CCRJ 728×90 px
Inicio»Noticias»Concentraciones»Alfa-Romeo, por todo lo alto en Chanoe

Alfa-Romeo, por todo lo alto en Chanoe

La última edición de 'Clásicos en Chanoe' ha sido francamente impresionante. Uno de los mejores despliegues de Alfa-Romeo que hayamos visto...

banner-sromagosa-750x90

TEXTO: CARLOS SANZ / FOTOS: ANCHOAFOTO

En el panorama clásico madrileño, una de las concentraciones que ha tomado mayor auge en los últimos tiempos ha sido la que se celebra todos los segundos domingos de cada mes en la Sala Chanoe, junto al Hotel NH de la Ciudad de la Imagen, en Pozuelo de Alarcón.

Desde hace ya algún tiempo ‘Clásicos en Chanoe’, que es como se ha denominado a la reunión, tiene un carácter monográfico: Cada mes se dedica a una marca o a un modelo en concreto. Por ejemplo, el mes pasado le tocó el turno al fabricante británico Triumph, otra vez fue a los BMW M3, a la clase SL 107 de Mercedes… etc.

Esto quiere decir que los coches que se exponen en el interior de la sala y en el aparcamiento próximo estarán relacionados con la temática del día, pero al resto de zonas podrán acudir vehículos clásicos o singulares de cualquier otra marca o modelo.

reunion clasicos pozuelo
Alfa Romeo Giulia 1750 GT Veloce con preparación GTAm, a la entrada de la reunión

Además de la sala, Chanoe acaba de abrir un restaurante adyacente dedicado al mundo del motor en el que se prevé, entre otras cosas, dar soporte activo a los clubes de aficionados. Poco a poco los dueños del complejo están construyendo una pequeña ciudad del motor que aspira a convertirse en un referente del automovilismo clásico en Madrid. La reunión de la que hablamos hoy es su evento principal.

No hay que confundir ‘Clásicos en Chanoe’ con ‘American Chanoe’, otra concentración que, aunque tiene lugar en el mismo sitio, se celebra los cuartos domingos de mes y, desde su origen, tiene una temática de motos y autos clásicos americanos.

reunion clasicos pozuelo
Tres deportivos de los 90 esperando para entrar, un GTV y dos Spider. Pasan por el Motor Bar

Il Cuore Sportivo latió con fuerza en Chanoe

La convocatoria del pasado domingo 12 de Marzo tuvo como protagonistas todo tipo de modelos, clásicos y no tanto, del fabricante transalpino Alfa Romeo. Ya se sabe que la marca milanesa tiene muchos incondicionales y, por supuesto, estos no defraudaron, pues fue una de las mejores concentraciones que se han visto en Chanoe. Aunque… tengo que reconocer que no soy muy objetivo pues, aunque actualmente no tengo ninguno de sus coches, me considero un gran fan de la marca.

Richard Gere, en la película Pretty Woman, le decía a Julia Roberts: “La reacción de la gente la primera vez que ve una ópera es muy espectacular: O les encanta, o les horroriza. Si les encanta será para siempre; si no, pueden llegar a apreciarla pero jamás les llegará al corazón”. Pues, salvando las distancias, y si se me permite la comparación, algo muy parecido le ocurre a quien conduce un Alfa Romeo por primera vez, sobre todo si se trata de un clásico: Les aseguro que, cuando uno se engancha, lo hace para siempre. ¿Será por il Cuore Sportivo?

alfa romeo chanoe
Es difícil resistir se a los encantos de un Alfa. Es lo que nos pasó el pasado domingo con esta Giulia GTC de 1965

Una impresionante muestra de Alfa-Romeo

Hay que felicitar a los organizadores de la “quedada” por su poder de convocatoria, pues atrajeron a bastantes aficionados, propietarios o no de un Alfa. Sobre todo, consiguieron reunir unas magníficas y muy representativas unidades.

