ClassicAuto 2018 750×184
Liberty 750×184
Inicio»Noticias»Viajes»‘Naranjito y Yo’: Vuelta Al Mundo En 2CV

‘Naranjito y Yo’: Vuelta Al Mundo En 2CV

Que el Citroen 2CV es un coche con el que hacer mil perrerías ya lo sabemos, pero dar una vuelta al mundo no es algo que se vea todos los días...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

Este 2019 va a ser un año muy especial para Citroën gracias a su primer centenario. Un siglo en el que la marca gala ha sabido crear coches útiles para el día a día. Por eso mismo impresiona ver a un 2CV metido en algo tan grandilocuente como dar la vuelta al mundo. Pero pensemos, ¿al fin y al cabo no requiere esto de un coche rudo y fácil de reparar? Visto así empezamos a comprender porqué este popular modelo tiene un gran casta viajera.

Allá por los 50 dos franceses -Baudot y Seguela- iniciaron lo de lanzarse a la aventura a lomos de un 2CV. Su vuelta al mundo incluyó cruzar África y hacer unos 100.000 kilómetros. Sin embargo su historia no quedó ahí. Atraído por los ecos de estos dos intrépidos el gallego Jorge Sierra pensó que su destino también se dirigía “hacia cualquier otra parte”.

Y es que así se titula el libro recientemente publicado por Barrett donde podemos encontrar la primera parte de su periplo mundial. Todo un diario de viaje donde problemas con el tubo de escape se alternan con trayectos escoltados por un AK-47 y acusaciones de espionaje al servicio de Occidente. Una narración vibrante, bien resuelta y necesaria para todo aquel que esté planeando un gran viaje en su coche clásico.

vuelta al mundo en ctroen 2cv

Además, a Jorge no sólo lo podéis leer. Su viaje quedó plasmado en una serie de vídeos titulados “Naranjito y yo” gracias a los cuales visualizamos a este aventurero del siglo XXI. Un conductor intrépido que ha seguido protagonizando nuevos formatos audiovisuales con el viaje en coche como protagonista. Pero vaya, ¿mejor que nos explique él algunos de estos puntos no?

Vuelta al Mundo en 2CV: Entrevista a Jorge Sierra

Ya que esta es una revista de fanáticos del motor clásico entenderás que preguntemos antes por Naranjito que por ti. ¿Sigue contigo?

Efectivamente, Naranjito sigue conmigo. Está descansando en el garaje de casa de mi madre en A Coruña. Seguramente soñando con algún nuevo viaje por territorio desconocido. Sinceramente, creo que es un “objeto” demasiado valioso en el plano sentimental como para deshacerme de él. No podría hacerlo. Es una parte importante de mi vida. A su lado viví una de las etapas más bonitas de mi vida, por lo que espero que pase de generación en generación e incluso que viajar a su lado se convierta en tradición en mi futura familia.

Viendo tu historia de resistencia con Naranjito uno recuerda las palabras de Pierre Boulanger cuando encargó a Bertoni el diseño de un coche “para transportar por el campo a un señor, un saco de patatas y una bandeja de huevos”. ¿Qué nos cuentas de la fiabilidad de un 2CV? ¿Por qué escogiste este coche para un proyecto tan ambicioso?

No cabe duda de que es un gran coche “todo terreno”. Para mí fue toda una sorpresa, ya que lo escogí por un impulso, casi diría que irresponsable, tras leer “Le Terre en Rond”. El libro donde J. Seguela y J. Baudot narran sus aventuras y desventuras en su vuelta al mundo en 2cv, allá por los años 50. Un libro que, a pesar de parecerme un poco tosco y lento, me emocionó como ninguno, sobre todo por esa fantástica relación que los franceses describían entre su vehículo y los cientos de desconocidos que se encontraban a su paso, en cualquier rincón del mundo.

