fiat 131 2000 tc
in

Me encantaMe encanta SorprendidoSorprendido LOLLOL EnfadadoEnfadado

FIAT 131 Racing. La versión deportiva que llegó con la segunda serie

En 1977 Walter Röhrl llevaba un FIAT 131 Abarth a la victoria en el título de constructores del Campeonato Mundial de Rallyes. El inicio de un gran palmarés para el modelo derivado del popular sedán, el cual contó coincidiendo con la presentación de la segunda serie con una variante deportiva pero usable en el día a día: la FIAT 131 Racing. Un modelo a medio camino entre la competición y las calles con la estrategia publicitaria como telón de fondo.

El nacimiento del FIAT 131 estuvo marcado por la Crisis del Petróleo. Un hecho histórico que golpeó de forma significativa al automovilismo, empezando a pensar seriamente en la importancia de los consumos. De esta forma, incluso deportivos de alta gama eran objeto de experimentos por parte de las marcas de cara a mejorar la eficiencia de sus motores. Una situación poco vista con anterioridad más que en épocas de escasez obligada por los rigores de la guerra. Sin embargo, lo cierto es que la ingeniería ofreció respuestas muy eficaces de manera muy rápida.

Prueba de ello es el propio FIAT 131. Comprometido en su última fase de evolución por el estallido de la escasez. Pero acertado al presentarse en 1974 con unos consumos ajustados y una innegable practicidad que lo alzaron a ser digno sucesor del 124. Así las cosas, bajo su amplia gama de versiones -hasta once en un comienzo- y carrocerías -tres, incluyendo la ranchera Familiare- se escondía un probado esquema de motor longitudinal delantero, tracción trasera y suspensión posterior de eje rígido. Por ello, sin pretenderlo el 131 mantenía las esencias de los deportivos con toque trasero. Resistiéndose a la universalización de la tracción delantera en los vehículos de producción masiva.

Característica a la que el Grupo FIAT estaba transitando con modelos como el Lancia Beta de 1972. Un diseño preciso e inteligente. Con el cual no se renunciaba a la deportividad -especialmente en la versión HPE- a pesar de ser un vehículo práctico y de fácil manejo. Justo lo que el FIAT 131 Racing consiguió al presentarse junto al resto de modelos de la segunda serie en 1978. Aunque, eso sí, las razones de este modelo vienen más por aprovechar el tirón publicitario dado por las victorias del 131 Abarth que por la necesidad de cubrir un determinado nicho de mercado.

fiat 131 2000 tc

LA UNIÓN ENTRE ABARTH Y FIAT TRIUNFA EN LOS RALLYES

Tras una relación estrecha madurada durante la década de los sesenta, finalmente FIAT terminó absorbiendo Abarth en 1971 para convertirla en su departamento de competición. Una decisión acertada para la empresa de los Agnelli. Ya que más allá de modelos de serie como el A112 Abarth los ingenieros provenientes del taller del escorpión crearon máquinas como el 131 Abarth Rallye. Una de las mayores leyendas en el mundo de las carreras sobre tierra. Aparecido en 1976 con una pequeña tirada de 400 unidades con fines de homologación en el Campeonato Mundial de Rallyes.

Basado en la versión de calle como mandaban las normas de la FIA, este modelo de competición incrementó su potencia hasta los 140CV en las primeras versiones. Mucho menos de los 240CV que llegó a dar en 1980. Cuando fue la montura con la que Walter Röhrl se coronó por primera vez campeón del mundo de rallyes. Uno de los mayores éxitos del FIAT 131 Abarth. El cual además ganó en 1977, 1978 y 1980 el título de constructores en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Hechos conseguidos gracias a su efectividad, pero también a ser llevado por nombres tan significativos como Timo Salonen, Sandro Murani o el mismo Röhrl.

Obviamente, con todo este bagaje a sus espaldas el FIAT 131 podía contar con una campaña de publicidad parecida a la que Ford había hecho con sus victoriosos Escort. Una de las principales finalidades de la competición, sirviendo como escaparate tecnológico para las marcas. Eso sí, aún existía un problema a salvar. Y es que, aunque todos sabemos que entre un coche de serie y sus derivados de competición hay un enorme abismo, en el caso de los 131 de calle y su rabiosa variante Abarth resultaba realmente insalvable.

fiat 131 2000 tc

FIAT 131 RACING. EL PRODUCTO DEL MARKETING

Llegados a este punto, lo que FIAT necesitaba con sus 131 era una versión deportiva de calle. Algo así como lo hecho por Ford con sus RS. De esta forma se establecería un modelo plenamente de serie. Pero con un toque deportivo creíble con el cual aprovechar el tirón publicitario dado por el título de constructores en 1977. La antesala de la aparición en 1978 del FIAT 131 Racing aprovechando la renovación de la gama con el inicio de la segunda serie, en la cual aparecían también novedades como la versión diésel con motor SOFIM. Respecto al 131 Racing se siguió usando como base el bloque motor de cuatro cilindros en línea y ocho válvulas. Ajustado aquí a una cilindrada de dos litros para rendir 116CV.

Una buena potencia para un sedán de dos puertas con tan sólo 1.070 kilos. Sin renunciar a un habitáculo casi tan amplio y cómodo como el de la berlina. En el apartado estético, ciertos detalles en paragolpes y lateral aportaron una mayor rudeza para recordar las reminiscencias de la competición. En lo referente a los frenos estos contaban con discos en el eje delantero y tambor en el trasero, recayendo la transmisión en una caja de cambios manual con cinco relaciones.

Detalles mecánicos del FIAT 131 Racing. Una de las versiones más escasas y disputadas entre coleccionistas del modelo, la cual tuvo dos variantes de serie escasa. La de homenaje a Walter Röhrl -igual a la Racing a excepción de ciertos elementos conmemorativos- y la Abarth Volumétrica. Una extraña variante en la que Abarth incorporó un compresor para incrementar la velocidad punta hasta los 190 kms/h con la vista puesta en las escuderías semiprofesionales. Y es que, aunque nació como un cómodo sedán familiar, el FIAT 131 es uno de los coches de la marca con más y mejor participación en carreras sobre tierra.

Fotografías: FIAT / Veloce Classic

P.D. La unidad que hemos usado para ilustrar este artículo es una de las pocas que se pueden encontrar a la venta. En este caso la ofrece el vendedor de clásicos Veloce Classic. Luciendo un color naranja que fue muy típico de los FIAT 131 Racing.

Qué te ha parecido?

21 Puntos
Upvote Downvote
Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51.1kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers