Liberty 750×184

II Reunión de la Asociación Española Pegaso

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Sin duda el fin de semana del 20, 21 y 22 de septiembre ha sido una digna celebración de las jornadas de Patrimonio de la Automoción convocadas por la FEVA; reuniones de todo tipo, salones y rallyes han hecho que prácticamente sea imposible acudir a todo lo que se ha celebrado a lo largo y ancho de la Península.

De entre todos los eventos merecía la pena especialmente acercarse a Albacete por la peculiaridad de lo que allí se podía ver: más de 70 camiones clásicos, la mayoría españoles. No es la primera reunión de este tipo, pues gracias a foros y asociaciones se han ido celebrando concentraciones de industriales clásicos desde hace casi 10 años, pero hasta ahora ninguna de esta magnitud.

En este caso se trata de la II Reunión de la Asociación Española Pegaso, que ha contado con un gran nivel de participación y organización, además de poder circular los camiones clásicos por el trazado del Circuito de Albacete, lo que ha permitido ver auténticas carreras entre estos veteranos del transporte.

Una impresionante alineación de camiones clásicos bajo el fuerte sol manchego
Una impresionante alineación de camiones clásicos bajo el fuerte sol manchego

Los aficionados a este mundillo están de enhorabuena, pues año tras año se va creando una red de reuniones a nivel nacional, y cada edición con mayor número de participantes..

Actualmente en el calendario destacan la reunión anual del foro Camionesclasicos.com, el “Truck Show Festival” de Torrelavega, en Cantabria, la concentración de clásicos con motivo de las carreras de camiones en el Jarama, el rallye para autobuses Barcelona-Caldes de Montbui y finalmente, las reuniones de la Asociación Española Pegaso.

Todos estos eventos llevan ya varias ediciones exitosas, casi demasiado si tenemos en cuenta el panorama actual y la poca afición hacia los vehículos clásicos industriales que tradicionalmente ha habido en España en comparación con otros países europeos.

Uno de los varios vehículos que aportaron los organizadores, una grúa con elementos Pegaso de varias épocas
Uno de los varios vehículos que aportaron los organizadores, una grúa con elementos Pegaso de varias épocas

Centrándonos en esta reunión, la organización ha corrido a cargo de los Hermanos Parada, acostumbrados a lidiar con estas moles con ruedas ya que se dedican profesionalmente al mundo del transporte.

Los participantes acudieron desde diversos puntos de España, siendo la mayoría de Madrid y provincias limítrofes a Albacete como Alicante, Murcia o Ciudad-Real, aunque también hay quienes recorrieron largas distancias desde Segovia o Asturias.

El número superó todas las previsiones, sobrepasando los 70 vehículos inscritos. La variedad y calidad de camiones fue notable, si bien se echó de menos alguno de los míticos Pegaso “Mofletes” o “Barajas”, los dos primeros modelos comercializados por la marca española.

Aunque hubo un gran número de modelos Pegaso, se echaron de menos los antiguos "Mofletes" y "Barajas"
Aunque hubo un gran número de modelos Pegaso, se echaron de menos los antiguos «Mofletes» y «Barajas»

Son difíciles de ver y se conservan restaurados contados ejemplares, pero el hecho de que el evento lo organizase la Asociación Española Pegaso había creado expectativas. También faltaron modelos de marcas españolas como Ebro o Nazar, o alguno de los conocidos Barreiros anteriores a 1968.

Sin embargo, salvando estas ausencias mencionadas, se podía ver prácticamente todo el parque industrial clásico español, y en general en muy buen estado.

Los participantes en detalle

El puesto de vehículo más antiguo estaba disputado entre el Ford AA de 1928 propiedad de la familia Savall y el «Talbot-Hispano» cuyo chasis y radiador debían ser de hacia 1926… Claro que todo lo demás es una típica mezcla de posguerra con piezas de aquí y de allá para crear un pequeño camioncito de esos que se hacían tan necesarios en tiempos de reconstrucción, y que tan raro es ver restaurados.

