banner-sromagosa-750x90

TEXTO: CLASSIC AUTO / VÍDEO: MANAGE MOTOR / FOTOS: JAVIER ROMAGOSA

La octava edición de Classic Auto, Salón Internacional del Vehículo Clásico, se celebró en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo del 24 al 26 de febrero y dedicó especial atención al vehículo popular y al deporte del motor. El Seat 600 fue uno de los protagonistas de esta edición, por ser el motor evocador de recuerdos de muchos de los visitantes.

La firma de Martorell presentó una exposición con cuatro modelos que representaban momentos importantes en el proceso de producción de este popular automóvil que se extendió entre 1957 y 1973. Así se pudieron ver ejemplares de las series N, D, E y L.

Seat completó su presencia en Classic Auto con una exposición conmemorativa del Rallye de Montecarlo de 1977, prueba en la que dos 124 1800 grupo 4 se clasificaron en tercer y cuarto puestos absolutos, lo que representó el primer gran resultado de un equipo español en los rallyes internacionales. Pudimos admirar uno de estos deportivos, el de Cañellas y Ferrater, junto a un 1430 y un 127, ambos, también, participantes en esta prueba hace 40 años.

Abarth concurrió este año por primera vez al Salón de Clásicos de Madrid y lo hizo con una apuesta netamente deportiva, el 124 Spider, que enfrentó en versión clásica y moderna. Además, se rodeó de diversas unidades que avalan su trayectoria histórica en el mundo de los rallyes. El Director de Comunicación del Grupo Fiat, Guillermo Alfonsín, se encargó personalmente de presentar el nuevo coche de la marca del escorpión.

A su lado lucían otros exponentes del deporte del motor como la rara Ginetta G15 de la agencia de comunicación Manage Motor y del taller de restauración Classic Car Restoration Jarama, y las temibles réplicas de Showcar; y justo en el otro lado del pabellón lo hacía el magnífico Ricart de los años 20 que está restaurando Saica (ya os enseñaremos más abajo…)

Porsche renovó, un año más, su compromiso con el segmento clásico y en el marco de Classic Auto Madrid hizo entrega del premio del III Concurso de Restauración al que concurren los concesionarios de la marca. El galardón se lo llevó el Centro Porsche Madrid Norte por la restauración de un Porsche 356B de 1962 que se exponía en el stand.

La firma alemana celebró, además, el 40 aniversario del 928, un gran turismo coupé, que combinaba la potencia y conducción de un deportivo con el refinamiento y el equipamiento de un sedán de alta gama.

Classic Auto 2017: Variedad a dos y cuatro ruedas

La oferta expositiva de Classic Auto presentaba joyas de la automoción de marcas como Aston Martin, Mercedes, Jaguar, Mercedes, Hispano Suiza, Rolls Royce y Packard, entre otros. Pudimos admirar algunas piezas muy especiales como un Mercedes 600 Pullman de 1973, un vehículo de representación de más de seis metros de largo y seis puertas; un Packard 120 Coupe Cabrio de 1936, un vehículo lujoso y exclusivo que encandiló en su momento a políticos, actores y ejecutivos; un Hispano Suiza H6C Sport de los años 20, que se muestra en proceso de restauración con su chasis de madera; o un Isotta Fraschini carrozado por Castagna de 1930.

En el segmento de las dos ruedas también nos dimos un paseo por la historia. La exposición presentaba motocicletas de todos los tiempos: de preguerra, de postguerra, de los dinámicos sesenta y de los consolidados setenta y ochenta; de todos los segmentos: urbanas, de campo, de competición, …; y de un sinfín de marcas nacionales e internacionales (Bultaco, Montesa, Vespa, Harley Davidson, Norton, Ossa, Derbi, Yamaha, Suzuki, BMW, Lube, Lambretta, etc.).

Actividades lúdicas y conmemorativas

El Cuerpo de Bomberos de Madrid mostró en esta edición dos vehículos históricos, un Delahaye de 1934 y un Dennis de 1949 y realizaron varios simulacros de excarcelación de heridos en accidente de tráfico. Por su parte, la Fundación Don Rodrigo participó con una exposición de vehículos militares de la segunda guerra mundial.

