Homenaje a Jorge López: Llegar y besar el santo

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

El domingo 21 de Diciembre tuvo lugar en Coslada la primera concentración de coches clásicos que se ha organizado en este municipio madrileño, la cual, se aprovechó para dar un merecido homenaje a Jorge López.

Jorge es un veterano piloto cosladeño que lleva más de 30 años participando en rallies y en subidas de montaña. Es el propietario de «Automecánica Jorge», taller dedicado a la mecánica en general y especializado en restauración y recuperación de clásicos, auténticos expertos en Simca.

Pero por lo que más se le conoce actualmente es por seguir dando guerra en el campeonato madrileño de montaña en el apartado de clásicos, en el que continua cosechando éxitos con su inconfundible y «discreto» Simca 1000 Rallye de faros rectangulares decorado en amarillo, rojo y azul, un auténtico matagigantes. A menudo se le ve rodando por el circuito del Jarama sacando los colores a más de un conductor de deportivos de campanillas, cuando son incapaces de alcanzar a la vistosa «caja de cerillas».

homenaje jorge lopez
Foto: Anchoafoto

Con continuidad

La concentración se ubicó en el aparcamiento del recinto ferial de Coslada. Comenzó a las 10,00 de la mañana y se prolongó hasta las 14,00 horas. Desde el primer momento, debido a la gran afluencia de participantes y amigos de Jorge, se vio que el recinto se iba a quedar pequeño, como así fue.

El intenso frío de la mañana no echó a nadie para atrás, y en poco tiempo se saturó de coches y gente la zona prevista de estacionamiento, hasta tal punto que no cabía un alfiler, era prácticamente imposible hacer fotografías. Afortunadamente, la policía local accedió a habilitar un solar adjunto para que pudiesen dejar sus coches todos aquellos que continuaban llegando.

En un momento dado, en una pantalla gigante que se había habilitado en una zona del recinto, se mostraron imágenes y vídeos del homenajeado, y el alcalde de la localidad, tras agradecerle su papel dentro del sector del automóvil en Coslada, le hizo entrega de una placa honorífica. Además añadió que tras el éxito de la primera concentración, se comprometía a ponerse manos a la obra para organizar una segunda, probablemente para la primavera de 2015.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Cantidad y variedad

En lo que se refiere a los coches presentes en esta reunión, nos llamó la atención lo variopinto de los mismos, ya que se pudieron ver desde unos cuantos veteranos de principios del siglo pasado, como un maravilloso Daimler de 1911, un Chrysler del 27 y un exclusivo Aston Martin de 1933; hasta los típicos clásicos populares que nunca faltan en este tipo de eventos, los Seat 600, 124, 850, Renault 4L, 4/4, etc…

La representación de modelos americanos fue nutrida, el «Club de amigos del coche fantástico» acudió con nada menos que cinco réplicas del conocido Kitt, y otra de Karr; también hubo algunos Ford Mustang de diferentes épocas, un gigantesco Lincoln Capri del 59, un impresionante AMC Javelin, un Buick Skylark e incluso un Ford Crown Victoria Taxi de Nueva York, que aunque es bastante moderno, resulta muy curioso de ver en nuestro país.

En un lateral del parking se localizaban algunos autos que forman o han formado parte de la vida del homenajeado, como sus maravillosos Simca 1000 GL y Rally, un precioso Peugeot 203, un Seat Marbella preparado para rally o una Volkswagen T3, entre otros.

Liberty Seguros 710×88
 

También acudieron amigos de Jorge con sus coches de competición, como el atractivo BMW E21 de circuito de Diego Blanco y uno de los deseados M3 E30 de rally.

Clásicos de los ochenta, como un Alfa Romeo Alfasud y un 75 Evoluzione en un soberbio estado de conservación; un Seat Ronda, utilitario que no hace tanto saturaba nuestras carreteras y que hoy es casi imposible ver; un impecable Alpine A310, un Renault 5 Copa de los primeros, y auténtico, pues la mayoría son réplicas.

Asistieron también dos motocarros que llamaron mucho la atención, un Vespacar y un Trimak 700, muy utilizados en los años 60 como vehículos de reparto y de los que han sobrevivido escasísimas unidades.

Su Majestad

Pero el automóvil que en mi modesta opinión destacó como la estrella de la jornada es un coche que los mecánicos odian pero que fue y es una delicia para los sentidos, hablamos de un Citroen Maserati SM en un acertadísimo color dorado.

Ya concluyendo, les diremos que nos quitamos el sombrero ante el poder de convocatoria de los organizadores, y ya que han prometido repetir la experiencia en una localización más espaciosa, les deseamos, por lo menos, el mismo éxito que en esta primera ocasión. Haremos todo lo posible por estar allí. Enhorabuena.

 

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Interclassics & Topmobiel 2015

Post siguiente:

Desde Landaben: Lancia HPE