Ford T Todoterreno
in

Ford T: Sorprendentes cualidades todoterreno

FOTOGRAFÍAS FORD MODELO T: FORD / FUENTE REFERENCIADAS

Cuando se piensa en coches con más de un siglo, muchos los asocian a una escasa eficiencia. Sin embargo, eso habría que revisarlo. Obviamente hay asuntos como la potencia, el comportamiento dinámico o la seguridad en los que el tiempo ha marcado una diferencia abismal. No obstante, lo cierto es que las carreteras de aquellos años no eran las de ahora, por lo que modelos como el Ford T se pensaron para sortear zanjas y barrizales.

Y ojo, porque esto saca los colores a más de un imponente todoterreno actual. De hecho, vayamos a dos indicadores concretos. El primero para cualquier todoterreno clásico sería el “ángulo de ataque”. Un dato que abre boca para otros dos: el ventral y el de salida. Con ellos sabemos la capacidad de un vehículo para desenvolverse por terrenos abruptos, midiendo en grados geométricos el tipo de rampas al que un vehículo puede enfrentarse sin que los bajos den al suelo. Una asignatura en la que el Ford T aprueba con buena nota.

ford model t offroad

Pero hay más. Ahora vayámonos al RTI (Ramp Travel Index). Combinando varios datos, este indicador señala lo “flexible” de un coche. O mejor dicho, la distancia que es capaz de recorrer sin que las cuatro ruedas pierdan contacto con el suelo; avanzando un costado sobre suelo horizontal y otro sobre una rampa ascendente. Un Jeep Wrangler Rubicon del 2003 obtiene 730. El Ford Modelo T de 1908 alcanza 1.030. En suma, ¿podemos decir que el primer automóvil de producción en serie es también el primer todoterreno clásico?

FORD T. CAPACIDADES PARA TODOS LOS TERRENOS

El Ford T fue anunciado como un “automóvil universal”. Un objetivo realmente ambicioso para la época ya que, con la producción en cadena, Henry Ford quiso poner el transporte motorizado al alcance de las masas, dejando atrás la idea del automóvil como algo reservado a las clases adineradas. Para hacernos una idea de cómo estaba el mercado diremos que, a comienzos del siglo XX, muchas ciudades contaban con carriles segregados para automóviles. Una pista determinante para verificar lo escaso de los mismos, especialmente frente al medio de transporte urbano más extendido: la bicicleta.

ford model t offroad
Foto: Deadline News

Es por ello que las carreteras aún no cubrían gran parte del territorio. Por ello, cuando se diseño el Ford T hubo que hacerlo con la premisa de que pudiera entrar por casi cualquier terreno. De esta forma, y posiblemente sin pretenderlo, Henry Ford estaba diseñando el primer todoterreno clásico de la historia. Un coche donde el enorme recorrido de la suspensión por eje rígido y ballesta transversal proporciona cualidades insospechadas para recorrer casi cualquier terreno por abrupto que sea.

Obviamente, todo esto se logra a base de suspender en otros puntos. Principalmente la estabilidad. Y es que claro, sólo con un vistazo resulta obvio que el Ford T no cuenta con un centro de gravedad especialmente bajo. De esos con los que el coche va clavado en horizontal como una lapa al suelo en las curvas. Sin embargo, eso le da unas insospechadas cualidades como coche de campo. De hecho, revisando vídeos sobre este todoterreno clásico encontramos curiosos alardes y piruetas Una versatilidad que contribuyó al éxito del modelo, con más de 15 millones de unidades vendidas.

ford model t offroad

¿UN COCHE PARA RAID?

Seguramente, muchos estéis pensando que un coche centenario ha de ser guardado bajo siete llaves. Sin embargo, la realidad es que el Ford T es ideal para llevarlo a rutas con un puntito extremo. De esas en las que lo mismo hay que atravesar un barrizal como lanzarse a las aguas de un río. Algo para lo que este modelo está preparado, como demuestra la aventura de Dirk y Trudy Regter. Un matrimonio de holandeses que se lanzó a dar la vuelta al mundo en un Ford T el pasado 2012.

Otra prueba más de las cualidades como todoterreno clásico del primer vehículo de producción en serie de la historia. Un coche que, aún con sus tan sólo 20CV entregados por el motor de 3 litros y cuatro cilindros, es capaz de mover sus poco más de 540 kilos por terrenos donde muchos no se atreverían ni con una bicicleta equipada con suspensiones. Una lección sobre el valor de los clásicos, los cuales pueden seguir sacando los colores a más de un automóvil actual.

Por último, ¿sabes cual es el otro todocamino clásico por excelencia? 😉

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.1kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3kFollowers