En mi caso, tal y como les sucedió a ellos, Naranjito se convirtió en el compañero perfecto. No solo porque me recibieron con una sonrisa en cada lugar al que llegué, sino también por que cada vez que sufría una avería, me daba la oportunidad de intimar con un nuevo mecánico y conocer un nuevo lugar del que nunca antes había oído hablar. En resumen, es un coche lento, ruidoso y muy caprichoso, pero que te enseña que si disponemos del tiempo a nuestro antojo, el mundo no es demasiado grande como para disfrutarlo.

Muchos Amigos y Algún que Otro Momento Difícil

Dar la vuelta al mundo en coche clásico demuestra agallas. En el libro vemos cómo sales airoso de todos los problemas mecánicos pero… ¿Cuál fue el momento más duro en todos los sentidos?

Sin duda, mi peor momento fue la detención en Irán. Allí me detuvieron, me acusaron de espionaje y me mostraron lo vulnerable que un ser humano puede ser cuando se le priva de la libertad. Fue algo traumático el ver tanta gente herida en las calles de la ciudad, la violencia y por supuesto, también el ser consciente de que sin comerlo ni beberlo, me enfrentaba a pena de muerte. Cuando fui consciente de que todo había quedado en un susto, cuando me devolvieron el pasaporte y me invitaron a abandonar el país, salí de la estación de policía y me puse a vomitar como un loco. Me vi superado por los acontecimientos. Esa es la verdad.

citroen 2cv vuelta al mundo

Leyendo tu libro nos topamos con admiradores del 2CV desde Australia hasta Malasia -familia real incluida-. Coméntanos cómo es viajar en una leyenda del automovilismo. ¿Notaste este cariño por el modelo hasta en los lugares más insospechados?

Tal y como decía antes, Naranjito resultó ser el compañero de viaje perfecto. No solo era mi simpática y humilde carta de presentación ante las gentes desconocidas, sino que también resultó tener amigos y “hermanos” por todos lados. Cuando mi viaje se empezó a hacer algo conocido, decenas de clubs de 2cv internacionales comenzaron a escribirme para invitarme a pasar unos días en su compañía. ¡Fue algo increíble! Incluso numerosos concesionarios Citroën de todo el mundo decidieron realizar sinergias conmigo. Ellos sacaban partido de nuestro viaje ante la prensa, y nosotros conseguíamos reparaciones y recambios gratis.

A todos los lectores que están con la idea de lanzarse a una aventura de semanas en su clásico… ¿Qué les dirías sobre cómo preparar su coche para ello?

Pues les diría que preparar el coche es lo de menos. Lo más importante es convencerse de que es lo que uno quiere hacer, e intentarlo con todas las ganas del mundo. Además, cuanto menos preparado va el coche, más averías tendrán y, por lo tanto, más amigos harán en el camino. Al final, lo único que necesitamos es el tiempo suficiente para resolver los problemas que vayan surgiendo a lo largo de la carretera. Dicho esto, decir que yo los únicas mejoras que le hice a Naranjito fueron el cambio de asientos (me preocupaba no tener el cuello protegido en un accidente), reforzar el chasis, soldar una caja fuerte donde guardar dinero y piezas de recambio y añadir una extensión al maletero para cocinar y guardar comida y utensilios.

citroen 2cv vuelta al mundo

Ahí lo habéis leído. Todo un surfero de las hidroneumáticas al que esperamos ver otra vez a lomos de Naranjito demostrando el carácter de este mítico modelo. Estaremos atentos a la salida del segundo volumen -aunque ya nos hacemos una idea curioseando su cuaderno de viaje en línea- y al resto de su producción audiovisual. Una historia más que interesante para todos aquellos que estéis planeando un viaje en coche clásico.

De hecho parece que el ejemplo continúa. Recientemente estas dos chicas se embarcaron en una larga travesía a lomos de un 2CV azul celeste. Si tú también tienes este modelo, y teniendo en cuenta que el centenario de Citroën este 2019 se da para hacer celebraciones… ¿No te pica el gusanillo de lanzarte a la ruta?

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

¿El Coche Más Antiguo Del Mundo? Vapor De Cugnot

Post siguiente:

Alfa Romeo 8C 2900B Touring