Si, ya sé que faltaban modelos importantes, pero hay que tener en cuenta que estamos en España y, aunque nos pese, aquí es difícil recabar piezas de la marca de antes de la guerra, o modelos como TZ, Freccia d´oro, Villa d´este, 6c 2500, etc, que haberlos haylos, pero cuesta sacarlos de sus garajes.

Dentro del recinto, bajo techo, estaban las mejores piezas en exposición. Destacaban dos, principalmente por su interés como auto coleccionable: Por una lado un elegantísimo 2600 Spider carrocería Touring de 1961 en color azul marino, el cual contaba con una espectacular restauración; y, por otro, el controvertido SZ de 1991, apodado en su día como “il mostro” el cual, por su atrevido diseño, no convenció a mucha gente. Sin duda, ayudado por el paso del tiempo, actualmente es mucho más que apetecible.

Les acompañaban un precioso Giulietta Sprint de los 50; dos GTV6 de los 80, uno de ellos con accesorios Zender de época muy interesante; un Sprint, un Spider del 96 y un 4C de la gama actual.

En otra de las salas se exhibían tres coquetos Spider en los colores de la bandera italiana, uno blanco de los primeros, un Duetto de los 60 apodado como ‘coda de sepia’, y dos 2000 Veloce de principios de los 70.

En la galería porticada del edificio se encontraba otra exposición con más excelentes unidades. Varios Giulia GT Bertone de las diferentes series fabricadas lucían palmito, uno de ellos preparado para Rally y dos GT 1300 Junior con matrículas canarias.

También pudimos ver un Alfasud Quadrifoglio Oro (vehículo dificilísimo de ver actualmente), un 33 Quadrifoglio Verde de la primera serie, un Giulia actual y, por último, un codiciadísimo e impecable 75 Turbo Evoluzione.

Las macchinas del aparcamiento

En el exterior también había excelentes unidades, como un Giulietta Spider blanco de la primera serie (1956), de batalla corta, identificable por no llevar falsas ventanillas dervabrisas en las puertas. Junto a él un escaso Giulia GTC verde de 1965 con matrícula contemporánea de Madrid. Y también un Giulia 1750 GT Veloce preparado para competición (réplica GTAm) en color negro mate vinilado y un Alfasud Ti de circuito (réplica Trofeo).

En el aparcamiento de al lado no paraban de entrar y salir innumerables alfas de todos los tiempos, como varios Sprint Veloce, 75, GTV de los ochenta y de los noventa, un impecable 166, algún 156 y, como es lógico, bastantes modelos modernos, Giulietta, Mito, 159, etc. Incluso aparecieron dos Giulia actuales (serie 952) Quadrifoglio Verde; si, el pepino de motor V6 Turbo con 510cv.

En Abril, más en Chanoe

Saliendo ya al otro aparcamiento interno, situado delante del Hotel NH y de la sala, estaban estacionados un montón de coches clásicos de otras marcas: Mercedes SL, Austin Mini Cooper S Mk1, Cord 810, Cadillac Coupe de Ville del 68, un precioso Ferrari 308 GTB y unos cuantos autos más. Brillaba con luz propia un Porsche 911 S impecablemente restaurado.

Y por último, en el parking del Carrefour -situado en la parcela de al lado-, como viene siendo habitual, un montón de coches que no caben en las zonas anteriores. Aquí encontrábamos los típicos y adorables clásicos populares y alguna que otra sorpresa, como un impresionante Rolls Royce Corniche en un espectacular color verde metalizado.

Nos consta que los organizadores ya se han puesto manos a la obra para la siguiente convocatoria, la cual, nos ha dicho un pajarito, seguramente estará dedicada al Marcedes SL R129. Seguro que merecerá la pena acercarse.

Post anterior:

Classic Auto 2017: Crónica

Post siguiente:

Fallece John Surtees, único campeón mundial de motociclismo y de F1

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *