Citroën DS Cabrio
in

Henri Chapron: extrayendo la quintaesencia del Citroën DS

El Citroën DS fue un coche superlativo, algo fuera de lo normal, que dejó a toda la competencia sin argumentos. Famoso por su apelativo, “tiburón”, es uno de los automóviles más revolucionarios de su época y además, es uno de los pocos objetos industriales valorado como una obra de arte. Sí, un Citroën DS es una obra de arte, como lo son los cuadros de Velázquez o el David de Miguel Ángel, pero en lugar de estar expuesto en un museo, se exponen en concentraciones, en ferias y por supuesto, en las carreteras de todo el mundo. Pero, ¿Qué es una obra de arte? 

Si nos fijamos en lo que dice el diccionario, es una creación material con cierto valor estético, creativo y de imaginación, que expresa un concepto o una emoción. ¿Se podría trasladar esta definición a un automóvil? ¿El Citroën DS abarca alguna de estas ideas? Si por nosotros fuera, el Citroën DS, efectivamente, es una obra de arte como lo son muchos otros automóviles, sobre todo si hablamos de las creaciones que realizó el carrocero Henri Chapron sobre el modelo francés, las cuales, duplican en muchos casos el valor de cualquier Citroën DS convencional (si es que se puede considerar convencional a un Citroën DS). 

El famoso tiburón, un apelativo que en España se ganó por las formas de su frontal, se presentó oficialmente en 1955. Por entonces, Mercedes había puesto en circulación el mítico 300SL “Alas de gaviota” (1954), el gigantesco Cadillac Eldorado llevaba dos años en el mercado norteamericano y nuestro querido “pelotilla”, estaba dando sus primeros pasos en su país natal, en Italia. Se puede apreciar con estos simples ejemplos, por tanto, que el DS fue un coche adelantado a su tiempo en muchos apartados como su increíble sistema hidroneumático, el cual controlaba desde la suspensión hasta la dirección asistida, la caja de cambios (considerada la primera transmisión “robotizada” de la historia) y la asistencia de los frenos. 

Hasta nueve carrocerías distintas

Citroën DS by Chapron

Cuando se ideó el coche, sólo se pensó en dos versiones: una berlina y una carrocería familiar conocida como “Break” y así salieron todas las unidades de la planta de montaje. Sin embargo, dado su diseño y la fama mundial que acaparó en poco tiempo, hubo quien usó el modelo como base para realizar algunas transformaciones, como es el caso de Henri Chapron, un conocido carrocero francés que comenzó con sus actividades allá por 1919 trabajando para marcas del calado de Talbot, Delage o Delahaye. De hecho, Chapron también llegó a trabajar sobre bastidores Hispano-Suiza o Panhard & Levassor. 

Sus primeros trabajos, antes de ganarse la fama como para trabajar con los más grandes, fueron gracias a comprar algunos excedentes de la Primera Guerra Mundial, sobre todo unidades del Ford T, los cuales, los transformaba y les daba una nueva vida en la postguerra. De hecho, Henri acabó trabajando sobre los Citroën DS tras la Segunda Guerra Mundial, cuando los fabricantes de lujo franceses fueron desapareciendo poco a poco. No obstante, aquí debemos hacer un pequeño inciso, porque Chapron llegó más lejos que sus competidores por una sencilla razón: Henri fue capaz de adaptar su empresa a las necesidades y dejó de ser un “simple” carrocero, para ser una auténtica industria auxiliar. 

Eso dio lugar a una serie de pedidos desde los propios fabricantes, como es el caso de la misma Citroën, con quien colaboró en la fabricación de varias piezas de chapa para los prototipos del Citroën DS. Henri no solo desarrollaba sus proyectos personales, también ayudaba a las grandes compañías a completar los suyos o dar forma a nuevos automóviles. Destacar en este apartado la buena relación entre la Administración francesa, Citroën y Chapron, cuyo resultado fue el DS presidencial para el general De Gaulle, un coche espectacular por sus dimensiones y formas, pero falto de la gracia del Citroën DS original. 

Los descapotables, sus trabajos más valorados. 

Citroen DS cabrio by Chapron

Cuando los fabricantes de lujo franceses fueron echando el cierre, a Henri no le quedó otra que centrar su atención en el DS recién presentado por Citroën y en el que, además, había trabajado antes de su puesta en escena. Mientras que Citroën se centraba en la carrocería berlina y en el Break (con el tiempo también se fabricó un descapotable), Chapron desarrolló nueve carrocerías diferentes para el DS. Así, Chapron creó cuatro coupés: Le Dandy, Le París, Concorde y Le Léman. Dos sedanes de alta gama: Majesty y Lorraine y los más apreciados, los descapotables, que fueron tres diseños distintos: La Croisette, Le caddy y Palm Beach. 

Algunos de estos coches, como los coupé Le París (o París Coach), presentan un diseño realmente espectacular, casi mejor que el propio Citroën DS original. Sin embargo, las carrocerías descapotables son auténticos objetos de culto, llegando a superar los 150.000 euros en las subastas. Se fabricaron en total algo más de 1.300 ejemplares con carrocería descapotable, por lo general, fabricados de forma artesanal, de los cuales, menos de 400 ejemplares corresponden al DS21. 

Los primeros descapotables de Chapron se habían fabricado de forma independiente, pero dado el buen hacer del carrocero, sus buenas relaciones y el éxito del coche, Citroën finalmente dio su visto bueno y acabó “absorbiendo” las visiones de Chapron sobre su automóvil más especial. De hecho, se podían pedir en el mismo concesionario de Citroën las versiones descapotables de Chapron, las que se conocían como “Unsine”

Qué te ha parecido?

Javi Martín

Escrito por Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo.

Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.1kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3kFollowers