Retromovil 728×90 px
Inicio»Noticias»Concentraciones»II Concentración de clásicos en Venturada: Espectacular

II Concentración de clásicos en Venturada: Espectacular

AutoRetro Barcelona 750

banner-sromagosa-750x90

El pasado nueve de mayo, en la localidad madrileña de Venturada, a cincuenta kilómetros de la capital, tuvo lugar la segunda gran concentración organizada por el Club Clásicos Venturada, con su capitán Alberto Pérez al frente.

No se les puede negar un gran poder de convocatoria, pues la inscripción previa obligatoria y gratuita -a través de su página de Facebook o por correo electrónico- estaba cerrada meses antes del día “D”. La lista de partida superaba las 400 unidades…

No obstante, aunque no estuviese apuntado, cualquiera que quisiera acudir con su vehículo clásic@ estaba invitado, pero en ese caso no se garantizaba una plaza reservada en las zonas habilitadas al efecto. Estas estaban distribuidas por marcas a lo largo y ancho del pueblo, excepto una zona enmoquetada con alfombra verde en el aparcamiento principal, en donde fueron ubicados los modelos más exclusivos independientemente de su fabricante.

Además de tratarse de una fiesta dedicada al vehículo histórico hay que destacar el carácter altruista de la reunión, pues contó con una barbacoa solidaria que recaudaba fondos para los bancos de alimentos y así echar una mano a quien lo necesita en estos tiempos tan difíciles.

Regreso al pasado, a gran escala

Lo curioso y diferenciador de esta concentración respecto a otras es el hecho de que los coches no están ubicados todos en un mismo emplazamiento, si no que se encuentran repartidos por todo el pueblo. Aquello parecía el plató de la serie de televisión “Cuéntame”

Resultaba muy gratificante ir dando un paseo a través de la calle de los Citroen, doblar la esquina y encontrarse con unos cuantos Ford Fiesta, dejar a la derecha la Casa de la Cultura con varios Seat Ibiza y Málaga en su jardín, o llegar a la calle de los Renault, los populares R4 a la derecha, los R5 a la izquierda, los Fuego un poco más arriba… para llegar por fin donde están los R8 y R10.

Enfrente de estos últimos estaban los Seat grandes, los 124, 1430, 131 y, un poco más arriba, junto al Bar, los 1500. ¡Pero cómo! ¿Y los 600? ¿Dónde se ha visto un pueblo vintage español sin 600? Ah sí, los hemos dejado atrás, cerca de la barbacoa.

También había una zona dedicada a las motos: la plaza porticada del ayuntamiento sirvió para alojar una buena muestra de motocicletas de fabricación nacional; junto a ésta, se habilitó un pequeño circuito de trial con unos contenedores donde se realizaron algunas exhibiciones.

Regreso al futuro, volanto alto

El plato fuerte de la reunión, como hemos anticipado, se encontraba en el aparcamiento grande al principio de Venturada. Sobre la alfombra verde pudimos ver auténticas joyas, algunas de ellas de muchos quilates; la estrella fue un Porsche 959 de mediados de los ochenta, el primer supercar de calle del fabricante alemán con el que pretendió, gracias a su tracción integral, triunfar en el mundo de los rallies del grupo B. Hubo de renunciar a la tarea tras la prohibición de la categoría en la temporada de 1987 y tan solo conformarse con una única victoria en el Paris-Dakar.

A su lado un De Lorean DMC12 como el que usaba Marty McFly para viajar a través del tiempo en “Regreso al Futuro”; eso sí, le faltaba el condensador de fluzo y algunos otros gadgets que aparecían en la película…

A Venturada también acudió un impresionante Aston Martin DB6 Vantage, junto al que todo el mundo quería fotografiarse comentando “El coche de James Bond”. Uno tenía que morderse la lengua para no resultar un pedante al querer añadir: “El famoso coche de 007 es un DB5. Se parece, ¡pero no es lo mismo!”

Junto a éste había un precioso Ferrari 330 GT 2+2 negro del 66 y otros cavallinos más modernos: un Testarossa, un 328 y un 348. Les acompañaba un musculoso Porsche 911 RSR de 1974 cuyo motor emitía música celestial, algunos 911 (964) Turbo, un “Ferrari japonés”, el Honda (Akura) NSX; un imponente Packard 200 Coupe de 1951; un Chevrolet del 41; un veterano Fiat 514 verde del 29; un Audi Quattro; un llamativo Alpine A110 amarillo, y un Saab Sonet III, rarísimo coupé sueco dificilísimo de ver en nuestra geografía.

Junto a los mencionados y compartiendo aparcamiento pero ya sin moqueta, descubríamos la zona de los Porsche, de los Mercedes, de los BMW, Alfa Romeo, o de los americanos que nunca faltan como el Mustang y el Corvette. Las curiosidades estaban repartidas por aquí y por allá: un Ford Zodiac de los producidos en el Reino Unido, un Saab 96, un Volvo Amazon, un TVR Tasmin, o un Mini Moke, entre otras.

Trofeos y reconocimientos

La jornada acabó con un pequeño acto de entrega de galardones para unos cuantos participantes:

Coche más exclusivo: Porsche 959 de Javier García Revenga
Coche más llamativo: Delorean DMC12 de Gustavo Rodríguez de Cos
Coche más antiguo: Fiat 514 (1929) de José Luis Álvarez
Coches de colección: Antonio Silva
Moto más exclusiva: SB (Sánchez Bueno) de Antonio Vallejo.
Moto más antigua: Cucciolo 48 (1948) de Andrés Benzal
Motos de colección: Antonio Vallejo
Club más numeroso: Clásicos del Casar

Y algunos homenajes:

40 Aniversario GOLF GTI Mk1
30 Aniversario Alfa Romeo 75
30 Aniversario Seat Ibiza / Málaga
Antonio Albacete. Por su trayectoria en el Automóvil
Julio Gargallo / Porsche. Dos mitos del automóvil juntos.
Socios de honor “Club Clásicos Venturada”: Antonio Silva y Antonio Vallejo
Ayuntamiento y vecinos de Venturada. Por su hospitalidad.

Y así acabó una maravillosa jornada dedicada al mundo de los clásicos. Tan sólo nos queda felicitar a la organización por un excelente trabajo y animarles a continuar con esta iniciativa en el futuro, mejorando en la medida de lo posible; desde luego se lo “curraron”, han dejado el listón tan alto que no va a ser tarea fácil.

Estaremos atentos para la siguiente convocatoria en su página de Facebook.

Post anterior:

Harley-Davidson VL '35: El ocaso de una leyenda

Post siguiente:

ERMEvents organizará Auto Retro Barcelona

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *