Liberty 750×184

BMW R18: Una novedad fiel a las esencias de 1923

La BMW R18 es la última moto de la casa bávara. Bonita y de aires clásicos lleva nada más nada menos que un bóxer de 1.8 litros...

Retromovil 2020 Medio


FOTOS BMW R18: BMW

En el mundo de las motos pasa lo mismo que en el de los coches. De unos años a esta parte la estrategia de hacer guiños estilísticos al pasado resulta de lo más común. Pero no sólo de lo más común, sino también de lo más lucrativo. Ahí están ejemplos como el del Mini o el FIAT 500 para corroborarlo. Por la razón que sea, dentro de la lógica publicitaria lo nostálgico vende. Una moda capaz de atraer a miles de compradores, seducidos por el participar de un pasado atractivo capaz de proyectarse hacia el futuro. Ya lo hemos hablado otras veces.

En este sentido, hace unos meses os hablamos de la NMoto Nostalgia. Una particular puesta al día de la mítica BMW R7, realizada sobre la base de una NineT. Usando uno de estos modelos, la empresa de Florida inserta casi un centenar de piezas elaboradas a mano para llevar a cabo su creación. Algo así como lo que hace Touring cuando “sacrifica” un Alfa Romeo 8C para crear su tributo al Disco Volante de 1954. No obstante, hoy no vamos a hablarte de pequeños carroceros embelesados por las modificaciones.

Lejos de ello, nos haremos eco del lanzamiento de una nueva moto de serie por la propia BMW. Se trata de la BMW R18, el último capricho de la casa bávara en lo que se refiere a su gama de dos ruedas. Una máquina a la última en componentes técnicos, pero con multitud de detalles capaces de hacernos evocar varios modelos clásicos. Una fórmula asentada, pero que ahora alcanza a uno de los escalafones superiores de la marca. Y es que ésta es la última apuesta alemana dentro de las motos de crucero.

FIEL A LAS ESENCIAS BOXER 97 AÑOS DESPUÉS

Al igual que en el automovilismo, dentro del motociclismo tienes segmentos para todos los gustos. Uno de ellos es el de las motos de crucero. Popularmente llamadas cruiser, éstas son para las dos ruedas lo que las berlinas son para las cuatro. Una montura para realizar largos viajes con comodidad y soltura, caracterizándose por una postura desahogada en la que llevas las piernas por delante, las manos alzadas y la espalda más o menos recta. No obstante -al igual que pasa con muchas berlinas- las cruiser pueden sacar músculo.

Y es que, aunque no se han creado para enlazar curvas, sus potentes motores aseguran potencia sobrada para aquellos que gusten de abundante par. Especialmente si es en carreteras amables. En ese sentido, motos como la BMW R18 apuestan por viajar plácidamente pudiendo añadir algo de picante a la ruta. Para ello, el componente estrella es su nuevo motor de dos cilindros bóxer. Con 1.802cc y 91CV a 4.750 rpm este ingenio refrigerado por aire hace honor a su apelativo de “Big Boxer”. Pesa además nada más y nada menos que 345 kilos en orden de marcha.

No en vano, se trata del motor de este tipo más grande montado hasta la fecha en una BMW. Y ojo, porque en la casa bávara llevan desarrollando motores de cilindros opuestos y ventilación por aire desde que en 1923 presentaron la BMW R32. Legendaria entre las legendarias, ya que se trata de la primera motocicleta fabricada bajo sus propias siglas. Ahora, casi un siglo después, la BMW R18 sigue fiel a la filosofía de la marca montando un motor con la misma arquitectura básica. Y no sólo eso, ya que también hace guiños estéticos a los viejos tiempos. ¿Se puede ser más clásico?

bmw r18 2020

BMW R18: POCA ELECTRÓNICA

Muchos estaréis diciendo “vale, desde el punto de vista de la disposición mecánica es obvio que la BMW R18 hace un guiño a lo clásico, aunque también a lo moderno. Pero, ¿sólo ahí?” Bueno, pues por lo que hemos podido saber esta moto hace guiños al pasado en más aspectos. Uno de ellos es prescindir de una gran parte de las ayudas electrónicas comunes hoy en día. Algo que se ve en sus suspensiones, las cuales descartan ayudas de última generación para instalar una horquilla telescópica puramente mecánica.

En el apartado de frenos, la BMW R18 monta detrás un monodisco con cuatro pistones, mientras que delante se decanta por un doble disco. Todo ello para controlar unas ruedas dominadas por las llantas de radios, las cuales otorgan una estética de indudable sabor clásico. De hecho, si en lo que se refiere al comportamiento quieres ser un verdadero purista… La BMW R18 te da la opción de desconectar el control de tracción. No tiene eje rígido atrás pero algo es algo. Y está francamente chula; si te gusta, sale por 24.600 euros, un precio casi tan gordo como el resto de la moto 😉

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Fallece Stirling Moss a los 90

Post siguiente:

Horch 853 Manuela: Imponente