Liberty 750×184

Jordi Reixach: Uno de los mejores modelistas del mundo

Jordi Reixach es uno de los maquetistas actuales más reputados. Sus increíbles creaciones requieren de miles de horas de trabajo para recrear con precisión hasta el más mínimo detalle de marcas como Bugatti, Ferrari, Hispano-Suiza, Bentley... Pero también Barreiros o Biscuter.

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

FOTOS Y VÍDEOS MAQUETAS: JORDI REIXACH

Recrear en miniatura lo que más nos gusta de la realidad es algo que viene de lejos. De hecho, ya nuestros ancestros del Paleolítico tallaban cabezas de caballo sobre marfil. Y en fin, si aquellos humanos vivían obsesionados con el galope de un equino… ¿Cómo no vamos a estar nosotros fascinados por el ritmo de marcha de un Hispano-Suiza o el paso en curva de un Porsche?

Aún habiendo pasado océanos de tiempo, lo cierto es que el prehistórico tallador y el moderno maquetista se asemejan más de lo que pueda parecer. Al fin y al cabo ambos son dos artesanos necesitados de paciencia y técnica. Una técnica que en el caso de Jordi Reixach lo ha llevado a ser uno de los profesionales más respetados en el mundo de las miniaturas automovilísticas, contando en su haber con una serie de fascinantes modelos a escala.

Dedicado a ellos desde que a comienzos de los 2000 presentó su Voisin Biscúter 1:8, Jordi Reixach lleva dos décadas trabajando en compañía de su mujer Merçe Ros, la cual realiza con esmero los tapizados del interior. Horas y horas de meticulosa artesanía que empiezan en su taller a las cuatro de la tarde para continuar hasta pasada la medianoche. Y es que sólo así se pueden hacer maquetas a gran escala para las que se necesitan de uno a dos años de trabajo.

Ahora, y tras haber realizado réplicas de Mercedes, Bentley o Bugatti, Jordi Reixach parece estar más centrado en los Porsche. Tras la preciosa maqueta de un 356 Carrera GS GT justo acaba de presentar la de un 356 90 Cabrio. Un modelo a escala 1:6 lleno de curiosos detalles con un proceso de fabricación de los que quitan el hipo.

JORDI REIXACH: MAQUETISTA CARROCERO

Una de las cosas más fascinantes en el mundo del automovilismo es el diseño de las carrocerías. Y más en concreto la fase de moldeado. Ver a esos diseñadores arremangados mientras esculpen la arcilla, la madera o la chapa tiene mucho que ver con las razones por las que algunos automóviles fascinan sin tener que arrancar su motor. El caso de Jordi Reixach es el mismo… Pero a la inversa.

Y es que, en su trabajo todo parte del tomar medidas a partir del coche real a reproducir. Algo que, en casos como el autobús Chevrolet “Pullman La Llaneza”, llevó hasta una semana entre dos personas. Eso sí, de un tiempo a esta parte también está echando mano de la digitalización en 3D, a partir de la cual poder hacer la típica maqueta volumétrica o máster en resina sobre la que trabajar los paneles de latón para dar forma a la carrocería.

Llegados a este punto vienen horas de trabajo con el torno y la fresadora realizando las múltiples piezas a montar. A eso hay que sumar la labor con los tapizados y el interior. Un punto delicado que puede llegar a ser bastante complejo en modelos cerrados como el Bugatti 57 Atalante, maqueta que el propio Jordi Reixach define como la más compleja en toda su carrera. Por si todo esto fuera poco hay que cuidar la operatividad de diversos mecanismos. En fin, un trabajo a la altura de los relojeros suizos.

CON MOTOR O SIN MOTOR. HE AHÍ LA CUESTIÓN

Lo de Jordi Reixach es pasión por el detalle, tanto así que si por él fuera todas sus maquetas contarían con la reproducción del motor. Al igual que hizo con el Hispano-Suiza H16, en el cual montó un pequeño ingenio eléctrico que actúa sobre el ventilador, la bomba de agua, magneto y dinamo. ¡Incluyendo incluso un chip con el sonido grabado del motor original!

Sin embargo, llegar a este punto de realismo haría que cada maqueta se disparase de las aproximadamente 2.000 horas de trabajo de una sin motor a las 3.500 de una con mecánica incluida.

Y es que, según nos cuenta, parece que a su lista de creaciones podría sumarse en breve un Porsche 904. ¡Incluso planea una serie de motores de la marca de Stuttgart! Algo que no estaría nada mal ya que si bien los de Ferrari son los motores visualmente mejor rematados… Los de Porsche enganchan la mirada desde el primer momento gracias a sus particularidades mecánicas.

En fin, estaremos atentos a la fascinante evolución de este barcelonés que empezó hace años reproduciendo el depósito de una BMW R75.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Corvette C3: Del más antiguo en perfecto estado a otro sacado de un "waterfind"

Post siguiente:

Brooks Walker, o Cómo Aparcar Cómodamente con la Rueda de Repuesto