Mucha emoción se vivió en el homenaje que Classic Auto Madrid realizó al piloto Emilio de Villota, con motivo del 40 aniversario de su victoria con un Fórmula 1 en el circuito de Mallory Park en 1977. Tuvimos la posibilidad de admirar, recién restaurado, el Lyncar-Ford 006 que impulsó al piloto madrileño hacia el primer puesto del cajón en esa carrera. De Villota mantuvo, además, una animada charla coloquio con aficionados, en la que repaso su experiencia en los circuitos de F1.

Classic Auto Madrid logró reunir a más de una veintena de pilotos impulsores de la época de oro del Campeonato de España de Velocidad, aquella que transcurrió entre 1977 y 1982, cuando la Yamaha TZ que había “democratizado” el mundial de motociclismo, extendía su influencia por España.

Bregados en las pruebas de velocidad y resistencia, escuchamos las opiniones, en una clase magistral de motociclismo, de pilotos como Carlos Morante, Andrés Pérez Rubio, Fernando González Nicolás, Pedro Parajua, Josep María Mallol, Pedro Cegarra y Joaquin Orts, entre otros. Junto a ellos, tuvimos la oportunidad de ver una selección de las motocicletas que dieron gloria a deportistas y aficionados de la época de oro de CEV.

Concurso de Elegancia y Restauración en Classic Auto Madrid

El Salón de Clásicos acogió una nueva edición de su ya tradicional Concurso de Elegancia, que este año se centró en los automóviles descapotables anteriores a 1955. Concurrieron ocho espectaculares vehículos, pero solo uno podía ser el ganador, y ese honor se lo llevó el Isotta Fraschini representado por Francisco Pueche. El premio a la mejor puesta en escena fue para el Chrysler 77 de 1930 de Elías Moreno.

El Concurso de Restauración de Motocicletas anteriores a 1970 se celebró en la tarde del sábado. El jurado determinó que el premio en la categoría de serie fuera para una MV Agusta Sella de 1964, en la sección sport obtuvo el galardón una Montesa Impala de 1970 y en ciclomotor el reconocimiento recayó en una Ducati 48 Sport de 1970.

El programa de actividades paralelas de Classic Auto Madrid 2017 incluyó la celebración de una veintena de actos. A los ya relatados hay que sumar la celebración de dos mesas de debate, una de ellas, organizada por la revista Coches Clásicos, giró en torno a la figura de Fangio y la otra, articulada por la publicación Motor Clásico, se centró en el Rallye de Montecarlo y contó con la participación de Salvador Canellas.

Nos visitaron los Zapp, una familia argentina que lleva desde el año 2000 recorriendo el mundo a bordo de un Graham-Paige de 1928. En 17 años de travesía han estado en los cinco continentes y visitado más de 70 países. Los Zapp explicaron a los visitantes de Classic Auto las claves y anécdotas de su largo viaje.

El Salón acogió también las presentaciones del Campeonato de España de Rallyes para Vehículos Históricos de la RFEDA y el calendario de actividades deportivas para 2017 del programa de carreras Historic Endurance.

Se entregó el premio Golden Car of the Year’ 80s, galardón al que optaban los modelos automovilísticos que lograron clasificarse en los tres primeros puestos del certamen anual entre 1981 y 1990, que recayó en el Peugeot 205 que fue el segundo clasificado en la convocatoria de 1984. El Salón también auspició la presentación del libro fotográfico “W123” sobre el modelo de Mercedes, obra del fotógrafo José Pardo y con textos del periodista Rubén Santamarta.

Post anterior:

Crónica: Racing Legends 2017

Post siguiente:

Alfa-Romeo, por todo lo alto en Chanoe

1 Comentario

  1. Mauricio Gómez Matallana
    Mar 30, 2017 en 21:31 — Responder

    Que envidia de la buena, poder mirar y admirar ese evento de autos ( Coches ) antiguos en Madrid-
    Se deleita uno viendo ejemplares que creo nunca vinieron a Colombia.

    Un admirador

    MAURICIO GÓMEZ MATALLANA
    Cali, Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *