Liberty 750×184

31º Auto Moto d´Epoca de Padua

Retromovil 2020 Medio


La ciudad de Padova –o Padua, en castellano- es una próspera localidad situada en el norte de Italia, a unos 40 kilómetros de Venecia. Famosa por su prestigiosa universidad, también se ha ganado un nombre entre los aficionados a los coches clásicos, pues allí se celebra cada otoño la que se considera la mayor feria del sector en Italia, la “Auto Moto d´Epoca”.

La edición de este año tuvo lugar entre el jueves 23 y el sábado 26 del pasado mes de octubre y como de costumbre ofreció una gran variedad de artículos para satisfacer casi a cualquier aficionado; no en vano se la considera la “Essen” de las ferias italianas, aunque salvando las distancias, claro está.

En cifras, esta pasada edición recibió a cerca de 50.000 visitantes, que pudieron ver hasta 1.600 vehículos de época repartidos en los 90.000 metros cuadrados que ofrecían varios pabellones y el espacio al aire libre que hay entre ellos.

Especímenes patrios

En el interior de los pabellones había expositores venidos de varios países europeos –aparte de los numerosos italianos- como eran Suiza, Inglaterra, Alemania o incluso la lejana Holanda.

Entre todos ellos resulta difícil destacar alguna pieza, sobre todo por la alta calidad general, pero es de justicia hablar de los dos Lancia Lambda de los años 20 que exponía el marchante suizo Cristoph Grohe en su stand.

Y no solo por el valor histórico del modelo –fue el primer automóvil de estructura autoportante producido en grandes cantidades- sino porque ambas unidades procedían de nuestro país, e incluso el modelo abierto aún conservaba su matrícula original de Barcelona.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Mutaciones italianas

Según se suele comentar, la feria de Padua es el lugar al que acuden muchos coleccionistas europeos en busca de proyectos que restaurar durante el frio invierno, y muestra de ello eran el gran número de vehículos prestos a recibir este tratamiento que había a la venta.

En este caso si es fácil destacar uno: el Alfa Romeo 6c 2500 Touring de finales de los años 40, con su valiosa carrocería “Superleggera” cortada a serrucho para crear algo así como una “pick up de lujo”.

Aún conservaba en sus laterales la antigua serigrafía pintada a mano del taller de motos que realizó el “engendro”, y bajo la pintura aparecían por todas partes las planchas de aluminio batidas a mano.

Algunos se escandalizaban ante tal despropósito, pero a mí por ejemplo me gusta, e incluso lo conservaría tal y como está. Claro que ya se sabe que sobre gustos…

Liberty Seguros 710×88
 

«Etceterini»

Otros dos destacados y oxidados se encontraban en el exterior a la espera de un comprador con menos poderío económico. Ambos tenían en común sus mecánicas de origen Fiat y que a simple vista eran realmente difíciles de identificar, y no precisamente por sus bellas líneas.

Nos referimos al muy raro Fiat Balilla de los años 30 recarrozado por un taller “amateur” en los años 50 y al Fiat 2100 “En Plein” de los años 60, una especie de batmobil a la italiana corroído por todas partes y carrozado por el prestigioso taller Vignale.

Rarezas como esta son de lo más común en Italia, dado el gran número de carroceros y preparadores que crearon sus propias marcas a partir de las mecánicas de los grandes constructores, especialmente Fiat y Lancia.

Tanto es así que existe la denominación “Etceterini” para referirse a todos estos Siata, Stanguellini, Moretti, Bandini… y un largo etcétera, nunca mejor dicho.

Viejas glorias

Y todo esto sin olvidar los numerosísimos stands oficiales de clubes o marcas, estas últimas por cierto especialmente bien representadas. Alfa Romeo, Abarth, Audi, BMW, Maserati, Mercedes-Benz, Peugeot, Porsche, Volkswagen, Volvo y Toyota llevaron destacadas piezas de sus museos.

Como pueden ver, en este recuento falta una de las marcas italianas más míticas: Lancia. Es una pena asistir a su desaparición, incluso de los más importantes eventos celebrados en su país de origen. Ferrari era otra marca significativa e italiana que no exponía oficialmente en Padua.

La verdad es que tampoco era realmente necesario, pues podíamos tropezarnos por todas partes con variados modelos del Cavallino Rampante. Hasta todo un F40 estaba aparcado en un stand en el exterior, ¡Al aire libre!

Los precios de venta normalmente eran altos -por no decir exagerados- otra característica que empieza a ser común en las ferias «importantes» que se celebran en Europa, donde parece que todo es para mirar y no tocar.

Al menos, y para completar todo este despliegue, nada menos que 600 expositores –siempre según los propios organizadores- de recambios y automobilia.

Realmente era difícil irse de allí sin algún recuerdo en forma de revistas, libros o miniaturas, pues los italianos son verdaderos especialistas en estos temas… y en realidad, en todo lo relacionado con el automóvil.

 

Accede a otras 50 imágenes de Auto Moto D´epoca haciendo click aquí

 

Catawiki 750

2 Comentarios

  1. pavofrito
    Dic 2, 2014 en 15:03 — Responder

    Francisco, un pequeño apunte: Los «etceterinis» se caracterizaban, además de por tener una mecánica Fíat, Lancia, etc, de baja cilindrada como bien has dicho, por ser carrocerías tipo «barchetta», normalmente bipostos y menos comunes los tipo monoposto.
    El Balilla no sería un etceterini al uso, pues aún con sus carrocerías especiales (Coppa d’Oro, MM, etc) es ya un Fiat de serie y pierde sus características de etceterini. Y el 2100 al ser coupe, para mi no es un etceterini, aun teniendo esa extraña carrocería Vignale.
    Son mas etceterinis el Lancia Augusta barchetta y el Cisitalia, que los propiamente nombrados anteriormente.
    La feria es altamente recomendable, yo la disfruté hace unos años.
    Un saludo! 😉

  2. Francisco Carrión
    Dic 5, 2014 en 17:43 — Responder

    No te falta razón… en realidad creo que induce a error la ubicación del titular «etceterini» justo cuando hablo de un coche que no lo es, el Fiat 2100. El Balilla al que hago referencia no sale fotografiado en el artículo, pero te puedo asegurar que es un «etceterini» con una carrocería que no tiene nada que ver con los Coppa d´Oro o MM que si salen en el artículo.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Suma y sigue: MotorLand Classic Festival y AutoClassic

Post siguiente:

Auto Retro Barcelona 2014