ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Concursos de elegancia»Concorso d’Eleganza Villa d’Este 2016: De Lujo

Concorso d’Eleganza Villa d’Este 2016: De Lujo

Como cada año desde 1929 – con interrupciones, eso sí- las inmediaciones del lago Como en Cernobbio, Italia, han sido testigos de uno de los eventos más glamurosos del mundo dedicado a los automóviles clásicos...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

TEXTO: FRANCISCO CARRIÓN / FOTOS: UNAI ONA

Ya van 87 años desde aquella primera edición de Villa d’ Este y 12 desde que la marca BMW entrase como principal patrocinador, lo cual le dio el empujoncito definitivo para convertirse en lo que es ahora: El concurso de elegancia más respetado de toda Europa.

En esta última edición, celebrada entre los días 20 y 22 del reciente mes de mayo, se pudo disfrutar de 52 magníficos vehículos históricos, amén del incomparable entorno que suponen las localizaciones entre el famoso Gran Hotel Vila d´Este –que da su nombre al concurso- y el parque adyacente de Villa Erba.

Villa d’ Este, ¿Best of Show o Coppa d’ Oro?

El lema de este año era “Vuelta al futuro-El viaje continúa”, sin duda un homenaje al centenario de BMW. La marca patrocinadora, como suele, presentó un nuevo prototipo de aire retro. Esta vez se ha tratado del BMW 2002 “Hommage”, un concept car que revisa el mítico modelo de los años 60. Y como cada edición, no era la única marca que presentó prototipos o novedades de alto copete. Por allí también se pudieron ver el Mazda RX Vision o el Bugatti Chiron, entre muchos otros.

Pero como de lo que aquí se trata es de hablar de coches clásicos, entremos en materia con los principales vencedores de la edición 2016. El trofeo “Best Of Show” otorgado por el prestigioso jurado ha ido esta vez para un soberbio Maserati A6 CGS Pinin Farina de 1954. La unidad presente, aparte de su evidente belleza, estaba descrita en el catálogo como la más original de las 4 unidades fabricadas, y además fue el coche presentado en el Salón de Paris de 1954. Tras esto, también fue inscrito en las Mille Miglia del año siguiente.

No menos pedigrí tenía el ganador de la “Coppa d´Oro Villa d´Este”, una especie de co-primer premio que sin embargo se otorga mediante la votación del público, y que es un galardón tan deseado o más como el “Best of Show”.  En este caso, el vehículo agraciado fue un rarísimo Lancia Astura Serie II de 1933 con una carrocería especial aerodinámica obra del famoso carrocero italiano Castagna.

Este mismo automóvil ya participó en Villa d´Este en 1935, e incluso fue propiedad del hijo del mismísimo Benito Mussolini. Su orgulloso propietario actual, Antonius Meijer de Holanda, acaba de terminar la restauración de esta unidad que estaba desaparecida desde el cierre del museo de la colección Rosso Bianco, de la cual formaba parte.

Eso sí, no ha debido ser nada sencillo devolverle su apariencia original, pues mientras estuvo expuesto en el museo alemán este coche lucía numerosas transformaciones en el frontal, llantas que no le correspondían y todo tipo de aditamentos inapropiados tales como unos horrorosos paragolpes tubulares.

Muchos premios, algunos difíciles de adjudicar

Entre los numerosos premios que se reparten a diestro y siniestro entre los participantes habría que destacar el premio FIVA al vehículo mejor preservado, que fue para el Alfa Romeo Giulietta SZ Coupe Zagato de 1961. Su propietario, el famoso coleccionista milanés Corrado Lopresto, se permitió rizar el rizo presentándolo en una extravagante “medio restauración” que en realidad no era tal, pues debajo de la pintura blanca de la zona supuestamente reparada aún se apreciaban serias imperfecciones.

Una elección sin duda arriesgada por parte del jurado, pues en esta categoría también participaba un impresionante Maserati 200 SI de 1957 conservado totalmente “en su salsa”, quizá más merecedor del premio.

Por lo demás, calidad y variedad, como siempre. Desde el más antiguo, un majestuoso Delage CO de 1920 hasta el muy llamativo Lamborghini Bertone Athon de 1980 de líneas aún hoy futuristas, pasando por una selección de coches de Rallye entre los que se podía encontrar un Mini Cooper de Monte Carlo o un Ford Escort RS 1600.

Coches españoles en Villa d’ Este

Para terminar comentaremos el “material español”, que en esta edición era notable. Primero el precioso Ferrari 225 S Spider Vignale de 1952 llevado por un coleccionista patrio, también con un notable pedigrí en competición. Luego, el Alfa Romeo RL de 1925 carrozado por J.Farré en Barcelona, que aunque aún porta su matrícula original de las Islas Baleares ahora es propiedad de un aficionado alemán.

Este coche ya participó hace unos años a manos de otro coleccionista español, y los únicos cambios visibles han sido sus neumáticos Michelin que sustituyen a los ya añejos Phirelli Hispania que lucía hasta ahora.

Alfa Romeo RL Normale Farré de 1925, aún con su matrícula española
Alfa Romeo RL Normale Farré de 1925, aún con su matrícula española

Y como viene siendo norma en los concursos de elegancia de las últimas temporadas, no podía faltar la presencia de un Pegaso Z-102. En este caso se trataba de la Berlineta Enasa #2 de 1951 tan conocida por haber sido expuesta en varios eventos españoles y extranjeros últimamente.

Su nuevo propietario, un coleccionista belga, le ha quitado sus matrículas españolas de toda la vida en favor de esas antiestéticas placas modernas que se pueden ver en las fotos, pero por lo demás el coche está tal y como se merece, perfecto por dentro y por fuera.

Y como solemos decir, una imagen vale más que mil palabras, y eso sólo puede solucionarse viendo las magníficas fotos de Unai Ona que acompañan a este artículo. Que las disfrutéis.

Catawiki 750
Post anterior:

Compra este Chevrolet Camaro Z/28 chamuscado por 5.000 dólares

Post siguiente:

Malas noticias: París prohíbe la circulación de vehículos con más de 20 años