La rueda inglesa: así es cómo se carrozaban los coches
portada rueda inglesa
in

La rueda inglesa: Así es cómo se carrozaban los coches

Como todas, o mejor dicho, como casi todas las cosas caras, los grandes coches están o estuvieron hechos a mano. Gracias a la rueda inglesa esas sexys, voluptuosas, preciosas y elaboradas carrocerías de algunos de los automóviles más apreciados hoy en día por nosotros, los aficionados a los clásicos, cobraron forma. Bueno, gracias a ésta y a las pacientes, seguras y sabias manos de los más cuidadosos artesanos del mundo de la automoción.

Hoy en día programas informáticos como el AutoCAD o el CATIA estandarizan de forma relativamente rápida y sencilla casi la totalidad de las piezas de la industria actual, pero hace quizá no tantos años las cosas se hacían de manera muy distinta… Y ya lo creo que tanto.

Posiblemente a muchos de nosotros nos parezca mentira que, por ejemplo, unas líneas tan míticas como las de la majestuosa carrocería del estratosféricamente caro Ferrari 250 GTO, salieran de una rudimentaria herramienta como la máquina que aquí os presentamos:

La rueda inglesa

Se trata, ni más ni menos, que de una sencilla máquina con forma de C que sujeta dos ruedas que se pueden juntar más o menos para, de forma totalmente artesanal, pasar repetidamente una plancha metálica para darle lentamente la silueta de la parte de la carrocería que deseemos.

Suena sencillo, ¿verdad? Lo cierto es que puede parecerlo, pero basta con echarle un vistazo al vídeo que os dejamos aquí abajo para comprender realmente el mérito y la complejidad necesarias para transformar una simple plancha de aluminio en la maravillosa curvatura cuasi-exacta de, por ejemplo, el spolier del maletero del Ferrari más caro del mundo.

Por cierto, aunque posiblemente muchos de los paneles de las carrocerías pudieran hacerse a ojo, gran parte de los fabricantes usaban una cosa denominada Máster; un armazón metálico con la forma del coche en cuestión para usar como guía, a base de poner las piezas, una vez formadas, encima de él. Hace solo unos meses, uno de los dos másters existentes del nombrado 250 GTO fue subastado, alcanzando un precio de 136.400 euros.

[su_youtube_advanced https=»yes» url=»https://youtu.be/PzOILKDpV1E» width=»700″]
 

Qué te ha parecido?

Escrito por Alejandro Palomo

Ser millonario y comprarme todos los coches del mundo sonaba difícil, así que hacerme periodista del motor y conducirlos gratis parecía más tangible... Además de romántico. Mi mayor triunfo ha sido poder dedicarme a los coches desde muchos puntos de vista: periodismo, organización de eventos y formaciones comerciales. ¡Me encanta mi vida laboral!

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

50.3kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.1kFollowers