Liberty 750×184

Horch 853 Manuela: Imponente

El Horch 853 Manuela fue el último coche personal de Bernd Rosemeyer. Si el piloto perdió la vida a más de 400 km/h, este coche desapareció sin dejar rastro durante la Segunda Guerra Mundial. Hemos encontrado esta interesante réplica que, sin embargo, también incluye algunos elementos diferenciados...



FOTOS HORCH 853 MANUELA REPLICA: HYMAN LTD

Siempre que pensamos en un piloto mítico lo asociamos con sus coches de competición. Pero, también resulta interesante saber cuál era su automóvil para el día a día. En el caso de Bernd Rosemeyer todo quedó en casa, ya que tanto los bólidos de competición como su cómodo coupé de diario fueron producidos por Auto Union. El consorcio formado en 1932 por la unión de Horch, Audi, DKW y Wanderer, el cual tomó por símbolo los cuatro aros que hoy en día son el logotipo de Audi.

Dentro de las pistas, Rosemeyer quedó unido para siempre a los poderosos Auto Union, pertenecientes a la historia de las Flechas Plateadas. Esos impresionantes Mercedes y Auto Union dominantes en los Grand Prix de 1934 a 1939. Más allá de eso, lo que realmente marcó la carrera de este piloto fue conseguir el récord mundial de velocidad. Una despiadada competición avivada por el régimen nazi entre Mercedes y Auto Union, las cuales se echaron al galope por conseguir motores más potentes y aerodinámicas más eficientes para aplastar a sus rivales.

Por una parte todo esto se intentó usar como propaganda, mediante la cual Hitler pretendía exhibir el desarrollo tecnológico de Alemania. Por otra, la desenfrenada competición entre ambas marcas echaba gasolina al fuego de una época en la que casi todo el avance industrial germano se aplicaba al desarrollo de máquinas de guerra. Sea como fuese, lo cierto es que en 1928 Rosemeyer encontró la muerte a más de 400 kms/h, cuando una racha de viento le hizo perder el control de su Auto Union Type C.

El cuerpo fue encontrado a unos 100 metros de las primeras marcas de neumático. Los restos del coche unos 80 más allá. Un desenlace terrible para Rosemeyer, el cual aún sigue siendo una de las mayores leyendas del automovilismo deportivo de la época, junto con sus compatriotas Hans Stuck o Rudolf Caracciola.

De todos modos, más allá de sus automóviles de competición este piloto se movió durante su último año de vida en el espectacular Horch 853 Manuela Coupé. Alzado a leyenda por haber pertenecido a semejante piloto, esta pieza única desapareció sin dejar rastro durante la Segunda Guerra Mundial. Ahora regresa a la actualidad con esta réplica que, curiosamente, altera el color original.

horch 853 replica

horch 853 replica

HORCH 853 MANUELA COUPE. DESAPARECIDO EN COMBATE

Justo un año antes de morir, en 1937, Rosemeyer estaba en su mejor momento. Destacado como piloto estrella de Auto Union, los éxitos en competición se sucedían constantemente. Por ello, la empresa decidió entregarle un buen regalo.

Ni más ni menos que una unidad de su buque insignia: el Horch 853. Sin embargo, esto no era suficiente, ya que esta unidad debía de ser una pieza única. Así, vestido por Erdman & Rossi, nacía el Horch 853 Manuela Coupe, la interpretación deportiva de uno de los coches alemanes más deseados durante la década de los treinta.

horch 853 replica

De este buque insignia sólo se fabricaron poco más de 600 chasis, motorizados con un ocho cilindros en línea de cinco litros, capaz de rendir unos 120CV a 3.600 rpm. Unas cifras más que suficientes para mover con pausada alegría sus más de dos toneladas de peso.

Y es que, recordemos que cuando hablamos del Horch 853 nos estamos refiriendo a uno de los coches más lujosos de su época. Como era costumbre en este tipo de coches, el chasis en travesaños de acero era enviado a diferentes carroceros para ser vestido de forma diferente en cada unidad.

Por ello los Horch 853 se pueden ver bajo formas muy diferentes. En el caso de éste, se optó por una carrocería coupé asentada sobre su chasis recortado 33 centímetros respecto a las especificaciones de fábrica. Eso da un aspecto ligeramente más compacto al Horch 853 Manuela, apodado así por Rosemeyer en 1937, el cual lo usó para ir a las carreras hasta su muerte un año más tarde. Tras esto el destino del coche se vuelve difuso. Unos dicen que fue despiezado por la propia Horch. Otros que desapareció durante la Segunda Guerra Mundial. Sea como fuera lo cierto es que seguimos sin tener pistas del mismo.

horch 853 replica

HORCH 853 MANUELA REPLICA. OTRA MÁS

A pesar de que el Horch 853 Manuela de Rosemeyer desapareció hace décadas, afortunadamente se conservó abundante material gráfico sobre el mismo. Basándose en ello, estas últimas décadas se han realizado al menos dos réplicas. La primera es la expuesta en el museo de Audi, la cual es exacta en todos los detalles. La segunda acaba de aparecer a la venta en un prestigioso dealer de los Estados Unidos (Hyman Ltd) tras ser construida por Horch-Classic en Alemania. Eso sí, curiosamente pintada en un color azul que no es el gris original del Manuela.

No obstante, la base sobre la que se ha realizado esta réplica del Manuela sí es original, ya que se ha usado el chasis de un Horch 853 hallado en Bielorusia. En este hallazgo faltaba la carrocería, por lo que a la hora de vestirlo los responsables de la restauración tuvieron la feliz idea de hacer un homenaje al coche de Rosemeyer. Algo que estudiaron meticulosamente, ya que también recortaron el chasis para dejarlo en la medida exacta del mismo.

A partir de ahí, realizaron una base en madera sobre la que trabajar los paneles de aluminio de la carrocería. Además recrearon meticulosamente el interior, incluyendo incluso un juego de maletas de la época y un techo solar de tela Gülde. El resultado es una recreación deliberadamente personalizada, pero excelente, del Horch 853 Manuela.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

BMW R18: Una novedad fiel a las esencias de 1923

Post siguiente:

Popular Mimadete: Talbot Horizon