Liberty 750×184
Inicio»Vídeos»Apertura G.P. Brasil

Apertura G.P. Brasil


Alpine 750

El pasado 24 de noviembre la televisión Globo emitió este spot de animación a modo de preámbulo del Gran Premio de Brasil. Ignoramos si el resto de televisiones del mundo pudieron utilizarlo, pero lo cierto es que se trata de una buena herramienta pedagógica que expone graficamente la historia de la categoría reina.

La película comienza cuando un joven entusiasta empuja sendos Alfa Romeo 159 y Mercedes W196 por la recta de meta de su circuito particular. Estos monoplazas vieron ganar a campeones como Farina o Fangio, y dieron el tiro de salida a la Formula 1 denominada como tal a principios de la década de 1950.

Pronto, tras ser rebasado por la flecha plateada, el Alfa parece transformarse en uno de los Lotus con los que Graham Hill ganó su segundo campeonato mundial en la segunda mitad de los sesenta. Es el modelo 49, pero el caso es que el bólido de motor central del as inglés será sobrepasado por el que creemos que es el Matra-Tyrrel MS80 con el que Jackie Stewart conquistaría la corona a finales de la década.

Las máquinas de vanguardia van adelantando, inapelablemente, a las obsoletas. Hace su aparición en escena el conocido Lotus John Player Special -diríamos que modelo 72- con el que Rindt y Fittipaldi lograron sus títulos mundiales en 1970 y 1972, respectivamente; después, el Ferrari 312T con el que se consagró Niki Lauda.

A partir de aquí, se sucederán rapidamente el Brabham BT49/52 de Nelson Piquet, campeón mundial a principios de los años ochenta; el McLaren MP4 instrumento de la rivalidad entre Senna y Prost en las postrimerías de la década, el Benetton B194 que se sirvió Schumacher para conseguir sus dos primeros campeonatos, el Ferrari -indefinido- que haría finalmente célebre al piloto germano y, por último, uno de los monoplazas Red Bull con los que Sebastian Vettel lleva ya atesoradas cuatro coronas laureadas.

No están todos los que son, pero son todos los que están… ¿a qué pilotos y máquinas echáis de menos?
 
 
 
 

Valora este artículo y ¡Comenta!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

¿Quién le pone los cuernos al coche?

Post siguiente:

De Argentina a Alaska en un 600