Descanse en paz, maestro

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

Javier del Arco de Izco (1946-2013) murió prematuramente, aquejado de Parkinson, el pasado 14 de enero. El llamado por muchos periodistas del motor maestro, era ingeniero industrial y licenciado en Ciencias de la Información, además de un apasionado irremediable del deporte del automóvil.

Su carrera profesional como periodista especializado, que comenzó en el Gran Premio de España de 1969, en el circuito de Montjuic; se desarrolló en medios de comunicación de la talla de TVE, La Vanguardia o de las revistas Fórmula, 4 Tiempos o Sólo Auto, entre otras. Además, escribió cuatro importantes libros, publicados por la editorial del Real Automóvil Club de Catalunya –RACC- y que llevan como títulos “40 años de historia del automovilismo en el circuito de Montjuic”, “55 años de historia del motociclismo en el circuito de Montjuic”, “Història de l’ automobilisme a Catalunya” y “RACC: 100 años de pasión (1906-2006)”, este último junto a los coautores Gabriel Pernau y Jaime Arias.

El redactor de “La Escudería” que escribe este obituario es demasiado joven para conocer al maestro. Por ello, recurrirá a las hondas impresiones causadas por éste a algunos colegas profesionales que merecen su confianza. También, al breve examen de los números de las fantásticas revistas Fórmula y 4 Tiempos que tiene en su colección.

 

Nº 9 de 4 Tiempos, Junio de 1980
Nº 9 de 4 Tiempos, Junio de 1980

Según Valentí Fradera, director de la revista F1 Racing edición española, Javier del Arco era una persona sencilla, modesta y tremendamente atenta, que “se arruinó intentando regalar a los escasos entusiastas de este país una publicación racing que pudiera equipararse a las extranjeras”.

Esa fue la revista 4 Tiempos, que, de octubre de 1979 a septiembre de 1980, “quería ser como una enciclopedia en fascículos mensuales, en la cual tuviera cabida la actualidad, la historia, la técnica y el factor humano”, en palabras del propio del Arco. Y lo fue: tras leer parte de su último número puedo decir que se trata de periodismo de la mejor calidad, que tuvo su continuación en unos fabulosos anuarios deportivos publicados hasta 1988.

No en vano forjó el habitante del box n.º 13 durante años su carácter y su estilo en la mítica revista Fórmula, verdadera escuela del periodismo del motor en España. A lo largo de los sesenta y los setenta, esta publicación, junto con otras cabeceras de renombre como Autopista o Criterium, enseñaron desde sus respectivas áreas de trabajo como se debía escribir sobre automovilismo.

 

"Fórmula", por aquel entonces revista mensual de competición del motor
«Fórmula», por aquel entonces revista mensual de competición del motor

Hojeando un poco algunos de sus ejemplares, el redactor que suscribe estas líneas se da cuenta de que en el oficio quizá hemos tirado un poco el listón. De que ya no tenemos ese estilo meticuloso, serio, riguroso, que rezuman dichas publicaciones. Tampoco tenemos, en general, ese afán por elevar los conocimientos del lector más allá de un pasajero entretenimiento.

Las razones de ello podrían estribar en los tiempos que nos ha tocado vivir: hoy, todo se digiere más deprisa, sin apenas tiempo para reflexionar. Consumimos enormes cantidades de información cuya calidad pudiera –y quizá debiera- haber sido mejor. Antes, sin embargo, es posible que todo llevase otro ritmo, y que se apreciase más el valor de artículos periodísticos en los que se habían explorado con calma todas las causas, consecuencias e implicaciones de la información.

También la Fórmula 1 era distinta entonces… Sea como fuere, hablar de Javier del Arco es hablar de un enorme apasionado del automovilismo; cuyo estilo, en palabras de Fradera, escueto, ameno y directo –a lo que yo añadiría claro e inspirador- hizo sentir parte de las carreras a miles de aficionados. Incluso en mi breve flirteo con sus revistas, he podido apreciar como, con una voluntad divulgadora, este periodista introduce al lector en el mundo de la competición sin pedir nada a cambio. En ningún momento le hace notar su posición de superioridad, sino que le invita a disfrutar de su conocimiento y, con ello, a saber cada día más.

 

Historia de la Montaña Mágica, la obra cumbre de Javier del Arco
Historia de la Montaña Mágica, la obra cumbre de Javier del Arco

En el año 2000 publicó el libro “40 años de historia del automovilismo en el circuito de Montjuic”, en el que recoge todo lo sucedido sobre cuatro ruedas en el parque barcelonés. Más adelante, aparecería el volumen consagrado a las motos: “55 años de historia del motociclismo en el circuito de Montjuic”. Ambos constituyen su obra cumbre y el refugio histórico del mito de la Montaña Mágica.

Por todo esto fue homenajeado por el RACC en el año 2007. Y por todo esto, nos gustaría declarar que en “La Escudería” tendremos a partir de ahora al maestro como un referente.

 

 

Valora este artículo y ¡Comenta!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

¿No ves bien "La Escudería"?

Post siguiente:

Ford Quadricycle Réplica: Algo único... O casi