Liberty 750×184

Un Descubrimiento a la Rusa

La Unión Soviética nació en el transcurso de la Iª G.M., se asentó a través de su guerra civil y experimentó enormes grados de destrucción durante la IIª G.M. para acabar viviendo décadas bajo la paranoia militarista de la Guerra Fría. En resumen: pocos países en la historia del siglo XX han vivido más influenciados por el poder de las armas que Rusia. Esa influencia llega hasta sus coches, apareciendo constantemente nuevos “experimentos” automovilísticos históricos...



Por su geografía extrema y su historia militar, Rusia es una maravilla para los amantes de los vehículos espartanos y resistentes. Una rápida ojeada a sus automóviles clásicos nos habla de ello: motores diésel indestructibles, tracciones cuatro por cuatro, carrocerías sencillas, interiores sobrios … hasta el más ‘lujoso’ de los modelos que puedas ver tiene ese toque de ‘rudeza soviética’. Tiene su punto: aquí somos muy seguidores del Lada Niva.

La particular historia de Rusia, y especialmente el periodo de obsesión militar colectiva durante la Guerra Fría, provocaron la aparición de vehículos civiles donde lo militar está muy presente. El hallazgo que te traemos hoy tiene algo que ver con eso. No es un PT-76, pero no nos costaría verlo cruzar la tundra o las selvas de Vietnam o Angola, como sí hicieron algunos de estos tanques bajo las banderas de la URSS, Vietnam del Norte y Cuba respectivamente.

LA ORUGA CLÁSICA DE CHELYABINSK

La disolución de la Unión Soviética en 1991 pilló a muchos por sorpresa, especialmente en el campo de la industria. Por ello, gran cantidad de vehículos militares e industriales quedaron abandonados en fábricas que, de repente, se vaciaron ante la falta de dirección o mercado. Pensar en todos los posibles hallazgos que hay esperando en almacenes repartidos a lo largo y ancho del país con más superficie del planeta… impresiona. Uno de ellos se ha hecho recientemente en la ciudad de Chelyabinsk.

(Qué casualidad, ¡en la misma ciudad donde hay un museo ruso lleno de clásicos españoles!)

anfibio rusia
Con multitud de piezas de diverso origen, este anfibio es el «frankenstein» del automovilismo. Fuente: Automail Russia

Se trata de un vehículo único, con un chasis móvil partido en dos mitades: una delantera destinada al habitáculo de pasajeros y otra trasera con la función de ubicar el motor. La carrocería es de aluminio, rematada con una multitud de remaches que le dan un aspecto apocalíptico muy propio. Por no hablar de la curiosa puerta delantera, a modo de Isetta primitivo…

Por ahora casi todo son dudas sobre el hallazgo, aunque las primeras averiguaciones realizadas por su propietario Ivan Ivanov –desconocemos si es el ciclista que ayudó a Perico Delgado a no perder la Vuelta España ’89 bajando Navacerrada– apuntan a que el vehículo se realizó alrededor de 1950, siendo responsable del mismo Maxim Nikolaevich: jefe de accionamiento hidroestático en la fábrica estatal de tractores de Chelyabinsk.

anfibio rusia
Si eres director de cine y piensas dirigir alguna cinta retrofuturista… aquí tienes un vehículo que perfectamente podría haber salido en Mad Max. Fuente: Automail Russia

UN BARNFIND ANFIBIO CON 8 RUEDAS Y 11 MOTORES

Sí, has leído bien. Este vehículo tiene más motores que ruedas. Y es que cada una de las 8 ruedas del mismo cuenta con su propio motor hidráulico de apoyo. Además, monta otros dos propulsores hidráulicos que proporcionan potencia a dos hélices que ayudan a este anfibio en un hipotético desplazamiento acuático a través de un cenagal.

El motor principal parece ser el de un GAZ M-20 Pobeda, uno de los utilitarios soviéticos de mayor éxito, producido a partir de 1946 con un cuatro cilindros de unos 50 CV. Así que… echa cuentas, en total nos hemos juntado con 11 motores para un vehículo tan pequeño.

Sin embargo, este exceso tiene su explicación: por su forma y diseño lo más seguro es que este curioso anfibio fuera ideado para tirar de pesados aviones militares de carga a través de terrenos convertidos en cenagales por el frío invierno ruso. Y es que, cuando en un país juntas clima helador y necesidades militares… salen estos extraños vehículos.

anfibio rusia
En esta visión trasera vemos bien lo articulado del chasis. Fuente: Automail Russia
Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Sur de Francia: Nogaro Classic Festival

Post siguiente:

Honda NSX: Rescate en el Bosque