CCRJ 728×90 px
Inicio»Noticias»Festivales»Racing Legends 2017: Cambia el nombre pero no la esencia del festival valenciano

Racing Legends 2017: Cambia el nombre pero no la esencia del festival valenciano

Entre los días 11 y 12 de Marzo, en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, los aficionados a los vehículos clásicos, tanto a las motos como a los coches, pudieron disfrutar de un fin de semana de auténticas carreras como las de antes...

banner-sromagosa-750x90

TEXTO: CARLOS SANZ / FOTO: ANCHOAFOTO

Racing Legends no es un nuevo evento dentro de este mundillo, sino que es la continuación del Classics & Legends que se ha venido celebrando los tres años anteriores y que por motivos de derechos de marca e imagen no ha podido continuar con ese nombre. Pero en todo lo demás, sigue siendo lo mismo, ¿o no?

Hemos de decir que, después de tres ediciones en ascenso, este año el festival valenciano ha bajado en su oferta (al menos si lo comparamos con el certamen de 2016). Con esto no queremos decir que haya dejado de ser atractivo, ni mucho menos, pero sí que es el momento de ponerse las pilas y empezar a trabajar duro para que el año que viene se vuelva a subir un peldaño en la escalera de la calidad.

carrera coches clasicos cheste valencia
Organizando la parrilla de salida

Se ha echado mucho de menos, pero mucho, el espacio dedicado a los grandes de la carretera, a los camiones, autobuses y vehículos de bomberos clásicos. Desconocemos el motivo, pero este año no han estado los maravillosos colosos de la familia Savall y otros coleccionistas, y es algo que nos ha desilusionado a muchos.

Por otro lado, hasta el último momento se ha mantenido en el programa previsto las exhibiciones en pista de los Formula 1 históricos de los que no ha habido ni rastro, algo que no nos parece muy serio. Aunque fueran pocos, como fue el caso del año pasado, el simple hecho de escuchar uno de esos motores V8 Ford Cosworth rugir por el circuito pone los pelos de punta, algo de lo que también nos hemos quedado con las ganas.

Formula Vintage, con sabor nacional

Pero también ha habido sorpresas, y muy buenas, como la contribución en forma de exhibición de la Formula Vintage, integrada por un nutrido grupo de monoplazas históricos, muchos de ellos de la época dorada de las carreras en España. Formula III, Formula IV y campeonatos monomarca (Seat 1430 y 1800, Ford 1600 y 2000, Nissan, etc) desde los años 60 hasta el año 2000.

En esta categoría, concurrieron autos tan carismáticos y nostálgicos como el Juncosa XJ10 de 1976, el Selex ST3 de 1971, Martini Mk12 y Mk29, Van Diemen Ford 1600, varios Coloni CN1 de 1998, etc. Incluso el departamento Seat Coches Históricos llevó dos de los coches que guardan en su nave 122: El Cordobán de la Formula 1430, que pilotó Salvador Cañellas en 1970, o el recientemente adquirido Selex ST5 de Fermín Vélez de 1976.

Fue un auténtico placer verlos rodar por el trazado valenciano. Incluso en los boxes nos topamos con un Guepardo de 1967, un simpático Formula 5 con motor Ossa de 250cc.

También pudimos ver un curioso LDS Mk1 que participaba en la Formula 1 Sudafricana allá por 1963, monoplaza con el diseño de un Cooper de la época y propulsado con un motor Alfa Romeo de 1.5 litros.

Iberian Historic Endurance en Racing Legends

Un año más, la competición oficial vino de la mano de las Iberian Historic Endurance, certamen hispano-luso de resistencia de turismos y GTs, con una carrera el sábado y otra el domingo. Contó con una importante participación de 31 equipos, los cuales ofrecieron un gran espectáculo.

Además de un montón de Porsches 911 de distintas épocas y evoluciones que, como suele ser habitual en este tipo de pruebas, son los más numerosos y también los más competitivos, pudimos ver otros modelos muy atractivos de cara al espectador, como un soberbio Bizzarrini GT 5300 Corsa de 1964 que atrajo las miradas de los presentes.

También pudimos disfrutar de varios Alfa Romeos, un Alfetta GTV y dos Giulia coupe Bertone, incluyendo un precioso GTA del equipo japonés Fujita; un espectacular Jaguar E Type en color plata; un competitivo Ford Escort Mk1; un Mini Morris Cooper. Además, nos pudimos deleitar con una de las joyas del automovilismo español: Un Porsche 904 Carrera GTS que perteneció al piloto catalán Juan Fernández y que ya vimos en el concurso de elegancia del Espíritu del Jarama el año pasado.

A dos ruedas: Motos y regularidad

En un circuito como el de Cheste, llamándose “Ricardo Tormo” y con una inmensa afición al motociclismo, no podían faltar los vehículos sobre dos ruedas. Este año, por supuesto, también se contó con exhibiciones en pista de un montón de motos de GP de diversas épocas y cilindradas, así como la rodada del Territorial Circus.

El domingo, también se celebró el habitual campeonato de regularidad en el que, como es conocido, hay que estar más pendiente del cronómetro y el copiloto que del resto de competidores.

El paddock del festival valenciano

Uno de los más importantes alicientes para asistir a Racing Legends es la cantidad de vehículos clásicos de otros aficionados que pudimos ver aparcados por toda la zona del paddock, especialmente para los que acudimos a Cheste desde fuera de la provincia de Valencia. Observar la cantidad de maravillas que se concentran en las diferentes zonas destinadas a los clubes es una delicia. No tienen más que echar un vistazo a las fotografías que acompañan a este texto para hacerse una ligera idea.

Post anterior:

No te lo pierdas: Los mejores clásicos del norte y centro de Europa están este fin de semana en el Circuito del Jarama

Post siguiente:

Dunlop Sport Classic, neumáticos de alto rendimiento para coches clásicos

1 Comentario

  1. Alberto VALCUENDE TASCÓN
    Abr 6, 2017 en 19:28 — Responder

    El típico haiga de la foto es un Cadillac y no un Bell Air. Creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *