in

Me encantaMe encanta

Kimera EVO37, el renacer del Lancia Rally «037»

Hay coches que serán eternos, ya sea en la mente de los aficionados como en los garajes de los pudientes coleccionistas. Pero hay gente que no se conforma con lo que tiene y quiere ir más allá. En ocasiones se roza el sacrilegio para muchos, pero existen ocasiones en las que ese «sacrilegio» es un auténtico espectáculo

Si hay una época especial en el mundo de los rallyes, esa es aquella que comprende entre 1982 y 1986, la era de los Grupo B, tan añorada actualmente. No en balde, en aquellos años se crearon algunos de los coches más bestiales y desproporcionados de la historia de los rallyes, tan salvajes, que fue su perdición. Nunca se volverá a ver nada igual, aunque los coches de rallyes actuales son espectacularmente rápidos. 

Lo mejor del Grupo B de Rallyes, es que su normativa obligaba a homologar versiones de producción sobre las que se desarrollaría el modelo de competición. Así, como ha ocurrido otras veces (el BMW M3, por ejemplo, nació como un coche de homologación), aparecieron algunos de los automóviles más descabellados del mercado, aunque con pequeñas limitaciones que los hacían aptos para un uso por vías públicas. Seguían siendo auténticos Grupo B, pero con la potencia “capada” y las comodidades que pedían los usuarios de aquellos años. 

Una de las peculiaridades es que todos los Grupo B tenían tracción total, o casi todos. Hubo uno que se salió un poco de la norma establecida, siendo además, uno de los primeros vehículos homologados para el Grupo B: el Lancia 037. Es uno de los Grupo B más atípicos, con propulsión en lugar de tracción a todas las ruedas, con una carrocería coupé que acabó siendo “copiada” por Ford con el RS200 y fue, además, el último automóvil de propulsión que ganó el Mundial de Rallyes (el mundial de marcas más concretamente). 

El Lancia 037, o mejor dicho, el Lancia Rally (que es su denominación oficial) fue el primer coche homologado para el Grupo B y seguía la senda del Lancia Stratos: un coche creado por y para los rallyes, desarrollado por Abarth sobre la base del Lancia Beta Montecarlo y luciendo una carrocería diseñada por Pininfarina. Acabó su vida en competición como lo hizo el propio Grupo B, con un accidente con resultado fatal, pero quedó en la memoria de los aficionados como uno de los coches más especiales de tan espectacular época.

Lancia Rally, el Grupo B más especial 

Cuando se habla de rallyes es imposible no hacer mención a los Grupo B, es fácil comprobarlo echando un ojo a cualquier red social o foro dedicado a los rallyes. Es como una obsesión generalizada que a veces, menosprecia un poco al resto de vehículos que ocuparon y ocupan los tramos de medio mundo, dando espectáculo a los más fanáticos de este deporte, uno de los más complicados del mundo de las carreras y desde luego, uno de los más sensacionales de ver y de vivir. Si no has estado nunca en una cuneta viendo a los coches morder a pocos centímetros de tus pies, no deberías esperar para hacerlo. El espectáculo y la hermandad con el resto de aficionados es única

Sin embargo, en esos foros y redes sociales se suele hablar mucho del Audi Quattro y del Peugeot 205, los coches más icónicos de los rallyes y los más laureados de los Grupo B. Entre ellos dos, se repartieron gran parte de los podios y de los títulos, creando una rivalidad tal, que obligaron al resto de marcas a seguir su ritmo y Lancia tuvo que poner en circulación el Delta S4, el coche que acabó por poner el último clavo al ataúd del Grupo B. Es curioso que Lancia fuera el primero y el último en el Grupo B y que sus dos coches, acabaron con su vida en las carreras de la misma forma. 

De hecho, los coches de Lancia fueron realmente únicos, el Delta S4 por sus prestaciones y por su increíble motor con doble sistema de sobrealimentación (compresor y turbo), y el Lancia 037 por su diseño y por sus soluciones. Y podemos ir un poco más allá, considerando al Lancia 037 el Grupo B más especial y único, aunque el Austin Metro tuviera un V6. No había otro coche igual al Lancia 037 y quizá, por eso, sea objeto de muchas recreaciones digitales que imaginan su regreso al mercado y quizá, por eso, haya sido elegido por Kimera Automobili para crear uno de los restomod más increíbles de los últimos años. 

