Retromovil Cabecera 3
ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Subastas»¿Un Lada Niva Por Casi 80.000 Euros?

¿Un Lada Niva Por Casi 80.000 Euros?

La de 1981 fue una de las ediciones más duras del rallye Dakar, dentro de la cual tomó la salida este Lada Niva 4x4 prácticamente irrompible. Todo un mito de la dureza aplicada al automóvil que ahora se subasta por un precio... Que nos da que pensar sobre cómo se encuentra el mercado de clásicos.

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

FOTOS LADA NIVA 4X4 “PARÍS-DAKAR 1981: SOTHEBY’S

Seguramente hayas escuchado últimamente el término “obsolescencia programada”. Aunque su pronunciación sea un infierno para cualquier estudiante de español, lo cierto es que este hecho está muy presente en nuestro día a día. ¿Nunca se te ha fastidiado un cargador justo, justo por ese punto concreto donde el cable hace conexión con el enchufe? ¿De cuántos electrodomésticos has tenido que prescindir porque, aunque en general se encontraban en buen estado, se habían estropeado por esa pequeña parte que no merece la pena reparar?

Todo esto responde a que, si las cosas no se estropeasen… El consumo descendería drásticamente y con ello el ritmo de la economía de mercado. Sin embargo, en la Unión Soviética ésto no era así: las más de las cosas se hacían con la intención de perdurar, hasta el punto de que corre la leyenda sobre una empresa relojera estatal que echó el candado ante las pocas ventas registradas debido a la extremada duración de sus relojes. Algo así como fabricar con la duración de Rolex… Pero vendiendo con los precios de Casio. Las cuentas no pueden salir.

De este espíritu de dureza no sólo hicieron bandera los relojes, sino también unos automóviles que, si bien no son la cima de la pasión en lo que a sensaciones estéticas se refiere, cuentan con una fiabilidad a prueba de esas mismas bombas con las que la Rusia soviética vivía en estado de permanente paranoia. Y de todos ellos hay un representante que a muchos nos fascina: el Lada Niva. Irrompible, capaz de subirse por cualquier lado, fácil de reparar… Es como una de esas abuelas campestres que con 85 años siguen cultivando pero hecha de caucho y metal.

Pues bien, ahora piensa en uno de estos todoterrenos con espíritu de tanqueta militar adaptado a uno de los rallye más duros de la historia: el París-Dakar de 1981, en el que sólo 59 de los 170 coches que tomaron la salida consiguieron llegar al final. Existe, y este 5 de septiembre Sotheby’s lo subasta por un precio que… Da qué pensar sobre cómo está el mercado de clásicos.

DURO ENTRE LOS DUROS. UN LADA NIVA PREPARADO PARA EL DAKAR

Preparado para competir en la tercera edición del París-Dakar por Francis Jeanson -debido a una fotografía en la que parece ser él quien sale junto al coche pensamos que sí se trata del propio filósofo galo aliado con el FLN durante la Guerra de Independencia de Argelia- este Lada de 1979 es uno de los 12 Niva inscritos en la edición del Dakar de 1981.

Un coche bastante espectacular ya que, a la dureza propia del modelo se suma una serie de adaptaciones que lo hacen todo un dominador del desierto: entre ellas encontramos la sustitución del portón, puertas y capó originales por otros hechos en plástico a fin de aligerar peso, el montaje de un depósito de gasolina con mayor capacidad, el soldaje de protecciones a lo largo de toda la carrocería, una suspensión aún más resistente que la montada de serie y el equipamiento con unas luces extras por si la oscura noche se te venía encima en las arenas.

Unas mejoras que hacían más efectivo a este severo ruso dotado de una tracción 4×4 capaz de asumir el empuje de un motor 4 cilindros de origen FIAT que, aunque no llega ni a los 80CV, es capaz de deslizarse por las arenas gracias a su constancia, fiabilidad trabajando en condiciones extremas y facilidad de reparación sobre la marcha.

Todo ello controlado por una transmisión que necesita de tres palancas para ser manejada: la principal para cambiar entre sus cuatro velocidades, la de la caja de transferencias para convertir al modelo en uno de 8 relaciones y, por último, la del bloque del diferencial que reparte la potencia entre los ejes delantero y trasero.

SU SORPRENDENTE REVALORACIÓN

Desde hace tiempo venimos hablando en concentraciones, ferias y revistas que en el mundo de lo clásicos nos está ocurriendo lo mismo que pasó con el mercado inmobiliario: nos encontramos en plena burbuja de precios. Es cierto que hay muestras de que la situación está desinflándose, pero ver cómo este 5 de septiembre la casa de subastas Sotheby’s piensa vender este Lada Niva 4×4 Dakar 1981 por entre 55.000 u 80.000 euros… Da que pensar.

Porque vale, estamos hablando de un coche que participó en uno de los Dakar más duros de la historia, pero al fin y al cabo no dejar de ser un Niva que, por cierto, tampoco cuenta con un palmarés privilegiado que justifique el valor del vehículo ya que siquiera llegó a acabar el rallye.

Toda esta situación económica se vuelve aún más rocambolesca cuando buceamos en la historia del coche y comprobamos que, hasta el 2009, fue propiedad de su primer dueño -el mencionado Francis Jeanson-, quien lo vendió a través de la casa de subastas Bonhams por 4.600 euros. ¡Entre 12 y 16 veces menos del precio que se espera para él tan sólo 9 años después! Además, aunque mecánicamente parece estar perfecto… Tampoco es que lo estén entregando en el mejor estado posible.

Quién sabe, aunque sea ir contra los tiempos y tomar ejemplo de un experimento económico que no acabó bien precisamente… Quizá no estaría del todo mal recuperar algo de la modestia financiera de aquellas fábricas rusas donde, por un precio realista, ofrecían objetos tan irrompibles como los relojes Poljot o los propios Lada Niva.

Catawiki 750
Post anterior:

Fiat Balilla Berlinetta Aerodinámica: Spanish Barn Find Heads to Auction

Post siguiente:

Nace Roadstr, La App y Red Social para los Amantes del Motor