in

SorprendidoSorprendido

FIAT 128 Moretti Targa. Versión a cielo abierto del popular utilitario

De los FIAT 128 y 124 se hicieron multitud de versiones deportivas tanto por la marca como por preparadores y carroceros independientes. Tantas que incluso llegó a haber algunas a cielo abierto como la Moretti Targa. Variante a su vez del modelo coupé que el carrocero turinés creó bajo el amparo de la propia FIAT, la cual ofrecía el coche en su red de concesionarios.

Si comparamos la historia del automovilismo italiano con la del alemán o el inglés parece haber una constante en lo que se refiere a la variedad de marcas. Sin embargo, lo cierto es que muchas veces las apariencias engañan. Muestra de ello es que mientras en Inglaterra o Alemania las marcas son diversas pero también autónomas, en Italia parece haber una inercia a gravitar en torno a FIAT. Así las cosas, la mayor parte de las abundantes empresas automovilísticas italianas han dependido en buena parte de las decisiones tomadas por la presidencia de la casa turinesa.

En ese sentido, la última gran adquisición fue la de Alfa Romeo en 1987. Algo que complementó a la de Ferrari y Lancia en 1969 o la de Abarth en 1971. Todas ellas puestas bajo la égida de FIAT. La cual además dio de comer durante años a multitud de pequeños talleres, preparadores y carroceros ofreciendo chasis y mecánicas sobre los que hacer variantes de todo tipo. Un hecho que representa bien la historia del FIAT 1100. Cuya base ha servido para barchettas y deportivos artesanales de todo tipo. Exactamente lo mismo que ocurrió con el 500, el 600, el 127, el 128 o el 850.

Todo ellos con múltiples versiones en las que, aunque la mecánica solía revisarse al alza, la carrocería resultaba completamente transformada. Hábito que llevó a la creación de interesantes modelos por parte de Pininfarina o Zagato, pero también a la de otros firmados por empresas más modestas como Moretti. El taller turinés fundado en 1925, que pasó de hacer motocicletas, microcoches y vehículos industriales a desarrollar desde cero modelos propios. Una historia en la que aparecieron deportivos tan interesantes como el 1200 GS de 1954.

Moretti 1200GS de 1954 en Villa d’Este 2021. Fotografía: Unai Ona

No obstante, para finales de los cincuenta a Giovanni Moretti no le cuadraban las cuentas al desarrollar chasis y motores propios en modelos de tirada corta. Bajo esta situación, recurrió a su amistad con Gianni Agnelli de cara al suministro de bases por parte de FIAT. Situación que, aún respetando la independencia empresarial de Moretti, convirtió a la marca en una filial del gigante industrial especializada en versiones especiales. Algunas tan seductoras como el FIAT 128 Targa.

FIAT 128 MORETTI. LA VERSIÓN MÁS EXCLUSIVA DE LOS 128 DOS PUERTAS

Cuando en 1969 FIAT lanzó el 128 esperaba lograr justo lo que consiguió. Un éxito de ventas desde América del Sur hasta Europa pasando por Oriente Próximo gracias al carácter práctico tan propio de los automóviles del segmento C. Bajo este planteamiento, el 128 fue un sustituto perfecto para el ya de sobra amortizado 1100 así como alternativa un poco más económica al variado en su gama 124 de 1966. No obstante, el hecho de que el 128 naciera como un vehículo para motorizar a las clases populares no fue óbice para la aparición de versiones especiales.

Las dos más notables nacieron bajo el amparo de la propia FIAT con la mira puesta en un público joven sin encarecer demasiado el precio. Algo que resulta especialmente evidente en el 128 Rally de 1971. Cuya estética deportiva con carrocería de dos puertas no esconde diferencias en la mecánica respecto a la berlina. No obstante, en las variantes Sport Coupé y 3P el chasis se acortó. Mejora deportiva que fue acompañada de motores más potentes que, si bien ya existían en la gama del berlina, daban brío con sus hasta 80CV a este vehículo pensado para un rendimiento deportivo.

FIAT 128 Coupé de primera serie

Carácter que respondió a la demanda de coupés deportivos basados en modelos populares de bajo coste. Un nicho de mercado abierto con los 850 Coupé y seguido por el ya más costoso y equipado 124 Sport donde las versiones deportivas del 128 ocuparon una perfecta posición intermedia. Ofreciendo, además, una versión realmente exclusiva desde 1969 hasta 1976: la Moretti. Construida en carrocería coupé pero también en la mucho más escasa y llamativa targa. El tipo de carrocería abierta pero con las ventajas en rigidez de un coupé popularizada por Porsche en homenaje a sus éxitos en la Targa-Florio.

MUCHA ESTÉTICA PARA NO TANTO MOTOR

Desde que Agnelli empezó a suministrar chasis a Moretti éste se tomó muy en serio su labor como empresa enfocada a transformaciones de modelos FIAT. Trabajos que, aunque se realizaban en las instalaciones del carrocero en Monginevro, se ofrecían como producto oficial FIAT en su red de concesionarios. Así, como empresa subsidiaria del gigante turinés Moretti lanzaba versiones exclusivas de los nuevos modelos FIAT al poco de la presentación de los mismos. Por ello, el FIAT 128 Moretti fue presentado en 1969 a las pocas semanas de lanzarse el 128.

Diseñado por Dany Brawand -formado a la sombra de Giovanni Michelotti y autor del 850 SS Sportiva tan tributario del Dino de Aldo Brovarone- el FIAT 128 Moretti contaba con unas líneas muy llamativas. Tan llamativas que la mecánica nunca estuvo a la altura de las mismas. Pues aunque visualmente sea un deportivo el motor escogido fue el sobrio 1’1 litros del 128S con tan sólo unos 55CV. Suficiente para empujar los poco más de 780 kilos del modelo, pero incapaz de dar nervio al modelo.

Una contraposición entre estilo prestacional y comportamiento de utilitario que lastró la salida comercial del FIAT 128 Moretti. Algo que se unía al elevado precio. Aupado hasta el doble de precio de un más pequeño pero realmente práctico 127. De esta forma, de la versión targa se vendieron menos de 80 unidades según la confirmación del propio Giovanni Moretti. Mientras, el coupé sí logró mucho más éxito siempre y cuando se exportase a América. Lugar donde su exotismo compensaba la falta de nervio al volante.

Un pecado original que quiso enmendarse en 1975 con la incorporación de un nuevo motor de 1290cc procedente del 128 berlina más prestacional. Una mejora realizada demasiado tarde, ya que tan sólo un año después el FIAT 128 Moretti cesaba su producción quedando para la historia como una de las variantes más escasas de los populares 124 y 128.

Fotografías: FIAT / Moretti / Unai Ona / Bonhams

P.D. Respecto a las fotografías usadas para ilustrar una unidad del FIAT 128 Moretti Targa éstas proceden del catálogo de una subasta realizada por Bonhams con el chasis 1641124 como protagonista.

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers