancia Delta HF Integrale para su transformación. Una pena, ya que el Lancia Hyena mejoró, al parecer, en diversos criterios objetivos al modelo que toma de base. Más allá de una estética puramente Zagato -no falta siquiera su techo “double bubble”-, las evoluciones objetivas del modelo radicaron especialmente en su peso.

lancia hyena

El cambio de carrocería cuatro puertas a la de un coupé en planchas de aluminio rebajó la báscula considerablemente, algo a lo que ayudó el profuso uso de fibra de carbono en su interior. ¿Resultado? Ni más ni menos que 190 kilos menos, arrojando tan sólo 1148 kilos para sus 250CV obtenidos con el motor dos litros turbo del Lancia Delta HF Integrale. Todo ello sobre un chasis ligeramente recortado, montando también un nuevo equipo de suspensiones independientes con esquema MacPherson.

Con estos datos, el Lancia Hyena es un interesante derivado del Delta, más aún si eres seguidor de los siempre llamativos diseños de Zagato. No obstante, el elevado precio de la transformación y el hecho de tener que aportar un coche como donante hicieron del proyecto un fracaso financiero. Así las cosas, el Lancia Hyena sólo estuvo en producción durante un año, haciendo de él un coche bastante escaso. Por ello llama tanto la atención la oferta de esta unidad, la cual será subastada a finales de junio por RM Sotheby’s en Essen. Veremos qué pasa con ella.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Saab 900 Turbo Cabrio: Suecos en Catawiki

Post siguiente:

Lancia Fulvia 1200 HF de 1966