No obstante, hablar de un restomod es un poco atrevido, ya que el trabajo de Kimera Automobili va muchísimo más allá que un restomod, es casi un automóvil fabricado ex profeso manteniendo los rasgos del Lancia 037, así como algunas de sus características. Es una realización de altísimo nivel, pero considerarlo un restomod es pasar por alto amuchas coches de este coche

¿Resurrección del Lancia 037 o un coche totalmente nuevo?

Kimera EVO37

Un restomod, para hacernos una ligera idea, es una restauración durante la cual, se efectúan algunas modificaciones y se modernizan algunos componentes. Por lo general, se usan componentes de coches más modernos de la misma marca (no tienen porque ser de última generación) y se intenta mantener la misma esencia del coche original. Obviamente, se mejoran las prestaciones y la seguridad, así como el equipamiento, pero no se cambia el coche en su totalidad. 

En el caso del Kimera EVO37, nombre que recibe el trabajo, es un desarrollo que parte desde una hoja en blanco (lo ha confirmado la propia Kimera Automobili), dando lugar a un coche superlativo, una auténtica reedición del Lancia 037 más que un restomod. Una evolución y modernización que ofrece una clara imagen, de como podría ser este especular coupé si la firma italiana llegara a lanzarlo al mercado nuevamente, aunque, como seguramente ya sabréis, Lancia tiene un futuro más limpio y menos pasional, siendo una de las primeras marcas de Stellantis en convertirse a la electrificación. Aunque esto dejamos que os lo cuenten otros, nosotros vamos a seguir con el Kimera EVO37. 

Últimamente estamos viendo como algunos apasionados ingenieros, se han empeñado en traer viejos mitos de nuevo a la vida. Hay quien se decida a ello desde hace tiempo, como Alfaholics y sus sensacionales Alfa Romeo, o Singer, con sus trabajos sobre el Porsche 964, sin olvidar a Eagle y sus espectaculares E-Type. Kimera se une a todos ellos con un Lancia 037 que hace enrojecer a muchos coches a los que se tilda de auténticos deportivos, con un motor que supera con creces incluso al Lancia 037 del Mundial de Rallyes por potencia y por prestaciones. 

Para completar este proyecto no han escatimado en recursos y eso, como cabe esperar, se nota a la hora de comprar una unidad. Pero dejemos eso de lado, que no es algo que ahora nos interese. Ahora interesa, por ejemplo, que su carrocería está fabricada con fibra de carbono respetando al máximo las líneas del original, pero modernizando algunos aspectos como el acabado general de los paneles que la dan forma, faros y pilotos LED, un difusor trasero totalmente funcional con cuatro salidas de escape dos a dos… y por supuesto las llantas inspiradas en las originales y el enorme alerón trasero. No cabe duda que es un 037 modernizado y además, con mucho gusto por los detalles. 

Dicha carrocería se monta sobre una estructura tubular, suspensión con amortiguadores Öhlins y frenos Brembo. Es ligeramente más grande que el Lancia 037 original, llegando a los 4,36 metros de largo (3,96 metros el Lancia), 1,91 metros de ancho (1,80 metros el 037) y 1,20 metros de alto (1,24 metros el original). La batalla del EVO37 también es más amplia, con 2,52 metros frente a 2,44 metros. 

Respecto al motor, se trata de un cuatro cilindros de 2.150 centímetros cúbicos colocado en posición trasera central, rinde 377 kW (512 CV) y 550 Nm de par gracias, entre otras cosas, a un turbo y a un trabajo de rediseño y reconstrucción muy profundo, ya que se trata de un motor derivado del original de Lancia. 

Solo se van a fabricar 37 unidades al nada despreciable precio de 480.000 euros.

Qué te ha parecido?

Javi Martín

Escrito por Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo.

Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.9kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3.1kFollowers