Liberty 750×184
Inicio»Noticias»Réplicas»Benz Motorwagen: De Vuelta A Los Orígenes

Benz Motorwagen: De Vuelta A Los Orígenes

Hoy nos hemos puesto tan clásicos que nos hemos ido hasta el siglo XIX. Bueno, sí y no, ya que lo que te presentamos es una de las réplicas que Mercedes-Benz hiciera en 2003 del primer coche de la Historia: El Motorwagen Tricycle de 1886...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

FOTOS BENZ MOTORWAGEN TRICYCLE DE 1886: MERCEDES-BENZ

Quizás estés pensando “ah mira, otra noticia sobre un Mercedes clásico en La Escudería”. Pues sí, ¿qué pasa? ¿Piensas que se trata de algo más sobre el tan discreto como poderoso W124 500E? ¿Quizá pienses que te vamos a dar más datos sobre aquel encantador Mercedes Pagoda verde descapotable? ¿Alguna curiosidad más sobre el bravamente ingenio M198 que empujara al 300SL? O… ¿Crees acaso que pensamos asustar de nuevo a los niños con el “Pájaro Negro” de Hitler? Nada de eso, hoy os vamos a hablar del que es considertado el primer coche, el triciclo Benz Motorwagen de 1886.

Nuestro protagonista pertenece a una época en la que la gasolina era algo tan extraño que sólo se vendía en las farmacias. Y es que, aunque ya se había ensayado con algunas “motorizaciones” para diferentes tipos de carruajes, aquellos ingenios no distaban demasiado de una calesa con algo que la hacía poder prescindir de los caballos. Con el Motorwagen, Benz conseguía al fin realizar un diseño donde chasis, motor y tren de potencia conformaran un único conjunto dotado de una disposición no vista hasta la fecha.

En el pasado 2003 Mercedes-Benz construyó 100 copias exactas para su exposición en concesionarios emblemáticos de la marca; sin embargo, pasados los años al fin el particular que lo desee podrá hacerse con una de estas réplicas ya que Mercedes-Benz Francia subasta a través de Artcurial esta unidad que el 15 de octubre podrá alcanzar entre 90.000 y 110.000 euros. Lamentablemente, es legalmente imposible sacarla a la carretera (y nos preguntamos por qué).

UN CILINDRO Y MENOS DE UN CABALLO DE POTENCIA

Vale, las cifras no es que sean apabullantes. Pero piensa que gracias a este pequeño gran paso hoy en día puedes disfrutar de potencias nada desdeñables en la mayor parte de los coches de serie. Construido a partir de un chasis tubular, sobre la estructura preparada para llevar a dos personas se montó un motor de tan sólo un cilindro, capaz de entregar 0’9CV trasladados al asfalto gracias a un sistema de correas y cadenas. Eso sí, ojo que se trata de un “deportivo” esquema de “todo atrás” ;).

¡Por primera vez se pasaba de intentar equipar un carro con algún artilugio mecánico para realizar algo completamente nuevo! Había nacido el coche, aunque muchos seguían viendo con una enorme extrañeza y desconfianza a los tres modelos que entre 1885 y 1887 Karl Benz había desarrollado cual Emmet “Doc” Brown en su taller.

EL GRAN VIAJE DEL TRICICLO BENZ MOTORWAGEN

Para que tomes perspectiva sobre lo que pudo suponer a finales del XIX la irrupción del Motorwagen Trycicle vamos a ambientarte con una anécdota hispana. Seguramente recuerdes por los libros de Historia a los Carlistas; sí, aquellos bigotudos tocados con boina roja que durante décadas se encaramaron al menos tres veces a los montes en nombre de la “Tradición”. Pues bien, no mucho antes de la aparición del Motorwagen éstos destruían trenes al considerarlos “la montura del Diablo”.

Sabemos que quizás estés entornando una ceja en signo de extrañeza, pero recuerda que hoy más que de clásicos estamos hablando de verdaderas antigüedades… Así las cosas -y con una gallardía excepcional todo hay que decirlo- la esposa de Karl Benz –Bertha Benz– se encaramó al Trycicle junto a sus dos hijos a fin de realizar un viaje con más de 100 kilómetros por el sudoeste de Alemania.

El primer viaje en automóvil de la historia, y ojo… ¡En un coche con una velocidad máxima de 16 kms/hora! Tras esta hazaña lograda elegantemente por una aguerrida y templada señora teutona, el público empezó a ver con mayor credibilidad al Motorwagen Trycicle, allanando así el camino a una de las industrias más significativas en la historia de la Humanidad.

Con todos estos datos… Comprendemos que unos 90.000 euros por esta réplica de 0’9CV te parezcan una locura. ¡Pero no se puede negar que tras esos hierros y maderas se esconde la fundacional y asombrosa historia de los primeros días del automovilismo!

Si quieres ver una reliquia semejante, y además en movimiento, te animamos a leer nuestro artículo sobre el Ford Quadricycle Réplica.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Pegaso Z-102 En Petrolicious: Un Retrato Imponente Para Un Coche Único

Post siguiente:

50º Aniversario Seat 124: Todo lo que necesitas saber en Vídeo