Un mejunje de piezas coronado por los emblemas de Hispano-Suiza. No sabemos si aparte de esto tenía algo más de esta mítica marca española
Un mejunje de piezas coronado por los emblemas de Hispano-Suiza.
No sabemos si aparte de esto tenía algo más de la mítica marca española

Siguiendo por antigüedad estaban una ambulancia Ford F1 de 1948 perfectamente restaurada con camilla y botiquín en su interior o un Dodge Kew de principios de los 50. Este modelo inglés fue importado en buen número en nuestro país, y en la época eran conocidos como “Dodge Vaca Seca” por la peculiar forma de su capó.

Más o menos de la misma época eran los dos preciosos Leyland Comet presentes, ambos perfectamente restaurados y con muchos detalles “de época”.

Estos camiones eran de los más comunes transportando fruta y pescado por las carreteras españolas hasta los años 70, y su característico sonido pausado a ralentí despertaba los recuerdos de los espectadores entrados en años.

Precioso Leyland Comet que venía desde Granada y sonaba de maravilla[
Precioso Leyland Comet que venía desde Granada y sonaba de maravilla[

Entre los camiones clásicos “de morro” destacaba la presencia de la marca Scania, con 3 unidades de diferentes configuraciones y, a partir de aquí, prácticamente todo eran Pegasos.

Sorprendía la cantidad de unidades del modelo Comet, perfectamente restauradas y en diferentes configuraciones. Aunque sería difícil elegir, es destacable la grúa de transportes Mazo de Alzira, con sus característicos colores y muy bien conservada de origen a pesar de ser un modelo de las primeras series.

El precioso Comet de la empresa valenciana Mazo, todo un clásico del transporte español
El precioso Comet de la empresa valenciana Mazo, todo un clásico del transporte español

Entre los “Cabezones” también había donde elegir, pero sin duda hay que destacar la presencia de un rarísimo 2045, recién terminado de restaurar y con algunos detalles aún pendientes de rematar.

Su extraña configuración de tractora con dos ejes delanteros direccionales motivó que por su alto coste se fabricaran solo cerca de una docena de unidades, y hasta hace poco se pensaba que solo se conservaba una, propiedad de Transportes Municipales de Barcelona y pendiente de restauración.

Sin embargo allí estaba, otro 2045 y como recién salido de fábrica. Una cuestión controvertida sobre esta unidad es que porta unas llantas de araña planas, más modernas que las cóncavas que llevaban todos los 2045 que aparecen en fotos de época.

El 2045, una "rara avis" dentro del panorama Pegaso
El 2045, una «rara avis» dentro del panorama Pegaso

Después estaban los Pegaso Europa, los “Cabina Cuadrada”, los “Bocanegra”, Tecno, Mider e incluso cerca de una decena de Troner, que a pesar de no tener aún edad para ser considerados verdaderos clásicos ya han sido comenzados a preservarse y restaurase con sumo detalle.

En el circuito

Los tres Barreiros presentes debieron sentirse acorralados entre tanto Pegaso, pero pudieron desquitarse a gusto durante las vueltas al circuito de Albacete en las que se les vio avanzar a velocidades más que aceptables.

En este sentido las tractoras americanas fueron las más espectaculares sobre el trazado albaceteño, cosa por otra parte esperable dado que a pesar de su aspecto casi todas las presentes eran de fabricación reciente.

Dura competición en circuito entre Avia 2500 y Pegaso "Europa"
Dura competición en circuito entre Avia 2500 y Pegaso «Europa»

Los conductores de venerables camiones clásicos perfectamente restaurados no se andaron con miramientos a la hora de circular por la pista y se vivieron momentos muy interesantes sobre todo en la curva al final de la recta de tribunas.

En definitiva fue un evento espectacular se mire por donde se mire, y merecería ser seguido por cualquier aficionado a los vehículos clásicos.

La espectacularidad de ver veteranos como los Pegaso Comet o Avia 3500 luchado por adelantar posiciones en circuito al límite de sus probabilidades es una experiencia casi imposible de encontrar, así que si quieres sentirlo en directo estate muy atento para próximas ediciones. Merece la pena.

 
 

 
 

Imágenes a tamaño completo (1.280 px. aprox.)

 
 

Valora esta crónica y ¡Comenta!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Ya es viernes: Seats, Alpines y Reyes

Post siguiente:

Un demonio llamado Mefistofele