Auto Retro Cabecera 1
Retromovil Cabecera 3
Inicio»Noticias»Vídeos»Sorprendentes e Industriales: Las Furgonetas Citroën En 1 Minuto

Sorprendentes e Industriales: Las Furgonetas Citroën En 1 Minuto

Gracias al lanzamiento de la New Berlingo, Citroën mira atrás como marca referente en el mundo de las furgonetas, con creaciones tan inolvidables como la C15 o el 2CV Van. Aunque... Creemos que hay una que se les ha olvidado, ¿qué te parece?

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

Citroën es una marca capaz de hacer coches realmente sorprendentes, pero lo cierto es que más allá de modelos como el DS o el SM -aquella inesperada creación donde el doble triángulo francés convive con el tridente de Maserati- la empresa gala se define por fabricar utilitarios e industriales. Y además por hacerlos bastante bien. Y es que… Si estás buscando un clásico que haya influido decisivamente en el transporte de mercancías seguramente vas a acabar hojeando su gama.

Para demostrar esto sólo tenemos que echar mano de un recuerdo que se repite constantemente en aquellos que hemos transitado -sobre dos o cuatro ruedas- kilómetros y kilómetros de carreteras rurales: el de una C15 echada al galope. Rápidas como un conejo huyendo, estas ligeras furgonetas de reparto enlazaban curvas de pueblo en pueblo gracias a sus 850 kg capaces de portar hasta 570 más. Si veías una lo mejor era echarse a un lado y dejarla pasar antes de que el autónomo de turno se te abalanzara como si transportar pan fuera hacerse el Rally de Montecarlo.

Aún sorprende lo resistentes y rápidas que eran aquellas “blancas”. De todos modos… Como dice el refrán “la experiencia es la madre de la ciencia” y Citroën lleva fabricando furgonetas para uso industrial al menos desde 1928. Durante décadas adaptando modelos turismo a una carrocería dotada de una gran caja de carga y posteriormente fabricando en alianza con otras marcas modelos más genéricos como la Berlingo.

Ahora, y en tan sólo un minuto, el departamento de clásicos de la marca –Citroën Heritage– nos presenta la historia de sus modelos industriales. Eso sí, con un olvido que seguramente a muchos os llamará la atención…

LA QUE NO ESTÁ, ESTÁ POR RESUCITAR

Muchos de vosotros habréis pensado ¿dónde está la Citroën H? Pero tranquilos, el olvido de este querido modelo con la carrocería curvilínea a lo “tejado de uralita” se justifica al no ser una furgoneta derivada de la arquitectura de un turismo con el que compartiera cronología en la gama de Citroën del momento. De todos modos, si la has echado mucho de menos… Quizá te alegre saber que ahora la marca pretende rescatarla al hilo de éxitos comerciales como el New Beetle o el nuevo Mini. Ya sabes: la nostalgia vende.

Y eso que aquí, como decíamos, la nostalgia se remonta al menos hasta 1928, cuando la versión “Van” adaptaba el C4 -sí hubo uno llamado igual casi 100 años antes- por primera vez a una disposición de furgoneta, eliminando los asientos traseros y agrandando los metros cúbicos destinados a bultos gracias a una carrocería que marcaba la senda por donde habrían de discurrir este tipo de vehículos industriales durante el resto de siglo.

Posteriormente, en 1951, llegaría la versión furgoneta del 2CV, sumando así una nueva preparación a un modelo que ya había nacido de por sí con un eminente espíritu práctico gracias al cual lo mismo te valía para defenderte por las crecientes “junglas de asfalto” de la Europa de posguerra como en bacheados caminos dedicados a la actividad agrícola -de sobra conocida la anécdota de los huevos y la pareja de paisanos-.

EVOLUCIÓN Y NUEVOS TIEMPOS

Ya en el 1978 aparecía la Acadiane, basada en un Dyane 6 que nunca fue del todo comprendida al intentar sustituir al tremendamente exitoso 2CV sin dar un verdadero “salto de gigante” hacia algo completamente nuevo. De hecho, tan sólo estuvo en producción 6 años hasta que en 1984 -y sobre la plataforma del Visa- apareciera la C15 con unos consumos y dureza difíciles de igualar. Además, con el puntito ibérico de haber salido sus 1.181.471 de las factorías de Vigo o Mangualde.

Por la cantidad de preparaciones y locuras a las que se presta, seguro que pronto la veremos como un “youngtimer” asequible e ideal para montar improvisados rallyes en los que hacer con ellas mil perrerías, aunque la historia de los industriales Citroën continuó con la Berlingo y su estrategia de desarrollo junto a Peugeot bajo el paraguas del Grupo PSA.

Lo cierto es que cuando hablamos de clásicos marcas como Maserati o Alfa copan los sueños de más de uno, pero… ¿Es o no de lo más divertido sacar el máximo rendimiento a una de estas antiguas furgonetas sintiéndose por un momento como el “repartidor del rally”? O bien restaurarlas a un prístino estado original, que bien lo merecen 😉

Post anterior:

Fiat 600 'Angry Mosquito' Con Motor Rotativo: Picadura Intensa

Post siguiente:

Pegaso Z-102 En Petrolicious: Un Retrato Imponente Para Un Coche Único