Liberty 750×184

A la ITV, mejor acompañado

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Creo no equivocarme si afirmo que a todos nos da cierta aprensión afrontar las periódicas citas con la ITV de nuestros vehículos. Estas no dejan de ser exámenes y por tanto tienen sus riesgos, aunque se lleven bien preparados. Las normativas están cambiando mucho y, por desconocimiento, podemos encontrarnos con que alguno de nuestros esfuerzos no se acomoda al nuevo marco legal.

También puede ocurrir que el examinador no tenga los conocimientos históricos (que no técnicos) suficientes para evaluar nuestro vehículo, empeñándose en rechazar por no originales cosas que sí lo son o en exigirle el cumplimiento de normas que no eran de aplicación en el momento de su matriculación. Por supuesto, también pueden ocurrir imprevistos o que coincidamos con un inspector que tiene un mal día (hasta las más bellas personas lo tienen).

Todo apunta a que este control se va a tornar cada vez más especializado, requiriendo de nosotros un conocimiento mayor de la normativa y de las ITV mucha más información de la que manejan en estos momentos para evaluar correctamente la originalidad de nuestros preciados vehículos.

Pienso que pueden hacerse cosas para hacer más llevadero (e incluso atractivo) este trámite. Iniciativas que además favorecerían que esta inspección pudiera tener también una dimensión formativa para técnicos y aficionados, como consecuencia de su interacción. Ideas todas ellas que están al alcance de cualquiera de nuestros clubes y asociaciones y que deberían tener buena acogida en cualquier estación de ITV a la que se propongan ya que, al fin y al cabo, somos sus más prometedores clientes.

Pie de foto
Como se explicará más abajo, «La Escudería» ha llegado a un acuerdo con el grupo de ITV IDV (Foto: Francisco «Campari» Lázaro)

Inspecciones conjuntas

El eje de todo el plan que voy a exponeros gira en torno a la idea de organizarnos para pasar la ITV de forma conjunta, en lugar de ir cada uno «por libre». Estas concentraciones periódicas (mensuales, trimestrales) en una estación de ITV de nuestra localidad o comarca que ya destaque por su sensibilidad y conocimientos sobre el vehículo antiguo, posibilitarían muchas cosas que nunca tendremos por separado:

Primero, la oportunidad de poder compartir esas horas con otros aficionados y amigos eliminará el carácter anodino y también mucha de la tensión de este tramite. Además, una vez todos reunidos, es mucho más fácil continuar la fiesta con una bonita ruta programada, una buena comida o ambas cosas.

Segundo, la programación previa de estas reuniones permitirá a la ITV seleccionar el personal mejor cualificado de su plantilla para esta tarea.

Tercero. Pueden negociarse con la ITV atenciones especiales, como espacio de aparcamiento, un cafetito gratis, algún descuento en las tasas de la inspección, o un largo etcétera.

Cuarto. La inspección conjunta permite una mayor y mejor difusión de la información, tanto sobre normas como sobre temas históricos, favoreciendo así que los errores no se repitan por falta de conocimientos. Para fomentar esta faceta formativa, creo que sería magnífico que estas visitas terminaran con una mesa redonda entre inspectores y aficionados en las que, a modo de los «briefing» de los eventos de regularidad, se pudieran repasar todos los problemas detectados que no tuvieran que ver estrictamente con fallos mecánicos.

Pie de foto
Podría acudirse desde otras reuniones, como por ejemplo desde el Mercadillo
de Vehículos Antiguos de Villaviciosa de Odón (Foto: Francisco «Campari» Lázaro)

Acuerdo entre Grupo IDV y La Escudería

La revista digital La Escuderia ha recogido este testigo llegando a un acuerdo con IDV, un importante grupo de estaciones de ITV que también apoya esta publicación como patrocinador y que quiere destacar y diferenciarse por un trato al cliente especialmente cuidado y personalizado.

En virtud de ese acuerdo su estación sita en el Polígono de «El Carralero» de Majadahonda (Madrid), dirigida por un aficionado a los clásicos, abrirá sus puertas todos los terceros domingos de mes por la mañana para atender a los vehículos antiguos y clásicos que se presenten.

Además, nos invitarán a café y están estudiando aplicar un pequeño descuento y la posibilidad de otorgar premios anuales a los vehículos mejor conservados. Esta prueba piloto comenzó el pasado 21 de Abril y se repetirá mensualmente siempre que acudan al menos 10 vehículos a la cita.

La próxima sería este domingo a las 12:30 horas y, para que se lleve a cabo, es necesario que confirméis vuestra asistencia enviando un e-mail a la dirección de correo electrónico escuderiamk2@gmail.com. A su vez, una vez que se alcance el número de vehículos mencionado, os confirmaremos su celebración definitiva.

Pie de foto
La estación de ITV IDV de «El Carralero» nos acogerá los terceros domingos de cada mes (Foto: Francisco «Campari» Lázaro)

Un buen punto de partida para acudir sería el concurrido Mercadillo de Vehículos Antiguos que se celebra en la localidad vecina de Villaviciosa de Odón y que os recomendamos encarecidamente.

Si la actividad resulta satisfactoria para todos podría ponerse en marcha también en otras provincias. A poco que la apoyemos, esta iniciativa pudiera ser el germen de otro servicio importante que –como los seguros- termina prestándose «a la medida» de nuestras especiales necesidades en toda España. Desde aquí animo a todos los clubes a intentarlo en sus respectivas zonas.
 
 

 
 

Valora esta noticia y ¡Comenta!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Kit-car ingleses: Hágaselo usted mismo

Post siguiente:

Laredo Ye-Yé