ClassicAuto 2018 750×184
Liberty 750×184
Inicio»Noticias»Salones y ferias»Auto Moto d’ Epoca Padova 2017: Techno Classica a la italiana

Auto Moto d’ Epoca Padova 2017: Techno Classica a la italiana

Antonio Silva ha estado en la feria italiana más importante, celebrada a finales de octubre, para descubrir que ésta se acerca peligrosamente a sus homólogas alemanas…

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

El vuelo a Bolonia con Ryanair ha sido un auténtico chollo… 75 euros por cabeza, eso sí, lo sacamos con dos meses de antelación. Bolonia está a unos 110 Km de Padova, a 35 de Modena, 90 de Florencia y una cifra similar del Adriático.

Perfecto si no se viene solo a la feria para visitar también alguna más de las preciosas ciudades italianas aparte de la que acoge la feria. Llegamos a Padova el Jueves a las 17:00 h y aprovechamos para realizar un poco de turismo por el casco antiguo de la ciudad, ver sus torres inclinadas, su magnífico Duomo (Basilica de San Petronino), admirando en su interior la Línea Meridiana mas grande del mundo, construida en 1655 sobre un proyecto de Giandomenico Cassini; curioso y bonito de ver todo ello.

Tras descansar, amaneció por fin al día siguiente: Entramos a la feria a las 10:00 de la mañana; la feria abría a las 9:00 pero las colas eran realmente importantes. Los precios, desde 19 euros la entrada para un día hasta los 45 de una combinada para toda el fin de semana; a tenor de lo que luego pude ver dentro un chollo, barata. Si acuden a este salón apunten: Necesitan al menos dos días.

HAZ CLICK EN LAS IMÁGENES PARA AMPLIARLAS…

Buenas maneras en la feria de Padua

El hall principal de la entrada del pabellón 15 no es tan glamurosa como las ferias Alemanas de Essen o Stuttgart, ni como en París; es más un acceso discreto como el de un cine de barrio, más acogedor. Tras la presentación de nuestra acreditación accedemos a un pabellón en el que de entrada nos topamos con un Lamborghini Countach, varios Alfas y Fiat de preguerra, Audi con un potente stand en el que podemos tocar, literalmente uno de los Quattro de Rallies, o un Autounion V12, entre otros.

Tesla también está presente; Pequeño se me antoja el edificio, aunque coqueto y lleno de estilo italiano, hasta que voy a salir y zasca, de frente me topo con dos de las últimas creaciones del gran Horacio Pagani. Nadie puede negarme que estas impresionantes esculturas son “True Classic”. Vean las fotos y disfruten.

De este pabellón cruzando una amplia calle privada de la feria en la que hay aparcados numerosos clásicos para su venta, accedemos a otros pabellones, más grandes y altos, los 1-3-4 que son por el estilo de las ferias más punteras. Dentro marcas como Fiat, Alfa, Mercedes o Porsche, entre otras, exponen algunas de sus mejores máquinas del pasado junto a lo mejor que ofrecen en la actualidad. Y no hay cordones ni nada alrededor; la gente está tan bien educada como en Alemania, nadie toca un 6C 1750 aunque pueda hacerlo, ni un Bugatti 37 o un Mercedes ‘alas de gaviota’.

Los pabellónes 7-8, con un tamaño similar a la feria entera de Madrid o Barcelona, es exclusiva para recámbios; sin duda si tienes un italiano aquí está lo que buscas: Motores Abarth, piezas de Ferrari, desde un bloque o culatas de 308 hasta un motor colombo completo… Lamborghini, Lancia, Alfa, etc. Pero ahí no queda la cosa, muchos de los recambistas teutones habituales de los salones alemanes están también, así que de Porsche o Mercedes también encontrarás todo aquello que necesites. Algunos galos también vimos, y como no dentro de los españoles citare al más internacional, “Fornillos”, que no se pierde ninguna feria europea de renombre.

El resto de los pabellones son un autentico mareo de coches clásicos en venta; es absolutamente increíble ver vendedores de Italia, Alemania, Suiza, Francia o Paises Bajos, entre otros. Coches tan difíciles de ver en España como los Ferrari 308-328, Testarossa, 512, F-40…etc; se cuentan aquí por decenas. Porsche y su 356, incluyendo versiones cabrio, exactamente igual; los 911 se contaban por cientos, de todos los modelos y versiones. Incluso piezas más de gourmets como Lamborghinini Diablo (al menos vi 6), Countach (3), Miura (3)… un raro XJ220, en fin, que es un auténtico empacho.

Evidentemente el “Cuore Italiano” de Alfa, Lancia, Fiat y sus derivados era excepcional; quien quiera un Integrale, Alfa Spider ó Fiat Spider, solo por citar algunos ejemplos, debe venir a Padona; sino para comprar, si para poder ver todas las variantes y versiones en directo.

Preguerras y negociaciones

Los preguerra, para desgracia de un servidor, eran meramente testimoniales; de los 4.500 vehículos presentes apenas habría 50 coches fabricados antes del año 1940, aunque algunos de ellos realmente excepcionales. Sus precios están últimamente en franco retroceso, por lo que sólo puedo calificar lo que vi de barato. Diré también que, en general, se vendieron bastante mejor de lo que me esperaba. Quizá sea un rayo de luz y esperanza para la afición a los clásicos más clásicos.

De nuevo en general y fuera de los preguerras, el lector debe saber que los precios expuestos en esta feria, al igual que los de otras del mismo porte, son altísimos; si bien, como todo en la vida, en general admiten negociación. Y es ahí donde puedes encontrar la ganga: Con mis propios ojos vi negociar un Testarossa Azul de 91, por el que el “Dealer” quería 140.000… y por el que un matrimonio suizo le ofreció 118; al poco rato el coche portaba el letrero de “Venduto”.

Para terminar, no puedo dejar de nombrar las numerosas exposiciones de museos y clubes italianos que había en el interior del salón, con una puesta en escena realmente excepcional. Sin duda mi consejo es que, si pueden, vayan reservando billete de avión para el próximo año.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

10 Consejos Para No Perder Potencia En Tu Motor

Post siguiente:

Retrovalencia 2017, en fotos