Liberty 750×184

III Gr. A Legend Rally: ¡Aquellos maravillosos años!

Una competición pura y dura contra el crono - no es una prueba de regularidad - en la que se pueden contemplar, entre muchos otros, algunos de los automóviles de rally más bestias de todos los tiempos, los míticos grupo B de los años ochenta.



Desde el jueves 10 hasta el sábado 12 de Septiembre, el Principado de Asturias fue testigo de uno de los acontecimientos más esperados por los amantes de los rallyes históricos: El Gr.A Legend Rally. Una competición pura y dura contra el crono – no es una prueba de regularidad – en la que se pueden contemplar, entre muchos otros, algunos de los automóviles de rally más bestias de todos los tiempos, los míticos grupo B de los años ochenta.

Gr. A Legand Rally 2015: De la mano del Princesa de Asturias

Este rally comenzó su andadura en 2012; ese año y el siguiente coincidió con el Rally de la Comunidad de Madrid y por tanto transcurrió por las carreteras de la sierra madrileña, teniendo su sede en el circuito del Jarama.

En 2014 por falta de recursos económicos no pudo celebrarse, pero afortunadamente este año ha vuelto por la puerta grande, acompañando al Rally Princesa de Asturias y, por tanto, compartiendo con éste algunos de los tramos más bonitos y divertidos de toda nuestra geografía, así como una de las mejores aficiones de este tipo de competición. Es digno de ver cómo se viven los rallyes en todo el norte de la península.

rally asturias coches clasicos
Porsche 911 3.0 RS (1974) de Pedro Fernández. Este coche participó en el Princesa de Asturias

Un sólo día de batalla en el Gr. A Legend Rally

Realmente ambos rallyes no compartieron todo el recorrido de la competición, pues el Legend se conformó con la etapa del sábado, en la que se recorrieron 373,38 Kms, de los que 118,70 fueron cronometrados y 254,68 de enlace.

La salida protocolaria tuvo lugar el Jueves a las 21,30 en la Avenida de los Ferroviarios, tras el edificio principal de la estación de trenes de Oviedo, más conocida como «la Losa» por los oriundos de la capital asturiana. La jornada del viernes transcurrió tranquila en el parque de asistencia habilitado en la zona de la Manjoya, en las afueras de Oviedo y en el shakedown (tramo cerrado al tráfico para entrenamiento y puesta a punto) donde los aficionados pudieron contemplar de cerca las magníficas máquinas mientras los pilotos y mecánicos hacían los últimos arreglos y ajustes.

La verdadera pelea tuvo lugar el sábado desde primera hora del día. Los coches dieron dos pasadas, una por la mañana y otra por la tarde a los míticos tramos de Siero, Villaviciosa y Colunga – Piloña, después de los cuales hubo numerosas bajas: de los 49 coches que partieron, tan sólo acabaron 18, menos de la mitad. Casi todas las retiradas fueron por averías, es muy difícil y costoso mantener activos y plenamente operativos estas complejas mecánicas.

rally asturias coches clasicos
BMW M3 (1) E30 Gr.A (1990) de Miguel Angel Sánchez (Foto: Anchoafoto)

Genial vídeo de LaTulaSport.es

Finalmente, la ceremonia de podio se celebró de nuevo en «La Losa», donde se habilitó el parque cerrado y se entregaron los trofeos de las diferentes categorías de ambos rallyes a partir de las 19,30. En el que nos ocupa, el Legend, los tres peldaños del podio fueron a parar a los equipos formados por:

Podio III Gr.A Legend Rally

1º Aldo de Alberto y Ursula Rodas. Seat Córdoba WRC. (01h:27m:18s)

2º Víctor Magariños y Juan Carlos Asorey. BMW M3 E30 (01h:28m:10s)

3º Francisco Roig y Sergio Salóm. BMW M3 E30 (01h:30m:55s)

Afortunadamente, durante las dos jornadas de competición no hubo que lamentar ningún incidente. Ni en el Legend, ni en el Princesa de Asturias. En la mente de todos estaba la tragedia ocurrida unos días antes en el rally de A Coruña, en el que, como ya todos conocen, perdieron la vida siete espectadores por auténtica mala suerte. Todos los equipos participantes lucían en sus coches un lazo negro como señal de duelo. Vaya desde el equipo de redacción de La Escudería nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de las víctimas.

III Gr.A Legend Rally Asturias 2015
Crespón negro sobre el BMW M3 E30 Gr.A de Victor Magariños)

Reparto de lujo

Como podrán observar por las fotografías, el plantel de coches participantes fue de lo mejorcito que se puede encontrar en nuestro país, con vehículos que corrieron en las máximas categorías de la especialidad desde los años 80 hasta los 2000. Los anteriores no estaban permitidos, seguramente para facilitar las cosas a los organizadores al no tener que discriminar por antigüedad la competición, por haber tanta diferencia entre las prestaciones de unos y de otros. Pocas son las pruebas celebradas en España en las que se pueden ver vehículos con semejante pedigrí.

El nombre del Rally puede llevar a engaño, pues a pesar de que la leyenda diga Gr.A (los más numerosos), también están permitidas las inscripciones de los Grupo B, de los Kit Car y los WRC.

Como representantes del Grupo B se pudo ver un Magnífico Peugeot 205 Turbo 16 (ex Bruno Saby), un Renault 5 Turbo con Kit Tour de Corse y una preciosa recreación del Audi Quattro S2 con el que Walter Rohrl participó en el mundial de 1984, unidad que al parecer dispone de un auténtico motor de un Gr.B, aunque el resto del coche no sea un genuino pata negra.

De los coches de Grupo A, los más pródigos eran los BMW M3 E30, modelo de culto del fabricante bávaro que siempre está presente en este tipo de competiciones. Les acompañaban varias unidades del Ford Sierra Cosworth, tanto el RS de dos puertas y ala trasera como su sucesor de cuatro puertas y cuatro ruedas motrices.

Un Toyota Celica con su decoración Castrol, presente en las citas mundialistas en las temporadas 93 y 94. En el parque de asistencia le acompañaba un Toyota Celica réplica del de Carlos Sainz en el rally Sanremo de 1990; éste no participó en la prueba asturiana, pero llamaba poderosamente la atención.

Otro de los grandes protagonistas de los rallyes de los noventa, el Ford Escort Mk4 RS Cosworth no faltó a la cita, con varias unidades de llamativos colores, e incluso un auténtico WRC como los de las temporadas 97 y 98 del mundial.

Pudimos encontrar también ejemplares de la época de los Kit Car, pequeños y «económicos» autos que en su momento, en las pruebas de asfalto, pusieron en más de una ocasión contra las cuerdas a los todopoderosos WRC. Varios Renault Clio, uno de ellos, el de Abraham Cabrera, copilotado por el mítico Antonio Boto. También vimos algún Citroen ZX y Saxo.

Por último, a pesar de ser bastante más modernos, cabe destacar la participación de algunos WRC de los años 2000, como un Seat Córdoba Evolución 3 del 2000, que finalmente fue el vencedor del Legend; un Peugeot 206 y un Subaru Impreza, ambos debutantes en la temporada 2003.

Esperemos que el año que viene esta maravillosa iniciativa tenga continuidad y podamos cuadrar la agenda para poder contárselo. Y ya puestos, también intentaremos acudir al Festival Trasmiera en Cantabria, donde sin duda estará de nuevo lo mejor de lo mejor.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

"Nací en los '80, y por eso tengo un DeLorean"

Post siguiente:

XII Concentración de Motos Clásicas de Barajas